¿Qué hago si me encuentro un gato en la puerta de mi casa?

Gatito durmiendo frente una puerta

¿Alguna vez te ha pasado que nada más llegar a casa te has encontrado con un gato, o que estabas tranquilamente viendo la televisión y de repente empezaste a escuchar un maullido cercano y al abrir la puerta has visto a un peludo? Si es así, seguro que te asaltaron dudas sobre qué hacer con él, ¿verdad?

Puede que se haya perdido, que lo hayan abandonado o que tenga hambre. Vamos a ver qué hacer si me encuentro con un gato en la puerta de mi casa.

En el mundo en el que vivimos, y debido a nuestra forma de vivir, cada vez hay más gatos que se ven obligados a buscar su comida en la calle. Se suele pensar que estos animales ya conocen las técnicas de caza desde el primer día que nacen y que por lo tanto no les debe resultar difícil encontrar comida, pero esto no es así.

Nadie nace sabiendo. Para aprender, necesitan que su madre les enseñe, pero esto tampoco es fácil: si la madre es una gata que ha vivido siempre con los humanos y que ha terminado abandonada, va a tener dificultades para enseñarles, de modo que a los gatitos al ser destetados no les va a quedar más remedio que aprender por sí solos.

Gata mirando si puede entrar a una casa

Teniendo esto en cuenta, el hambre es uno de los principales motivos por los cuales te puedes encontrar un gato en la puerta. Después de buscar en los contenedores de basura y al no encontrar nada, va a optar por pedir a los seres humanos. Sin embargo, no es el único.

Otra de las causas es que el gatito esté buscando a su madre, o viceversa. En el mundo de la calle, donde hay tantos peligros, las familias de gatos tienen muchos problemas para salir adelante. Si oyes un gato o gatito maullar, lo más probable es que esté buscando o a sus hijos o a su madre, reclamándole la atención. En el peor de los casos, puede que le esté pidiendo ayuda urgente tras haber sido atropellado.

Y si es invierno, y está en una zona donde hace frío, puede maullar delante de tu puerta con el fin de encontrar cobijo. Sí, los gatos también pasan frío, y si no encuentran un sitio donde protegerse pueden morir. Por eso, si no quieres tenerlo en casa, pero sí que te gustaría hacer algo para ayudarle, puedes dejar que entre en el garaje -siempre y cuando esté limpio y los productos químicos no estén a su alcance-, o hacerle una caseta y acomodándola con mantas.

Artículo relacionado:
Cómo atraer a un gato callejero

¿Qué hacer para ayudarles?

Puedes hacer varias cosas, que son:

  • Quedártelo: si es un gatito o gato que parece sociable, es decir, que se acerca a ti buscando caricias, puedes tenerlo dentro de casa. Eso sí, es importante que al día siguiente, cuando ya se encuentre mejor, lo lleves al veterinario para ver si tiene microchip, lo cual significará que tiene familia. Si no tiene, es recomendable que pongas carteles durante 15 días por la zona de «Gato encontrado», con tu teléfono por si caso alguien lo estuviera buscando.
  • Darle de comer: si no quieres o no puedes quedártelo, siempre le puedes dar de comer y de beber en un rincón protegido del frío, de la lluvia y del sol directo. Te lo agradecerá.
  • Llevarlo a castrar: sé bien que los gatos callejeros deberían ser responsabilidad de los ayuntamientos, y que éstos deberían de crear campañas de esterilización y castración gratuita más a menudo de lo que lo hacen, pero de momento el problema de la super-población felina lo tenemos que solucionar o controlar nosotros: los particulares. Por eso, si puedes permitírtelo y, sobretodo, si lo deseas, es muy aconsejable llevar a castrar al gato, tanto si es macho como si es hembra. Los veterinarios suelen hacer precio especial si se trata de un gato callejero.

Gato pequeño esperando en la calle

¿Qué significa cuando un gato aparece en la puerta de tu casa?

Si un día te das cuenta de que tienes un gato en la puerta de tu casa que no deja de maullar, es posible que se te reblandezca el corazón. Los gatos pueden dejar su hábitat habitual y venir a tu casa por varias razones. Antes de tener un gato nuevo, es importante averiguar qué tipo de gatito es y si es seguro darle la bienvenida a tu hogar.

No todos los gatos que se presenten en tu puerta serán mascotas domésticas que acaban de perderse. Las tres categorías de gatos pueden ser: gato perdido, gato salvaje o gato libre.

Un gato perdido

Este gato es un gato doméstico y quizá tenga dueño. Fíjate si tiene chip, o collar o algo que pueda identificar que tiene dueño. Pero, en algunos casos, lpuede tener un microchip debajo de la piel, esto te lo puede verificar un veterinario. Aunque también puede haber tenido la desfortuna de haber sido abandonado por su antigua familia y te ha encontrado porque quiere forma parte de la tuya.

Gato salvaje

Un gato salvaje no es doméstico ni domesticable. No está acostumbrado a vivir con humanos y por eso puede tener un comportamiento más arisco. Incluso si le dejas entrar a tu casa no se adaptará bien a vivir dentro de un hogar.

