¿Qué dar de comer a un gato pequeño?

gato pequeño entre toalla

Cuando tienes un gato pequeño lo normal es que, al principio, investigues para poder darle la mejor alimentación. El problema es que, a veces, te saturas con tantas opciones: comida deshidratada para gatos, pienso, comida húmeda…

¿Cuál es la mejor para darle? Si tú también te lo preguntas, a continuación te vamos a hablar sobre la alimentación de los gatos con todos los tipos de comida que puedes tener y sus ventajas e inconvenientes.

La alimentación del gato pequeño

gatos pequeños con madre

Cuando un gatito nace, depende exclusivamente de su madre. Dicho de otro, la mejor alimentación que puede recibir este animalillo es la leche materna. Y debe ser así por lo menos hasta los dos meses, si bien a partir de las 6 semanas el gatito normalmente empieza a experimentar y a comer otras cosas que pueden gustarle más.

Sin embargo, es importante que pase con la madre al menos unas 8 semanas porque así socializa y la separación es menos traumática (además de que te encontrarás con menos problemas de salud).

Ahora bien, después de ese momento, cuando llega a tu casa un gato pequeño, ¿qué necesitas darle de comer? Te ponemos varias opciones:

Comida deshidratada para gatos

Aunque no se la conoce tanto como las otras opciones, la comida deshidratada para gatos puede ser una buena opción tanto para gatos pequeños como para adultos. Se trata de un alimento que se somete a un proceso para eliminar el agua y otros líquidos, para que sea completamente seca. Y eso implica que tendrá muchas proteínas (se estima que más o menos el 40%), junto con un 20% de hidratos de carbono. Esto, comparándolo con mucha comida seca o húmeda es mucho mayor la proporción, y eso trae consigo beneficios.

Son alimentos que se van a consumir al natural. Dicho de otro modo, que no llevan ni conservantes ni aditivos. Además, se conservan todas las propiedades y duran mucho más que los piensos o la comida húmeda.

Aunque no lo creas, tu gato va a estar más hidratado porque antes de comer, ese alimento se hidrata, con lo que sabrás a ciencia cierta que bebe líquido.

Aquellos que la han probado saben que previene enfermedades respiratorias, cardíacas, óseas… y además también controla mejor el peso del animal frente a los piensos y comidas húmedas (que estas a veces tienen mucha grasa o no le alimentan nada).

Es cierto que este alimento es bastante más caro comparándolo con los otros. Pero si tenemos en cuenta que dura más, que los alimentos que le das son de buena calidad y que además se adapta a tu gato (y no al revés), bien puede merecer la pena.

Comida húmeda

Esta es la primera que tendrás que darle nada más llegar, siempre y cuando ya tenga unas semanas. Normalmente, a partir de la semana 4 podrás introducirla aunque ya sabrás que, por sí solo, no la va a comer.

Eso sí, como curioso que será, al final acabará picando y eso permitirá que cada vez se alimente menos de leche.

En el mercado te puedes encontrar con muchos tipos, desde aquella que está en salsa, en gelatina o comida húmeda pero que está enlatada (y más bien parece seca). Cada gato tiene una predilección, pero te aconsejamos que no lo acostumbres solo a una marca porque puedes encontrarte con el problema de que después no la encuentres. Así también evitarás que se vuelva muy sibarita.

Pienso

El pienso es uno de los alimentos que cubre todas las necesidades nutricionales de tu gato. Se empieza a introducir en la semana 6, de tal forma que, cuando cumple dos meses, ya puede comer pienso, o comida seca, sin ningún problema. Al principio, el pienso que se le da es uno especial para gatos pequeños. Este suele tener una mayor proporción de proteínas y los granos son algo más pequeños para que este se vaya acostumbrando a utilizar sus dientes y a masticar.

Algunos dueños lo combinan con alimentación húmeda (sobre todo si tu gato no es de los que bebe mucho).

En cuanto a piensos, al igual que con la comida húmeda son muchas las marcas que puedes encontrar en el mercado. Y dentro de ellas hay de alta calidad, buena calidad, media, baja y pobre calidad. Siempre que puedas te recomendaríamos que le dieras lo mejor, pero como sabemos que a veces el presupuesto no llega opta por aquella que tenga una buena calidad y un equilibrio con el precio.

dos gatos durmiendo en una silla

Entonces, ¿cuál es la mejor comida para un gato?

gatito en una cesta

Escoger una buena alimentación para un gato no es fácil cuando no sabes en qué debes fijarte. La comida óptima para un felino siempre ha de contener un alto grado de proteínas de origen animal. Es decir, necesitan esas proteínas para cubrir las necesidades nutricionales que tienen.

No lo decimos nosotros, sino muchos estudios científicos que apoyan la idea de una dieta rica en proteínas de origen animal para que los gatos mantengan una salud excelente. Uno de estos estudios fue realizado por la Universidad de California, Davis. Entre los resultado, se encontraron que aquellos gatos que consumen una dieta rica en proteínas de origen animal desarrollan mucho mejor la parte muscular y tiene una masa ósea mayor que los que toman una dieta baja en proteínas.

Es más, el estudio publicado en el Journal of Animal Physiology and Animal Nutrition, concuerda que, los gatos con una dieta rica en proteínas son capaces de absorber mejor el calcio y el fósforo, dos elementos que repercuten en una calidad ósea mayor. También hay estudios que demuestran que las dietas ricas en proteínas son especialmente importantes para gatos geriátricos, ayudando a la prevención de pérdida de masa muscular y a llevar una mejor calidad de vida.

Ahora bien, no vale cualquiera. Es imprescindible que los alimentos que se les den sean de alta calidad y, a ser posible, que no lleven ni conservantes artificiales ni otros aditivos dañinos.

Si ya te ha quedado claro, la elección final debes tomarla tú, aunque nosotros siempre vamos a recomendar que le des lo mejor posible (dentro de tu presupuesto). Tu gato y su salud te lo agradecerán con muchos años. ¿Qué decidirás: comida húmeda, seca o comida deshidratada para gatos?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.