¿Por qué a mi gato se le caen los bigotes?

Bigotes de un gato

Los bigotes de un gato, también llamados vibrisas, son una parte muy importante de la anatomía felina. Gracias a ellos pueden saber a ciencia cierta si caben por un camino estrecho, y además les sirve para ”ver” de cerca, algo que les viene muy bien. Por estos motivos, nunca hay que cortárselos, pero ¿qué ocurre si se caen por sí solos?

Si te has encontrado alguna vibrisa por el suelo y te preocupa tu peludo, sigue leyendo para saber por qué a mi gato se le caen los bigotes.

Los bigotes de un gato pueden caerse por los mismos motivos que se cae el pelaje, lo que significa que en principio no tendríamos que preocuparnos. Aún así, como hay varios motivos por los que podrían caérseles, vamos a ver qué tenemos que hacer en cada caso:

Alergias

Ya sea alergia alimentaria, dermatitis, o cualquier otro tipo, el sólo hecho de padecerla hará que el peludo se rasque mucho. Además, se puede llegar a sentir muy incómodo, por lo que tanto el pelo como sus bigotes podrían caer.

¿Qué hacer? Lo más recomendable es llevarlo al veterinario, especialmente si vemos que aparte de picor tiene estornudos, tos, secreciones oculares (legañas) y nasales, piel enrojecida.

Ansiedad y/o estrés

El gato es un animal tranquilo, con muy poca tolerancia al estrés y aún menos a la ansiedad. Cuando vive en un entorno familiar tenso, si la familia está de mudanza o si hay un nuevo miembro en el hogar, puede llegar a sentirse bastante mal hasta el punto de que su comportamiento cambiará: se pondrá a la defensiva, podría llegar a atacar y, por si fuera poco, su pelo y bigotes podrían caer.

¿Qué hacer? Lo más importante es buscar el origen de su malestar y ponerle remedio. En este artículo te decimos por qué puede estresarse un gato y en este otro cómo puedes ayudarle.

Muda

Independientemente de qué gato sea, mudará su pelo dos veces al año: cuando el tiempo pasa de calor a frío, y alrevés. Los bigotes en este sentido se comportan igual que los pelos del cuerpo normales, es decir, brotan, crecen, maduran y finalmente se caen.

¿Qué hacer? Si no vemos ningún otro síntoma y el gato hace vida normal, no habrá que hacer nada.

Parásitos externos

Las pulgas, garrapatas u otros parásitos pueden hacer que el pelo de nuestro peludo caigan, sobretodo si el problema es grave. El picor puede ser muy intenso, de modo que cuando eso pasa se rascará, lo que podría ocasionarle calvicies en su cuerpo y la caída de sus bigotes.

¿Qué hacer? Contra los parásitos no hay nada como un antiparasitario. Ya sea en spray, pipetas, collares o pastillas, si vamos haciendo tratamientos preventivos a lo largo del año mantendremos seguro al gato. En caso de que ya tenga, también con estos productos podremos eliminarlos. Eso sí, si el problema es realmente grave y el peludo tiene la piel enrojecida y con calvicies, o si sospechamos que tiene sarna, hay que llevarlo al veterinario para que lo trate.

Gato con bigotes

Como vemos, hay diferentes motivos por los que los bigotes podrían caer. De todas formas, tenemos que saber que vuelven a crecer, pero es importante que averigüemos por qué se caen ya que, si es un problema de salud, el peludo necesitará ayuda.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *