Cosas a tener en cuenta antes de dormir con tu gato

Dormir con nuestro querido peludo de cuatro patas es, por experiencia, una de las mejores cosas que podemos hacer. Es una oportunidad perfecta para disfrutar de su compañía mientras le damos mimos y/o nos dedicamos, simplemente, a contemplar su belleza. Pero no podemos olvidar que los humanos y los felinos somos animales muy diferentes en algunos aspectos, y el ritmo circadiano es uno de ellos.

Y es que, mientras nuestros amigos son depredadores que cazan por la noche, las personas somos diurnas por lo general. Por eso, te voy a decir qué cosas a tener en cuenta antes de dormir con tu gato debes de saber.

Lo que tienes que saber es…

El gato es un animal nocturno…

Y vamos a empezar por lo que ya venía adelantando. El gato durante el día se dedica a dormir principalmente, y es por la noche cuando la familia se va a la cama cuando más activo está. Esto significa que si dejamos que duerma con nosotros puede que nos despierte de madrugada por ejemplo, lo cual lo más seguro es que no nos haga mucha gracia.

…pero se puede ”cambiar”

La manera de poder dormir con un gato toda la noche es manteniéndolo activo por el día. Ojo, no se trata de privarle de sus siestas, si no de aprovechar esos ratitos que está despierto para jugar con él. Por experiencia te puedo decir que tres sesiones de juego de unos 15-30 minutos al día son suficientes para que el felino descanse por la noche.

Cuidado con la alergia

Si tenemos alergia a la caspa o al pelo del gato, lo más sensato sería no dormir con él, por nuestro propio bien. Pero si nos hace mucha ilusión podremos optar por aplicarle una crema que venden en clínicas veterinarias y tiendas de animales (españolas) que se llama Vetriderm.

Además, tendremos que cepillarlo a diario y pasar la aspiradora a menudo. Tenemos más información aquí.

En momentos de enfermedad mejor no dejarle dormir contigo

Son muy pocas las enfermedades que puede contagiarnos un gato o que podemos transmitirle a él, pero por una cuestión de higiene si uno de los dos no se encuentra bien lo ideal es no dormir juntos.

Pero si queremos evitar llegar a esa situación, tenemos que cuidarnos bien, es decir, comer sano y hacer ejercicio, y en el caso del peludo, además debemos de procurar que sea feliz y que tenga las vacunas puestas.

Puede que ronque

Al igual que los humanos, el gato también puede roncar. Aunque si lo hace, tenemos que llevarlo al veterinario ya que lo normal es que en esos casos tenga alguna enfermedad respiratoria.

¿Qué beneficios tiene dormir con un gato?

Compartir la noche con nuestro mejor amigo peludo tiene múltiples beneficios que son:

Se fortalece la relación

Conseguir la amistad de un gato es una tarea un poco más complicada que conseguir la de un perro, y es que el carácter y la personalidad del pequeño felino se asemeja bastante al que tenemos nosotros. Por eso, cuanto más tiempo compartimos con él, y cuanto más lo respetemos, más unidos estaremos.

Se reciben masajes gratis

Pequeños eso sí, pero lo suficientemente tiernos para que podamos relajarnos y continuar durmiendo con tranquilidad y paz, no sin antes darle unos cuantos mimos en forma de besos y caricias por supuesto. Los hace gratis, sin pedir nada a cambio, pero no está de más aprovechar esos ratitos para demostrarle lo mucho que le queremos.

Se mejora la salud

Hay diversos estudios que hablan sobre el tema, como este que demuestra que convivir con un gato hace que los niveles de estrés se reduzcan, así como la ansiedad y la depresión. Como consecuencia de ello, se reducen hasta un 30% las probabilidades de sufrir una muerte por ataques cardíacos.

Se tiene un despertador fiable

Si el gato se caracteriza en algo, es en su necesidad de seguir una rutina. Esto nos puede ser utilidad, ya que cada mañana nos tendremos que levantar sí o sí a una misma hora para que le demos su latita favorita, o le rellenemos de agua el bebedero, o le dejemos salir a la calle (si es que suele salir normalmente), o etcétera 🙂 .

Se nota su calor corporal

Tanto si somos muy frioleros como si no, dormir con un gato nos va a ayudar mucho a protegernos del frío. ¿Por qué? Porque da igual lo grande que sea la cama, que lo más seguro es que se tumbe o junto a nosotros, o encima del abdomen o de las piernas, o que utilice nuestra cabeza como cojín.