Artículo relacionado:
Cómo domesticar a un gato callejero

Un gato libre

Este tipo de gato puede ser manso, suele nacer en camadas controladas por personas que cuidan de su alimentación al aire libre o incluso puede que haya sido abandonado y tenga que buscarse la vida.

Gato callejero que está en el bosque

Razones por las que un gato puede aparecer en tu puerta

Un gato que llegue a la puerta de tu casa podría significar varias cosas:

  • Curiosidad:un gato es explorador y es posible que le llame la atención algo cerca o dentro de tu casa.
  • Conveniencia: Si tienen comida y agua cerca de tu casa, estarán siempre por ese lugar dando vueltas.
  • Seguridad:Si tiene hambre, frío, sed o simplemente quiere un lugar para refugiarse, puede que te lo esté pidiendo…
  • Superstición: Hay quienes piensan que cuando un gato aparece en tu hogar “de la nada” puede significar fortunas o desgracias.

Pasos a seguir cuando aparece un gato en tu puerta

¿Es salvaje o callejero?

Si es un gato perdido, manso o que tenía dueño entrará en tu hogar sin problemas. Un gato salvaje preferirá quedarse fuera. Si el gato no quiere entrar, simplemente no le fuerces porque podría volverse agresivo. Es mejor que le tiendas comida o te ganes su confianza antes de que entre en tu casa.

Comprueba si tiene señales de que tiene dueño

Verifica cualquier signo de que pueda tener dueño: collar, chip, etc. Cualquier indicio de que pertenezca a alguien. Si tienes otras mascotas no permitas que se junten para evitar posibles contagios o enfermedades. Si piensas que no tiene dueño llévale al veterinario para hacerle un chequeo de salud. Si tiene chip saldrá la información del dueño y podrás devolvérselo.

¿Qué pasa si no encuentras al dueño?

Si no puedes encontrar la identificación del dueño, no asumas que el gato no pertenece a nadie. Antes de aceptarlo como tuyo, haz todo lo posible para localizar a los propietarios. Puedes preguntar por las casas de alrededor o poner carteles. Eso sí, si te llama alguien diciendo que el gato es suyo, deberán mostrarte pruebas para ver que es verdad lo que dicen y que no es una oportunidad para conseguir un gato amigable.

Proporciona comida y refugio

Ofrece al gato comida, agua y refugio para que se sienta bien estando a tu lado. Cuando gane más confianza quizá quiera formar parte de tu familia. Porque recuerda que en este caso, no le has elegido tú a él, ¡él te ha elegido a ti primero!

Comprueba si tiene enfermedades y vacúnale en el veterinario

Una vez que decidas quedarte al gato, entonces vuelve a llevarle al veterinario para que se ponga al día de las vacunas e incluso, que le castres o esterilices si lo ves necesario. El veterinario te dará las mejores instrucciones para su cuidado teniendo en cuenta su salud particular.

Prepara tu hogar

Además de vacunarle y preocuparte por su salud, tendrás que preparar tu hogar para que tu  nuevo gato esté feliz a tu lado. Prepárale su cama, su caja de arena, comida y agua fresca y dale todo tu amor siempre que te lo pida.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad 🙂 .


6 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   gema🦄🦄🦄 dijo

    me a serbido de ayuda por que una vez por la noche me encontre con un gatito pequeño que estaba a la puesta de mi casa, me fuy a dormir y al dia sigiente le pregunte a mis padres si podiamos quedarnoslo pero no me dejaban entonces busque por google que podia hacer y en contre esto. le di de comer, lo cuide, le acaricie, juge con el… y haora no tengo problema.Aunque desde ese momento descubrique de mayor queria ser de un refujio animal para salvar las vidas de todo tipo de animales. 😊😊😺😺😻😻

    1.    Monica Sanchez dijo

      Me alegro mucho de que este artículo te haya sido de tanta utilidad 🙂

  2.   María Victoria Luna dijo

    A mi casa ha entrado un gatito naranja, otras veces se ha quedado en la ventana o frente a la puerta. No busca comida, es más tiene dueños, son mis vecinos de enfrente. Le he ofrecido comida y no le interesa. No entiendo…

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola María Victoria.
      Puede ser que simplemente quiera algo de compañía, o que quiera curiosear por tu casa o por los alrededores 🙂
      De todas formas, te recomendaría hablar con tus vecinos a ver si es que le pasa algo.
      Un saludo.

  3.   Sofía dijo

    Gracias por la información. Sólo me gustaría comentar que la opción de esterilizar a las gatitas hembras me parece buena para que no haya gatitos en las calles, sin embargo los gatos machos son territoriales y se pelean con otros gatos para defender el espacio, y un veterinario me dijo que al ser esterilizados se vuelven tranquilos por lo que ya no se defienden cuando se pelean con otros gatos y pueden ser lastimados. Sería interesante que comentaran este tema en alguna ocasión. Gracias.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Sofía.

      Cierto. De hecho un veterinario me dijo eso mismo una vez. Pero no es que no se defiendan, sino que se vuelven más pacíficos por así decirlo.

      Muchas gracias por comentarlo. Seguro que le servirá a alguien.

      Saludos.