¿Cuándo empezó la domesticación del gato?

El gato que tenemos hoy en día en nuestros hogares tiene antepasados que tuvieron que andar un largo camino hasta engendrarlo. Pasaron de estar en el desierto abrasador a un seguro y tranquilo lugar con unos seres a los que ningún otro felino ha querido acercarse: los humanos.

Así, el Felis catus es el animal que ha tenido más éxito, pues a medida que crecía la población humana, también lo hacía el número de viviendas que donde vivía un peludo que se fue domesticando poco a poco. Pero, ¿cuándo empezó la domesticación del gato?

Gato en la cama

La domesticación del gato comenzó en Egipto hace unos 4500 años. Por aquella época, los antiguos egipcios cultivaban grano y maíz y los guardaban en los graneros, lugares a los que acudían los roedores, quienes se convirtieron en presas de los gatos salvajes africanos. A las personas les gustó tanto que controlaran la plaga y a los felinos tener ”comida gratis”, que lenta pero gradualmente se fue creando entre ambas especies una relación de mutuo respeto y confianza.

Pero nada de esto hubiera sucedido si los gatos salvajes africanos no hubiesen tenido la valentía de aproximarse a un animal mucho más alto e impredecible como lo somos los seres humanos.

Gato en el regazo de una persona

Gracias a los barcos y los mercaderes, los gatos pudieron llegar a Grecia hace más de 3600 años, al resto del Mediterráneo hace unos 3000, y por todo el mundo. Siempre acompañando al ser humano, haciendo lo que mejor saben hacer estos animales: cazar roedores y pequeños mamíferos. Ese instinto depredador que, a día de hoy, aún sigue muy vivo.

El gato. Un animal al que, si bien le podemos enseñar cosas, serán más las que nos enseñe él a nosotros, como a vivir la vida al momento. Mucho ha tenido que sufrir hasta llegar hasta nuestros días, sobretodo durante la Época Medieval. Pero afortunadamente ahora sabemos que con respeto y cariño podemos tener un excelente amigo en casa.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Clara dijo

    QUerida Mónica!bueno recurro a ti cuando tengo una duda omoena por mi gatito, lo recordaras, un bello atigrado naranja que apareció en la sala de mi casa…. bueno, te comento, que hoy lo lleve a esterilizar, pero tengo dudas, como aún sigue saliendo a la calle, ( la semana pasada se fue 2 días) y regresó bastante apaleado, hoy me decidí a operarlo, me dirás que porque no lo,había hecho, y es que no se si estoy bien, pero temía que al salir a la calle no tuviera hormonas suficientes para marcar territorio y no pudiera defenderse de otros gatos! Aún sientmeso, pero me decidí porque creo que hay la posibilidad de que se quede en casa y no salga, ya que por lo que he leído corren mucho riesgo de enferemedades, accidentes, golpes, por favor, podrías ayudarme para que pueda estar tranquila, o tandome las desventajas y ventajas de la castracion en gatitos callejeros? O sea hay mucho de los domensticos, pero de aquellos que los adoptamos ya siendo callejeros y que aún salen de vez en cuando…. no, y realmente no se si tome la mejor decisión!
    Mil gracias

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Clara.
      La castración siempre es una buena decisión. Esta operación sí que puede hacer que un gato se tranquilice, pero si tiene necesidad de defenderse lo podrá seguir haciendo.
      Para tener su territorio controlado los gatos marcan con sus uñas, pero también con la orina. El marcaje no sólo es dejar una huella o una marca, sino también dejar sus feromonas, las cuales son unos ”mensajes” que los otros gatos ”leen” y actúan en consecuencia. En este artículo tienes más información.
      Si tienes alguna duda más, no dudes en preguntar 🙂
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *