Cómo relajar a un gato

Gatito relajado

En algunos momentos de algunos días es normal que haya un poco de ajetreo y/o nervios. Cuando se vive con un gato hay que intentar que sean los mínimos, pues es un animal que se contagia rápidamente de nuestras emociones. Ni para él ni para nosotros es bueno vivir con estrés, por lo que es importante asegurarnos de que el ambiente en casa sea lo más tranquilo y agradable posible.

Si tu amigo está especialmente nervioso o inquieto, sigue leyendo para saber cómo relajar a un gato.

¿Por qué puede ponerse nervioso mi gato?

Edad

Gatito jugando con una cuerda

Los gatos cuando son cachorros son unos auténticos terremotos, corren de un lado a otro, investigan todo lo que encuentran varias veces al día, y hacen mil y una travesuras; pero a partir de los ocho-nueve meses de edad empiezan a comportarse más como adultos. Esto no significa que no quieran jugar más, sino que simplemente van a hacer otras cosas, como observar el panorama desde su rascador o salir a la calle si tienen permiso para hacerlo.

Esto es algo normal que les suele ocurrir, como digo, a la mayoría de los peludos, aunque por supuesto hay excepciones: hay gatos a los que no los verás tranquilizarse hasta que no se hacen mayores.

Estrés

Gato enfadado

Como comentábamos al principio, si vive en un ambiente familiar tenso, o si hay alguien que le esté impidiendo tener una vida tranquila (por ejemplo, un perro que lo acosa, o un niño que no lo deja tranquilo) vivirá en un estado permanente de alerta. De ocurrir, cada vez que alguien intente acariciarle podría reaccionar gruñendo o incluso atacando.

Dolor

Gato enfermo

Si ha sufrido alguna fractura, o si padece alguna enfermedad, puede mostrarse nervioso también. Hay que pensar que el gato en su hábitat natural no puede mostrar debilidad alguna, pues de lo contrario cualquier depredador podría oler sus feromonas y daría con él enseguida. Por ello, si vemos cualquier pequeño cambio en su rutina que nos haga sospechar de que le ocurre algo, no tenemos que dudar en pedir ayuda veterinaria.

¿Cómo relajar a mi gato?

Gato siendo acariciado

Para conseguir que el gato esté más relajado lo primero que tenemos que hacer es averiguar la causa de su nerviosismo para poder tomar medidas. Por ejemplo:

  • Gatito: si es un peludito joven, no podremos hacer mucho para cambiar su comportamiento. Aún así, si adaptamos la casa al felino y le dedicamos tiempo para jugar con él, te puedo asegurar de que se cansará más rápidamente.
  • Estrés: si está estresado o está siendo acosado, hay que tratar de que el gato pueda estar tranquilo. Si hay una persona que le está molestando, se le explicará que no puede hacerlo ya que de lo contrario le podría atacar para defenderse; si es un perro u otro gato, hay que tratar de que, al menos, se toleren, dándoles golosinas a los dos al mismo tiempo, jugando con ellos a la vez, y dándoles cariño también en el mismo momento.
  • Dolor: en el caso de que sienta dolor, lo llevaremos al veterinario.

Más consejos

Si necesitas más consejos, aquí los tienes 🙂 :

  • El ambiente familiar debe de ser tranquilo, por lo que hay que evitar poner la música a todo volumen y hacer mucho ruido.
  • Proporciónale un lugar seguro, una habitación en la que no vaya mucha gente. En ella debes de poner su comedero y bebedero, y su cama.
  • Mientras duren las fiestas, puedes poner música relajante (como la asiática o la americana tradicional) para tratar de ocultar el ruido procedente de fuera.
  • Usa Feliway si acabas de adoptar a un segundo gato. Ayudará a ambos a hacerse amigos más pronto. También puedes pulverizar con este producto el transportín media hora antes de tener que usarlo para llevarlo, por ejemplo, al veterinario.
  • La bandeja de arena tiene que estar en una habitación poco transitada, lejos de su comida y de la lavadora.
  • Aprovecha tu tiempo libre para estar con él. Lo agradecerá.

Gato atigrado y relajado

Y si aún necesitas más, no dudes en escribirnos 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   Ana Peral dijo

    Hola,

    Desde hace un tiempo leo todos tus artículos y los encuentro muy interesantes!
    A ver si me puedes ayudar, yo al principio tenia sólo un gato y como lo pasaba muy mal cuando se quedaba solo y yo me tenia que ausentar a veces (trabajo, tengo a mi abuelo enfermo, etc). Decidí coger a una gatita bebe para solucionar el problema, y si, ahora come cuando no estamos (dejaba de comer en nuestra ausencia). Pero ha dejado de jugar con nosotros y la gatita ya hace 2 meses que esta con nosotros. Al principio (1-2 semanas) dejo de hacernos mimos también, pero eso, en seguida lo recupero y volvió a hacernos nuestros mimos mañaneros.
    Lo que me preocupa es que ha dejado de jugar, a veces juega con la gatita pero ya nunca juega solo y con nosotros tampoco. Y es algo que me preocupa, es un gato joven (este mes será su primer cumpleaños) y nuestro piso no es muy grande y el jugar era su ejercicio y me preocupa que ya no lo haga… Como puedo solucionarlo?

    Muchas gracias,

    Ana Peral

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Ana.
      Gracias por tus palabras.
      Lo primero sería mirar a ver si es que tiene dolor en alguna parte de su cuerpo, por lo que una revisión veterinaria no estaría de más.
      De todas formas, debes saber que hay gatos que, a medida que se acercan al año, ya no tienen tantas ganas de jugar como antes. Se vuelven más tranquilos.
      Una de mis gatas tiene nueve meses ahora y sólo juega a veces con el gatito, que tiene dos. Conmigo no le gusta mucho jugar :s , y no es que esté enferma, sino que simplemente es así.

      No sé si lo has hecho ya, invitarle a jugar con una cuerda o pelota con sonido. Incluso le puedes poner una caja de cartón -que tenga algún agujero por el que pueda entrar y salir-. Le encantará tanto al gato como a la gatita.

      Un saludo, y si tienes alguna duda más, pregunta. 🙂

      1.    Ana Peral dijo

        Muchas gracias por tu respuesta.

        Ya le lleve al veterinario, en este periodo le han tocado revisiones y además la pequeña se puso enferma y me pidieron que también lo llevara a él para comprobar que todo estuviera perfecto.
        Lo que me extraña es que el día antes de venir la gatita jugaba mucho con nosotros, le tiraba la pelotita y me la traía para que se la volviese a tirar y con los otros juguetes también, nos podíamos pasar horas jugando… Y vino la gatita y ya no ha vuelto a jugar con nosotros… Y intento jugar con él, pero la única que me hace caso es la pequeña, que le tiro una pelota a él y en lugar de ir él va la chiquitina corriendo, y él me mira con cara de aburrido… ¿Puede ser que sean celos? ¿Si es así puedo ayudarle de alguna forma?
        Lo de la caja no lo he intentado, ya lo intentaré…

        Muchas gracias,

        1.    Monica Sanchez dijo

          Hola Ana.
          No, los gatos no tienen celos 🙂 .
          Prueba a darles cariño y latas para gatitos al mismo tiempo. Esto ayudará a que se sientan bien entre ellos y contigo.
          Ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *