¿Cómo ayudar a los gatos a dormir por la noche?

Gato durmiendo

Cuando se convive con gatos especialmente durante las primeras semanas cuesta mucho poder dormir tranquilos. Se pasan el día durmiendo, y por la noche se dedican a correr y a explorar el hogar. Este es un comportamiento que, si bien puede no gustarnos demasiado, es natural en ellos, a fin de cuentas, son depredadores nocturnos.

Ellos, al pasar a vivir con seres humanos, poco a poco se van adaptando a nuestros horarios, pero si en algo van a necesitar que les echemos una mano, es en la de descansar cuando la familia lo hace. Pero es importante hacerlo bien, así que vamos a explicarte cómo ayudar a los gatos a dormir por la noche.

El gato, un depredador nocturno

Pata de un gato durmiendo

Antes de nada, es necesario conocer un poco al animal que tenemos en casa. Como comentábamos al principio, es un peludo que caza sobretodo de noche. Su cuerpo está perfectamente preparado para ello: tiene una visión nocturna mucho mejor que la nuestra (mientras nosotros no vemos nada en situaciones de oscuridad total, él sí puede distinguir detalles), un sentido del oído que le permite escuchar el sonido del ratón a 7 metros de distancia, y una musculatura asombrosa (si nosotros tuviéramos unos músculos igual de desarrollados, seríamos capaces de dar saltos de varios metros de altura).

Además, posee unas garras y unos dientes lo suficientemente fuertes para poder cazar y comerse pequeñas presas, como roedores y pequeños pájaros. Es un excelente cazador, y lo es aún más porque ya desde cachorrito perfecciona sus dotes de caza mediante el juego. Cuando le tiramos por ejemplo una pelota, puede fortalecer los músculos de sus patas para que, el día de mañana, en caso de ser necesario, pueda ir tras su presa y atraparla. Incluso aunque nunca vaya a salir de casa, tiene sangre de depredador, de los felinos, y eso significa que por las noches va a mantenerse activo.

Puede que no cace ningún animal, pero sí que ”cazará” cuerdas o cordones, pelotas, peluches,… todo lo que se encuentre a su alcance y que tenga el tamaño adecuado para que él pueda moverlo y/o cogerlo. Y claro, al hacerlo puede hacer ruido. Entonces, ¿cómo conseguir que duerma por la noche?

¿Cómo hacer que el gato duerma de noche?

Gato jugando con un juguete

El gato pasa muchas horas durmiendo, entre 16 y 18, pudiendo llegar a 20 cuando es un gatito. Si queremos que duerma de noche, tenemos que tener presente que no tenemos que reducirle las horas de sueño, ni mucho menos quitarle sus ratos de siesta, sino más bien de cansarlo durante el día para que por la noche le apetezca más descansar que jugar. Y, ¿cómo se hace eso? Con tiempo, paciencia y constancia, además de algunos juguetes 🙂 .

Cuando esté despierto, lo que debemos hacer es dedicarle tiempo, pero no estando con él en el sofá sin hacer nada, sino que debemos movernos. Tenemos que jugar con él, hacerle practicar ejercicio. En las tiendas de animales encontraremos una gran variedad de juguetes para gatos, pero seguro que en casa tenemos cuerdas o cordones que ya no usamos, o pelotas pequeñas (como mínimo, han de ser del tamaño de una pelota de golf), o cajas de cartón lo suficientemente grandes para poder hacerle un agujero por el que pueda entrar y salir. Y si no, siempre podemos hacer una pelota con un trozo de papel de aluminio.

Con estos simples juguetes, tanto él como nosotros nos lo podremos pasar estupendamente bien. Además, es una excusa perfecta para mantenerlo en forma, consiguiendo así que se mantenga en su peso ideal.

Y, ¿cómo ayudar al gatito a dormir?

Gatito bebé durmiendo

Si tenemos un gatito que no puede dormir, tendremos primero que saber si tiene algún problema de salud. Si ha sido recogido de la calle, o si es hijo de una gata callejera, es muy probable que tenga parásitos intestinales, los cuales además de hacerle comer más de lo normal les puede provocar dolor de estómago. Además, si es un gatito bebé y maúlla desesperadamente aún y habiendo comido, puede ser que todavía no haya aprendido a hacer sus necesidades solo y que, por lo tanto, la acumulación de orina y/o excrementos le esté provocando daños o que tenga cólicos.

En el caso de que sospechemos que le ocurre algo, tenemos que llevarlo al veterinario lo antes posible, pues de lo contrario su vida podría correr un serio peligro. El gatito es un animal que, hasta que no crezca, será débil. Necesita una serie de cuidados especiales para poder llegar a la edad adulta, como una alimentación de calidad (sin cereales) para gatitos, una cama cómoda, y mucho cariño, de lo contrario no sólo no será feliz, sino que es posible que su esperanza de vida se reduzca considerablemente.

Si el veterinario nos dice que está bien de salud, es probable que lo que necesite sea eso: que se le preste más atención. Si tenemos que dejarlo solo en algún momento, podemos ponerle una pieza de ropa que hayamos llevado, o podemos usar Feliway para que se mantenga más tranquilo.

Gato atigrado durmiendo en la cama

Así, siguiendo estos consejos, seguro que nuestro querido amigo de cuatro patas podrá dormir bien por la noche 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *