Trastorno pica en gatos

Las gatas en celo necesitan cuidados especiales

La pica en gatos es un trastorno del que no se suele hablar. Aunque se conocen los síntomas y se pueden intuir las causas, no siempre es fácil detectarlo. A menudo se confunde con estrés, o como algo causado por la falta de estímulos, pero lo cierto es que este es un problema mucho más grave que todo eso. De hecho, si no se toman medidas les puede costar la vida.

¿Cuándo sospechar que nuestro querido gato lo padece? Teniendo en cuenta que es una enfermedad muy seria, es importante hacerse esta pregunta. Así que a continuación espero resolvértela.

¿Qué es la pica en gatos?

La pica es un trastorno que se caracteriza porque el animal muerde, mastica e incluso puede ingerir cosas que no son comestibles: plásticos, cartón, telas,… lo que encuentre en su camino. Esto puede ser muy peligroso, ya que como todos sabemos ninguno de esos materiales (papel, cartón, etc.) son comestibles.

Es más: en el caso de que sean ingeridos, existe el riesgo de que queden obstruidos en alguna parte de su cuerpo, y si eso ocurre, el animal va a tener dificultad para respirar, hacer sus necesidades y molestias y/o dolor.

¿Cuáles son las causas?

Existen varias causas de pica en gatos. Conocerlas todas es fundamental para entender el trastorno y, también, a nuestro querido gato:

Separación temprana de la madre y hermanos

El gatito necesita estar con su familia biológica por lo menos durante los tres primeros meses de edad. Su madre es la que le enseña a regular la fuerza de la mordida, cómo comportarse, y además lo mantiene protegido de posibles enemigos. Cuando juega con ella y/o con sus hermanos aprende a respetar los límites que les van poniendo, a atrapar a su »presa», y a descubrir en quién puede o no confiar.

Si se separa antes de esa edad, el felino deja de tener la figura gatuna de la cual tendría que aprender todo lo que implica ser un gato.

Mala alimentación

Mala o desequilibrada. El gato es un animal carnívoro que necesita obtener proteína de origen animal. Es necesario darle una comida que respete su naturaleza carnívora, su instinto de depredador, ya que de lo contrario podríamos correr el riesgo de que acabe teniendo pica.

Hay que pensar que a menudo lo barato sale caro, y más si hablamos de comida para los gatos. Por eso, si vas a darle pienso te aconsejo que leas su composición, y que te quedes con aquellos que no tengan cereales, subproductos ni harinas de ningún tipo.

Falta de estímulos

Los gatos pueden sufrir enfermedades

El aburrimiento es, también, otra causa de la pica en gatos. La falta de actividad les hace buscar alguna forma de entretenerse, y a veces recurren a masticar cosas que no deberían. Y es que aunque son animales que se pasan la mayor parte del día durmiendo, esto no significa que durante el resto del tiempo no deseen hacer nada.

Si viven en un entorno en el que hay una familia que no juega con ellos, sin nada que hacer, se va acumulando el aburrimiento, la frustración, y el desánimo. Así, no solo pueden terminar con pica, si no que tampoco podríamos descartar cambios en el comportamiento tales como atacar a los pies, miccionar y/o defecar en sitios inadecuados, o arañar y/o morder a las personas cuando antes no lo hacían por ejemplo.

Estrés

El estrés pasa a ser un problema cuando interfiere en la vida diaria, impidiendo seguir la rutina con normalidad. Por desgracia, los gatos son muy propensos a tener, ya que necesitan, me atrevería a decir más que nosotros, seguir una rutina. El hacer siempre lo mismo y más o menos a las mismas horas les proporciona seguridad, y les permite tener el control sobre lo que les rodea.

Pero si nos mudamos constantemente, o estamos haciendo obras en casa y estas duran meses, o si los sometemos a situaciones de mucha tensión, el riesgo de que tengan pica estará ahí.

¿Cómo tratar la pica en gatos?

La pica es una enfermedad a la que hay que tratar de distintas maneras, y son:

Le daremos una alimentación de calidad

Vista del pienso de applaws para gatos

Ha de ser rica en proteína animal y sin cereales ni subproductos. Por ejemplo, si queremos darle pienso, recomiendo estas marcas: Applaws, True Instinct High Meat, Orijin, Cat’s Health Gourmet, Acana, Sanabelle Grain free o Taste of the wild.

En el caso de que optemos por darle comida casera, es importante consultar con un nutricionista felino, o con un veterinario que entienda de alimentación gatuna.

Dedicaremos un rato cada día a jugar con él

Pero ojo: no hay que comprarle cualquier tipo de juguete. Para que el gato con pica pueda entretenerse de manera segura, hay que elegir juguetes de tamaño medio, como un peluche que sean solo de una pieza para que no pueda romperlo. Cualquier cosa que no se rompa con facilidad ni pueda ingerirla servirá.

No le agobiaremos

Es importante conocer el lenguaje corporal de los gatos para entenderlos. Esto es algo que tenemos que empezar a hacer desde el primer día, ya que de lo contrario podremos dar por sentado cosas que en realidad no son ciertas.

Además, necesitamos saber cuándo quieren que les acariciemos y cuándo no, y qué es lo que nos intentan decir en todo momento para que la convivencia sea buena.

Le proporcionaremos estímulos

Ya no hablo solo de jugar con él, si no también de tratar de que el gato tenga estímulos visuales. Si nos fijamos en una colonia de gatos que viven en la calle o en un jardín, ellos dedican mucho tiempo simplemente a observar el paisaje. Esto en casa podemos lograrlo poniendo YouTube y buscando »vídeos para gatos». Te aseguro que lo vas a tener viendo el vídeo que le pongas durante un rato.

Además, no podemos olvidarnos de los estímulos mentales. Los juguetes interactivos, como los de CatIt, le ayudarán a distraerse, ya que le obligarán a pensar para conseguir el premio.

Esconderemos todo lo que pueda ingerir

Esto significa que hay que guardar a buen recaudo bolsas, cuerdas, cintas, juguetes pequeños, bolitas,… Todo lo que sea peligroso, ha de estar oculto, por su propia seguridad.

Y si no conseguimos alguna mejoría al cabo de unos meses, o si tenemos dudas, lo ideal será contactar con un especialista en comportamiento felino. De todas formas, hay que tener presente que esta es una enfermedad que puede tardar mucho, mucho tiempo en curarse. Por eso, es importante ser pacientes y, sobre todo, hacer todo lo posible para que el gato esté bien y seguro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)