Cómo saber si mi gato tiene calor

Gato naranja con calor

Con la llegada del buen tiempo el día se hace más largo pero también más caluroso. Nuestro querido peludito, si en primavera ha estado muy activo, durante el periodo estival va a estar, de nuevo, más calmado. Y es que cuando las temperaturas son altas no apetece mucho moverse, así que aprovechará para echarse siestas largas en los lugares de la casa más frescos.

Pero durante estos meses también pueden surgir problemas, por lo que para evitarlos te voy a decir cómo saber si mi gato tiene calor.

¿Cómo saber si tiene calor?

Los gatos pueden sufrir golpes de calor

Tener calor es una sensación que no suele gustar, ni siquiera al gato que es un animal originario del desierto. Cuando la temperatura sube demasiado el cuerpo parece que se ralentiza. No apetece tanto moverse, sino más bien quedarse en un rincón fresco. Es por eso por lo que el peludo que tenga calor lo que va a hacer es echarse en el suelo, y/o quedarse cerca del ventilador o del aire acondicionado. También es posible que beba más agua de lo habitual, sobretodo si tiene una fuente para gatos.

Ahora bien, el aumento en el consumo de agua podría ser, además, signo de enfermedad, así que si este comportamiento se mantiene tras los días cálidos, o si hay otros síntomas como apatía o pérdida/aumento del apetito, tocará consultar con un profesional.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Como sabemos, el gato no es capaz de hablar, al menos no como nosotros, de modo que si queremos saber lo que le ocurre tenemos que fijarnos en su lenguaje corporal. En verano, y sobretodo si vivimos en una zona donde el mercurio del termómetro alcanza los 30ºC o más durante el día varios días seguidos, es normal que busque el lugar más fresco de la vivienda para refrescarse, como por ejemplo el suelo, o cerca de un ventilador o del aire acondicionado.

El gato además no puede sudar como lo hace el ser humano. Si bien tiene glándulas sudoríparas, al estar cubierto de pelo durante todo el año sólo pueden sudar por las patas. Teniendo esto en cuenta, si tenemos que llevarlo al veterinario o de viaje en coche durante el verano, nunca, y repito, nunca debemos de dejarlo solo en el automóvil y mucho menos a pleno sol con las ventanas cerradas. El animal moriría por calor en cuestión de minutos.

 

 

Golpe de calor en gatos

Gato negro en el jardín

El golpe de calor o hipertermia en los gatos se da cuando están expuestos a temperaturas altas, extremas, sin ningún tipo de protección. Esto hace que su la temperatura de su cuerpo suba por encima de los 39ºC, causándole distintos síntomas:

  • Problemas para respirar bien, ya sea porque se vuelve agitada o porque por el contrario apenas puede respirar.
  • La piel y las mucosas se vuelven de color azulado por la falta de oxígeno.
  • Puede sufrir temblores y/o vómitos.
  • Aparecen manchas rojizas en la piel.

¿Qué hacer?

Lo primero que se debe de hacer es coger al gato y llevarlo a un sitio fresco, donde haya a ser posible un ventilador. Si no lo hubiera, puedes ventilarlo con un periódico, revista o cualquier otra cosa similar.

Luego, humedece un paño con agua fría y humedécela la cabeza, el cuello, las ingles y las axilas. Así conseguirás que llegue sangre fresca al cerebro, evitándole posibles daños. Además, su respiración podrá ir normalizándose.

En el caso de que lo notes muy caliente, ponlo debajo de un chorro de agua que esté fría pero no en exceso; es decir, que puedas poner tu mano debajo y mantenerla ahí durante todo el tiempo que quieras sin que ello te suponga una molestia.

Por supuesto, si no mejora, hay que llevarlo a que lo examinen.

Prevención o cómo proteger a los gatos del calor

Hay muchas cosas que podemos hacer para prevenir el golpe de calor en gatos:

  • No dejarlo en el vehículo, y menos si este está expuesto al sol y/o con las ventanas completamente cerradas.
  • Dejar que se tumbe allá donde quiera, a no ser que sea peligroso o inseguro. Durante el verano, casi cualquier lugar fresco es bueno para echarse una siesta si eres gato 😉 .
  • Mantener el bebedero o la fuente siempre lleno/a de agua limpia y fresca.
  • Si sale al exterior, no dejar que lo haga durante las horas centrales del día.
  • Procurar que coma la cantidad de comida que necesite y que haga ejercicio (juegue) todos los días. Los gatos obesos se sabe que tienen más riesgo de sufrir golpes de calor que los que se mantienen en forma.

¿Cuál es la temperatura ambiente ideal para gatos?

Los gatos son sensibles al frío en general

Los gatos, al igual que los humanos, se sienten realmente bien en un determinado rango de temperaturas. Este rango será más o menos amplio dependiendo de las características de cada felino.

Por ejemplo: un Sphynx, que apenas tiene pelo, se sentirá muy a gusto con unas temperaturas suaves pero cálidas, de 20 a 30ºC; en cambio, un Maine Coon o un Siberiano, que tienen un pelo más denso, estarán la mar de contentos entre 15 a 25ºC.

Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida