Cambios de comportamiento repentinos en gatos

Gato siamés

Cada gato tiene su ”personalidad” propia, y en este aspecto, serán muy raras las veces en las que nos sorprenda una vez que sepamos cuál es el carácter de nuestro amigo. Son tan pocas, que tenemos tendencia a preocuparnos: pensamos que algo malo le pasa, y si bien puede ser esa la razón, no siempre es del todo cierto.

Hoy te explicaré los motivos que pueden provocar cambios de comportamiento repentino en gatos.

Gato común europeo

Estos animales son, por lo general, muy sociables. Esto es algo que comprobamos a diario conviviendo con ellos: les gusta que les acaricien, que jueguen con ellos, … en definitiva, que disfrutemos de su compañía. Ahora bien, cuando no tenemos cubiertas algunas de sus necesidades, es posible que cambien su comportamiento: quizás se vuelvan más ariscos, se aíslen o muestren comportamientos agresivos fruto de esta desatención, de ese ”abandono emocional” (esto es, dejarle de dar cariño).

Hay gatos que dan mucho más de lo que reciben. Son aquellos mega-cariñosos a los que les gusta estar todo el día cerca de una persona que le acaricie, pero que a cambio no recibe más que comida, agua y un techo. Aunque afortunadamente cada vez es menos frecuente, hay quien sigue pensando que los gatos sólo necesitan esas tres cosas, y no es así. Un gato es un miembro de la familia que también necesita cariño y atenciones. Todos los días.

¿Por qué se producen los cambios repentinos en el comportamiento del gato?

Son varias las posibles causas:

Falta de atención de su cuidador

Se suele pensar que estos felinos son independientes y que son animales fáciles de cuidar, que incluso con solo darles agua y comida ya estarán bien. Pero no es así. Los gatos necesitan mucho más que eso: necesitan sentirse parte de la familia, y para ello dichos humanos deben de procurar atenderle, hacerle compañía, … en definitiva, tratarlo como a un miembro más.

Además, hay gatos que, como decíamos, son muy cariñosos, muy dependientes emocionalmente. Ellos lo pasarán peor cuando se les deje solos, por lo que si te vas de viaje lo mejor que puedes hacer es pedirle a alguien de confianza que vaya a estar con ellos, o si es posible, que se vaya a vivir a tu casa hasta que regreses.

Dolor o malestar

Esto es algo que nos puede pasar a los humanos también: el dolor (físico y/o emocional) hace que nuestro comportamiento cambie más, o menos, pero deja de ser el mismo. Como los gatos por desgracia no hablan como las personas, y puede costar mucho averiguar qué les pasa, no está de más la visita al veterinario. Pero si tu familia o tú estáis pasando por un mal momento, casi con total seguridad el animal lo está percibiendo, algo que le hará sentir incómodo.

La solución pasa por… una buena ración de mimos a diario 🙂 . No se trata de agobiarlo, pero sí de demostrarle lo mucho que le quieres. Dale de tanto en cuando premios para gatos, ¡le hará feliz!

Mi gato está más cariñoso de lo normal, ¿qué le ocurre?

Los gatos pueden ser muy cariñosos

Si no está castrado y es primavera o verano, lo más probable es que si es una hembra haya entrado en celo, y si es un macho quiera que le abras la puerta para ir a buscar pareja. Pero si ha sido sometido a esa operación, entonces lo más probable es que trate de decirte algo: puede querer compañía, o precisar ayuda veterinaria.

En cualquier caso, una visita al profesional te servirá para tranquilizarte, ya que si está enfermo recibirá tratamiento, y si no lo tiene, entonces sabrás que lo que tienes que hacer es dedicarle más tiempo.

¿Puede volverse un gato agresivo de repente?

Sí, claro, aunque debes tener en cuenta que la agresividad suele venir acompañada del miedo y de la inseguridad. Dicho de otro modo: no existen los gatos agresivos, sino situaciones en las que se comportan así. Ellos no actúan con premeditación, pues no tienen esa capacidad, sino por instinto.

Teniendo esto en cuenta, ¿cuándo puede volverse agresivo de repente? En los siguientes casos:

  • Cuando traemos a un segundo gato que le es completamente desconocido.
  • Cuando regresamos a casa del veterinario con su compañero que ha tenido que ser atendido u operado.
  • Cuando ha sufrido una situación traumática para él.
  • Cuando siente que su vida corre peligro.

Para calmarlo, primero tenemos que saber por qué se comporta así. Por ejemplo, en los dos primeros casos lo ideal es presentarlos (o re-presentarlos); llevar a uno a una habitación e ir intercambiando las camas durante 3-4 días, para luego volverlos a unir bajo vigilancia.

Si ha vivido o está viviendo un momento de mucho estrés y tensión, o si siente que su vida está en riesgo, lo que haremos será alejarlo de ahí solo si hay verdadero peligro; esto es, si está asustado por una bolsa de plástico (por ejemplo) con tocar la bolsa y darle golosinas de vez en cuando para que vea que no pasa nada es suficiente.

Si el peligro es real (un perro u otro animal o persona le está molestando o agrediendo) trataremos de sacarlo de esa situación, asustando a su agresor o posible agresor, o pidiéndole -si es humano- que se marche.

Artículo relacionado:
Agresividad de los gatos hacia las personas, ¿cómo tratarla?

¿Cómo ayudar a un gato con miedo repentino?

Los gatos son muy asustadizos

Con mucha calma y paciencia. Las golosinas para gatos pueden servirte, pero solo en caso de que no esté aterrado. Si es un animal que permanece escondido en algún rincón de la casa, te va a servir más hablarle con un tono de voz alegre, tranquilo, y suave. No hagas movimientos bruscos ni ruido; se sutil.

Entiende y utiliza el lenguaje corporal felino: parpadea lentamente, míralo un segundo y luego desvía la mirada. Estos detalles, aunque parecen pequeños, le harán entender al peludo que puede sentirse seguro en casa.

Artículo relacionado:
Cómo acercarse a un gato miedoso

¿Cómo eliminar el estrés en gatos?

Los gatos toleran muy mal el estrés, por eso siempre que sea posible tenemos que dejar la tensión fuera de casa. Las mudanzas, las fiestas, las separaciones o los duelos son situaciones que les afectan mucho, hasta tal punto de que su comportamiento puede cambiar.

La manera de ayudarlos es con calma, con paciencia. Si estamos de mudanza, lo dejaremos en una habitación con sus cosas hasta que hayamos terminado (evidentemente, estaremos con él durante todo el tiempo que podamos, todos los días); si se estresa con las fiestas o con las visitas, podremos tratar de socializarlo con las personas; y si estamos pasando por una separación o duelo, es difícil pero hay que intentar seguir con la rutina diaria. Si nos es complicado, pediremos ayuda profesional.

No dudes en reservar una habitación de la casa para que el gato pueda ir cada vez que quiera estar solo.
Artículo relacionado:
Causas más comunes de estrés en gatos

¿Cómo es el comportamiento normal de los gatos?

Esa es una de las preguntas que no tienen una única respuesta, pues va a depender mucho del gato, de su genética, de dónde y cómo se haya criado, de los cuidados que haya recibido en el paso y de los que recibe ahora,… Pero si quieres tener más o menos una idea, decirte que los gatitos son, por lo general, muy traviesos, nerviosos, juguetones, y extrovertidos, a veces demasiado.

Hay que tener muchísima paciencia con ellos, educarles desde el respeto, pero por supuesto también desde el cariño. Debemos de dejar atrás la imposiciones, el echarles agua, y el pegarles. Esto no servirá más que para que nos tengan miedo.

Si hablamos de gatos adultos, suelen ser tímidos, asustadizos, pero sociables solo con otros gatos o también con algunos humanos (esto va a depender mucho de si son ferales, es decir, si se han criado en la calle sin contacto con las personas, o de si por el contrario han vivido y viven con una familia que lo cuida con cariño).

Hay algunos casos especiales en los que te puedes encontrar gatos que adoran la compañía de cualquier persona que quiera acariciarles, pero son, como digo, especiales. Lograr tener la suerte de convivir con uno así no es fácil. Hay que trabajar mucho la relación humano-gato, tienes que dedicar tiempo a entender su lenguaje corporal, respetarlo por lo que es y por cómo es (eso implica dejarlo subirse a los muebles por ejemplo, o a la cama).

Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .

22 comentarios, deja el tuyo

  1.   Maria D Garcia dijo

    Hola,mi gato ha cambiado desde que quite la alfombra de mi casa,no come y quiere estar en el basement encima de unas ropas,lo llamo y no se quiere bajar.me puede ayudar.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Maria.
      Puedes probar de darle alguna comida que le guste mucho, como latas para gatos. Al tener un olor más fuerte, no debería tardar nada en bajarse.
      O si no, atrae a su atención con un juguete o cuerda, y juega con él.
      Un saludo.

  2.   María Inés dijo

    Hola:
    desde que volvimos de vacaciones, mi gato no quiere pisar el suelo y para desplazarse salta de un mueble a otro…es grave o lo dejo que poco a poco vuelva a ser “normal”?

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola María Inés.
      A los gatos en realidad no les gusta mucho estar en el suelo, ya que es una zona donde podrían sentirse en peligro.
      De todas formas, poco a poco debería volver a la normalidad.
      Un saludo.

  3.   Sofia Egas dijo

    Hola, mi gatita ha cambiado su comportamiento repentinamente. se ha vuelto muy asustadizo, se esconde, se hace pis y popo por todas partes, su piel y pelito están fatales, y parece que se esta quedando ciega. El veterinario no tiene idea de lo que puede ser. Ayuda por favor! estoy muy preocupada!

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Sofía.
      Te recomiendo pedir una segunda opinión veterinaria. Yo no soy veterinaria, lo siento.
      Lo único que se me ocurre es que la alimentación quizás no sea demasiado buena para ella. