0

Gato gris

Hasta hace pocos años, y todavía hoy, se usaban métodos que, más que ayudar al gato, empeoraban la situación, ya que lo volvían un animal inseguro, que le tenía miedo a la persona que se suponía debería de cuidarlo y, por lo tanto, no sólo hacía sus necesidades fuera de la bandeja, sino que además podía volverse agresivo fruto del miedo y de la inseguridad que sentía.

Restregarle el morro por la orina, pulverizarlo con agua, darle un toque (o pegarle) con un periódico u otro objeto, etc. son métodos que no funcionan y que no han funcionado nunca. Evidentemente, si vemos que su vida puede estar en peligro, por ejemplo, si está a punto de saltar por la ventana, entonces sí que haremos lo que sea para alejarlo de esa situación, pero por lo demás, es importante saber cómo educar a un gato.

2

Gatos amigos

De los gatos se dice que son animales muy territoriales y que, si desde siempre han sido los únicos peludos que han vivido en un hogar, difícilmente aceptarán a otro de su especie. Pero, ¿es eso cierto? No del todo. Sí que son muy territoriales, hasta el punto de que para ellos, tu casa es en realidad su casa, que deben de proteger a toda costa de cualquier intruso, pero con paciencia por parte del humano, pueden hacerse amigos de otros gatos, independientemente de si son machos o hembras.

En el caso de que los dos sean machos o los dos hembras, no te voy a engañar, cuesta un poco más, pero se pueden llevar bien.

0

Gatito

Desde siempre se ha creído que los gatos eran unos animales a los que era imposible adiestrar. Y, en efecto, son muy independientes en este sentido, y siempre quieren hacer lo que más les apetezca. Pero también es verdad que pueden aprender órdenes sencillas y, de hecho, éstas son fundamentales para una buena convivencia, pues no podemos dejar que nos arañe ni nos muerda, ya que nos podría hacer daño.

Así pues, si quieres empezar a educar a tu peludo, aquí tienes una serie de consejos para adiestrar a un gato.

0

Gato naranja

Los gatos están hechos para cazar, algo que hacen siempre que tienen ocasión, ya sea durante las sesiones de juego, o cuando se les deja salir a dar una vuelta. Pero, ¿por qué traen animales muertos a casa? No es un comportamiento nada agradable, sobretodo cuando su presa aún está viva, pero todos los que convivimos con un felino al que le gusta salir, tenemos que tratar de sobrellevar esta situación de la mejor manera que podamos pues, lamentablemente, no es algo que se pueda impedir.

Ni siquiera si nos aseguramos de que se vaya con el estómago lleno podremos hacer nada, excepto permanecer tranquilos. Es un comportamiento natural de ellos, y contra eso poco se puede hacer.