¿Cuántos latidos por minuto es normal en un gato?

Escucha a tu gato

El gato es un peludo que, cuando le pones la mano en el pecho para sentir los latidos de su corazón, lo primero que notas es que late a un ritmo mucho más rápido que el de los humanos. Tanto es así que no es de extrañar que te preguntes si eso es normal, o si es que realmente le está pasando algo que ignoras.

Este gesto está genial hacerlo de vez en cuando, ya que puede nos puede ser útil para detectar si nuestro amigo de cuatro patas tiene alguna padencia. Pero claro, para eso es importante además averiguar cuántos latidos por minuto es normal en un gato. Así que de esto vamos a hablar a continuación.

¿Cuál es la frecuencia cardíaca normal en un gato?

Descubre cuántos latidos por minuto es normal en gatos

Los latidos del corazón de tu gato dependerá mucho de la edad y del tamaño. La frecuencia cardíaca normal del gato se encuentra entre 140 y 220 pulsaciones o latidos por minuto. En el caso de los gatos la frecuencia cardíaca es más alta que en perros. En los perros esta oscila entre 60 y 180 pulsaciones por minuto.

Normalmente, cuando son más jóvenes los gatitos su metabolismo es más rápido, por ende, su frecuencia cardíaca es más alta. Es decir, su corazón late más veces por minuto. Y conforme van creciendo su metabolismo disminuye, y teóricamente, su frecuencia cardíaca también disminuye.

Los latidos por minuto en un gato no es lo único a tener en cuenta

Cuida de tu gato

Antes de nada, comentarte que la frecuencia cardíaca es un parámetro fisiológico fundamental a la hora de evaluar cómo está de salud tu gato. Sin embargo, no es el único parámetro fisiológico que hay que tener en cuenta.

Junto con la frecuencia cardíaca que tiene tu gato también hay que tener en cuenta:

  • Frecuencia respiratoria (FR): 20-42 respiraciones/min)
  • Tiempo de relleno capilar (TRC) : < 2 segundos
  • Temperatura corporal (Tª) : 38-39,2 ºC
  • Presión arterial sistólica (PAS) : 120-180 mm Hg
  • Presión arterial media (PAM) : 100-150 mm Hg
  • Presión arterial diastólica (PAD) : 60-100 mm Hg
  • Producción de orina (OUTPUT URINARIO) : 1-2 ml/kg/h

¿Cómo puedo medir estos parámetros en mi gato?

De los parámetros anteriores puede medir en casa cómodamente el tiempo de relleno capilar, la frecuencia respiratoria y la temperatura si fuera necesario.

El tiempo de relleno capilar se observa en las encías de nuestro gato. Al presionar con un dedo en la encía el área presionada se pondrá de color blanco. Lo que tenemos que observar es cuánto tiempo tarda en volver a tornarse roja.

La frecuencia respiratoria la puedes ver fijándote en el tórax de tu gato. Ponlo de pie sobre sus cuatro patas, o bien, tumbado sobre un costado. Una vez lo tengas en esa posición fijate en las veces que expira, es decir, las veces que su tórax se hincha. Como sé que es complicado mantener a un gato un minuto quieto en esa posición te voy a explicar otra forma. Coge un cronómetro, el que incluye tu smartphone te sirve, y cuenta las veces que se hincha su tórax durante 15 segundos. El número de respiraciones que haga en ese tiempo multiplícalo por cuatro y ya tienes las respiraciones por minuto de tu gato.

La temperatura la puedes medir si fuera necesario con un termómetro de punta flexible. Es recomendable que uses un poquito de vaselina ya que la punta del termómetro se le introduce en el culete para tomar su temperatura corporal. Es algo que no suele gustarle y que les estresa, por tanto no te recomiendo que le tomes la temperatura a no ser que tu veterinario lo considere estrictamente necesario.

En el caso de la frecuencia cardíaca lo que se nos viene a la cabeza es poner la mano sobre su tórax, en el lado izquierdo entre la tercera y cuarta costilla, buscando el corazón. Pero realmente resulta más fácil medir la frecuencia cardíaca en la vena safena.

¿Dónde está la vena safena y cómo mido los latidos de mi gato?

Los gatos son comunicativos, escúchalo

La posición más cómoda para medir la frecuencia cardíaca en la vena safena es poniendo a nuestro gato sobre sus cuatro patas, aunque también podemos hacerlo con el gato tumbado en horizontal sobre uno de sus costados.

Una vez que tengas a tu gato en alguna de estas posiciones vete a una de las patitas traseras, a su muslo. Pon tu mano con el dedo pulgar en la parte externa del muslo y los otros cuatro dedos en la parte interna del muslo. Notarás perfectamente el pulso. Al igual que con la frecuencia respiratoria toma un tiempo de 15 segundos y el número de latidos que te de lo multiplicas por cuatro.

¿Por qué puede tener anormal mi gato la frecuencia cardíaca?

Cuida de la salud de tu gato

Los latidos del corazón de un gato pueden verse afectados por diversos factores. Sin embargo, esto no siempre significa que nuestro pequeño tenga problemas de corazón. A continuación te pongo un listado de situaciones más frecuentes en las que nuestro gato puede tener la frecuencia cardíaca anormal:

  • Si se encuentra en una situación de estrés.
  • Si se encuentra jugando.
  • Tiene fiebre.
  • Tiene obesidad
  • Problemas de hipertiroidismo.
  • Si padece diabetes.
  • Si tiene algún problema de la circulación sanguínea o de corazón.
  • Si está deshidratado.
  • Si tiene dolor.
  • Si sufre intoxicación o envenenamiento.

¿Cuándo ir al veterinario?

Lleva a tu gato al veterinario

A veces no es nada fácil saber si el gato está enfermo del corazón o no, ya que el felino es un experto cuando se trata de ocultar el dolor. Ahora bien, tal como he comentado en el apartado anterior, la frecuencia cardíaca no es lo único que tenemos que tener en cuenta.

Ve a tu centro veterinario de confianza si notas que tu gato está aletargado, apático, que se muestra malhumorado, que no come o come menos que antes, o come convulsivamente. Incluso si bebe agua excesivamente o no bebe nada. El motivo es que los gatos cuando no se encuentran bien una de las primeras causas que tienen muchos es que se encuentran más malhumorados, bufan más. Incluso puede que te arañe al intentar tocarlo o cogerlo, cuando antes no lo hacía. Otro motivo de consulta puede ser cuando no evacuan en su arenero y lo hacen en otras partes de la casa, muchas personas piensan que el animal lo hace por fastidiar, pero lejos de ser eso, es más bien un indicativo de que algo no va bien en tu gato.

También si observas que tu gato pierde la coordinación de las patitas al andar, que saliva excesivamente, que vomita espuma o tiene diarreas, acude urgente a tu veterinario. Puede tratarse de un caso de intoxicación o envenenamiento y no hay tiempo que perder. Y no hay más que decir que si se trata de un gatito con menos de un año todo se vuelve más urgente porque son más vulnerables a cualquier cosa que le suceda.

Espero que te haya sido útil este post. Y recuerda que no hay que dejar pasar el tiempo. Su vida podría correr peligro.


2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   angelica dijo

    mi gato esta solo sentado sin hacer nd y su respiracion es mas de 30 por minuto que enfermedad tiene ?

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Angelica.
      Debes de llevarlo al veterinario lo antes posible. Solo él podrá decirte con exactitud qué enfermedad padece, y cómo tratarla.
      Ánimo.