¿Cuáles son las enfermedades que causan dormir con un gato?

Si el animal está sano, la respuesta es ninguna. Para que esté sano hay que ponerle las vacunas obligatorias, darle una alimentación de calidad (sin cereales) y proporcionarle todos los cuidados necesarios (procurar que tenga agua y comida a diario, su arenero limpio, respetarlo, jugar con él, etc.) para que tenga una vida feliz y cómoda.

Y aún así, tal y como decíamos antes, son muy pocas las enfermedades que pueden transmitirnos, o nosotros a él:

  • Rabia: es una enfermedad causada por un virus que se transmite entre diversos animales (personas, perros, gatos,…) a través de la saliva. Los síntomas más comunes son los cambios de humor repentinos, babeo, pérdida de apetito y de peso, apatía, y en casos extremos la muerte. Aquí tienes más información.
  • Fiebre maculosa de las montañas rocosas: está transmitida por un tipo de bacteria, la Rickettsia rickettsii, la cual penetra en el organismo a través de la picadura de una garrapata. Causa parálisis, mareos e inestabilidad.
    Es muy frecuente en los Estados Unidos y en Australia.
  • Toxocariasis: es una enfermedad causada por los parásitos Toxocara cati o Toxocara canis. Los síntomas pueden variar dependiendo de cada persona, perro o gato, pero en general son: fiebre, tos, asma, neumonía, meningitis, epilepsia.
  • Toxoplasmosis: es una enfermedad parasitaria transmitida por diversas causas (tener contacto con roedores enfermos, manipular las heces de un gato infectado con las manos sin protección, comer carne cruda, no llevar un cuidado adecuado de la higiene, entre otros que te contamos aquí) que normalmente en los humanos cursa sin síntomas, pero que a veces puede causar irritabilidad, gripe, encefalitis o abortos.

¿Dónde debe dormir un gato?

Mi gata Sasha

La respuesta debería ser: donde él quiera, pero siempre en una zona segura, cómoda y protegida del frío 😉 . Los míos, por ejemplo, duermen en:

  • El sofá y sillón de la sala de estar.
  • En las sillas que hay por la vivienda.
  • En la cama que tienen en una mesa de mi dormitorio.
  • En las camitas que tienen al lado de la mía.
  • En mi cama (que como son cuatro, es más suya que mía).
  • En el suelo cuando hace mucha calor.
  • Encima del escritorio.

Y repito: son 4. Keisha, Benji, Sasha y Bicho, de 7, 5, 3 y 2 años respectivamente (al momento de escribir este artículo, en el 2019). Así que como ves, aunque tienen camas que son solo suyas, no las utilizan siempre; de hecho, diría que son las que menos usan.

Pero está claro que si una persona tiene alergia, con síntomas serios, no puede dejar que duerma con él su gato (al menos, no en la misma cama), por una cuestión de salud. Y pasa lo mismo cuando se está enfermo.

En el caso de que haya bebés, no debería de haber ningún problema en dejar que duerman con el gato, pero siempre bajo supervisión de un adulto.

¿Cómo acostumbrar a un gato a dormir en su cama?

Lo ideal es empezar cuando es todavía un gatito, puesto que luego crece y si se acostumbra a dormir en las camas de las personas luego va a ser tarea MUY complicada hacerle cambiar de opinión. El paso a paso a seguir es el siguiente:

  1. Juega con él una hora repartida en varias sesiones cortas a lo largo del día. Así estará cansado por la noche.
  2. Cuando sea hora de dormir, llévalo a su cama.
  3. Dale mucho cariño y caricias; también alguna golosina.
  4. Si al irte a tu cama, te sigue, cógelo con suavidad y llévalo de vuelta a tu camita.

Tendrás que repetir muchas veces, pero al final es probable que lo consigas. Pero insisto, en el caso de que sea adulto, a estos pasos tendrás que añadirle el cerrar la puerta de tu dormitorio.

Así pues, espero que te haya sido de utilidad todo lo que has aprendido 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Beatriz Espinosa dijo

    Tengo 6 bellos míninos y yo trabajo en la noche cuando descanso en mi trabajo no me duermo y dejo que mis gatos corran, jueguen, suban bajen y no me aguantan el ritmo a eso de las 3 o 4 am ya están formaditos en el sillón listos para dormir ( es entonces cuando apagamos las luces y a dormir gatubelos)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.