Todo sobre el herpesvirus felino

Gato bicolor tumbado en la cama

Cuando decidimos compartir nuestra vida con un gato tenemos que ser muy conscientes de que, en cualquier momento, puede caer enfermo y que, al hacerlo puede requerir ayuda veterinaria para poder seguir haciendo vida normal. Aunque podemos hacer varias cosas para cuidar de su sistema inmunológico, nunca podremos protegerlo del todo.

Una de las enfermedades que podría tener es la que se conoce como herpesvirus felino, que es una de las más comunes. Por eso, vamos a explicarte cuáles son los síntomas y su tratamiento.

¿Qué es el herpesvirus felino?

Gato atigrado en el sofá

Este virus, conocido por sus siglas FHV-1, se caracteriza por la existencia de diferentes cepas que mutan, lo que provoca que la enfermedad tenga diferentes grados de intensidad. El método de transmisión es a través del estornudo, lágrimas y/o mucosa de un gato infectado, no sólo al estar cerca de un gato sano sino que también nuestro amigo puede acabar enfermo si utiliza el mismo comedero, bandeja higiénica y juguetes que uno que sí lo está, se puede infectar.

Si bien no es contagiosa para los humanos, nosotros podríamos propagar el virus a otros gatos si hemos manipulado a uno que está enfermo y no nos hemos lavado bien las manos ni cambiado de ropa.

Una vez que entra dentro del organismo del felino, éste puede que esté sin mostrar síntomas durante meses e incluso años, y que un día, aparezcan, ya sea porque el animal está estresado, agobiado o deprimido por algún motivo.

¿Cuáles son los síntomas?

Gato de ojos amarillos

Los síntomas más frecuentes del herpesvirus felino son los siguientes:

  • Problemas para respirar
  • Secreciones oculares en uno o ambos ojos (lagrimeo y/o lagañas)
  • Malestar general
  • Apatía
  • Pérdida del apetito
  • Estornudos

En el caso del gatito recién nacido, puede presentarse oftalmia neonatal, que es la imposibilidad de abrir los ojos. A menos que se trate a tiempo, podrían aparecer úlceras, una capa negra sobre la córnea, o el iris se podría unir con otras partes del ojo.

Si nuestro amigo tiene cualquiera de estos síntomas, debemos de llevarlo urgentemente al veterinario.

Diagnóstico y tratamiento

Gato con ojos grandes

Cuando lo llevemos a que lo examine un profesional este le realizará un análisis de sangre, saliva y lágrimas para confirmar el diagnóstico y empezar cuanto antes el tratamiento recetándole antivirales, antibióticos y antiinflamatorios. Con esto se conseguirá reforzar el sistema inmune, el cual podrá combatir el virus más fácilmente.

De todas maneras, con esto no es suficiente. En casa tenemos que mantener al gato bien cuidado, asegurándonos de que bebe lo suficiente y de que sus ojos, nariz y boca están bien limpias. Para tal fin, debemos usar gasas esterilizadas y un poco de agua templada.

Además, puede que la alimentación que le damos regularmente no le guste y tengamos que cambiársela. De ser así, podemos probar con latas de pienso húmedo o caldo de pollo casero. Si aún así no le apetece comer, habrá que darle comida líquida utilizando una jeringa sin aguja.

Si tenemos más gatos, el enfermo tendrá que estar en una habitación aislado para evitar que se contagien. Cada vez que vayamos a cuidarlo, tendremos que limpiarnos bien las manos y cambiarnos de ropa para minimizar el riesgo de contagio.

Asimismo, le tendremos que dar mucho cariño y hacerle compañía todo lo que podamos para que tenga fuerzas y pueda salir adelante.

¿Puede quedarle secuelas?

Lo cierto es que sí. Puede aparecerle cicatrices en la córnea a largo plazo, o tener la visión opaca. Además, es probable que sea portador del virus toda su vida.

¿Se puede prevenir el herpesvirus felino?

Gata atigrada gris

Al 100% no, pero sí, se puede prevenir. Lo más importante es llevar al gato a que le pongan las vacunas necesarias y los refuerzos. Asimismo, es conveniente que alimentarlo con una alimentación de alta calidad, que no tenga cereales, para que pueda crecer y mantenerse lo suficientemente fuerte para que, llegado el momento, su organismo pueda superar mejor las infecciones.

Como vemos, el herpesvirus felino es una enfermedad muy seria que, nada más aparecer los primeros síntomas, se debe llevar al peludo al veterinario.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Enfermedades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *