0

descansar A los gatos les encanta descansar tranquilos

A los gatos les encanta descansar tranquilos, cómodos y sin sobresaltos, a veces suele ser una corta siesta y otras un sueño profundo, aunque más bien son de echarse siestas cortas pero muy a menudo, lo cual los lleva a unas diez horas diarias repartidas a lo largo del día, el resto lo dedican a acicalarse y cazar.

Sin embargo cuando hablamos de un gato casero que no tiene que buscarse la comida puede llegar alcanzar las 18 horas de siesta o descanso, de ahí un gato en casa lo veamos la mayor parte del tiempo dormido en algún lugar de la casa, de ahí la importancia de proporcionarle un lugar de descanso cómodo.

0

gato van turco Cuándo pedir ayuda veterinaria

Nuestros gatos, a lo largo de su vida, necesitarán pasar por la tan temida clínica veterinaria. Ese lugar al que tanto les disgusta, pero que sin embargo, en determinados momentos no queda más remedio que acudir.

Si es la primera vez que convives con uno de estos magníficos animales, te voy a explicar cuándo pedir ayuda veterinaria.

0

gato blanco ojos dispares Cómo cuidar a mi gato sordo

La sordera felina es un problema que, si bien nos obligará a cambiar un poco nuestros hábitos, realmente no debería de verse como un defecto del gato. Como vamos a ver a continuación, la pérdida auditiva no es un impedimento para que el animal pueda llevar una vida completamente normal.

Así pues, si te estás preguntando cómo cuidar a mi gato sordo, aquí encontrarás la respuesta.

0

bolas de pelo Cómo prevenir las bolas de pelo

El gato es tan coqueto que se pasa muchas horas acicalando para mantener la higiene de su pelaje y como una prevención para su salud. Sin embargo tiene su parte negativa, esta limpieza le convierte en un verdadero tragador de pelo que va directamente a su aparato digestivo formando las temidas bolas de pelo.

Esta acción es inevitable porque el propio gato las ingiere a golpe de lametazo, sí podemos mermarlo si lo cepillamos diariamente para quitarle todos los pelos muertos y que va soltando. Además los gatos domésticos sueltan más cantidad de pelo que aquellos que viven en completa libertad o el campo.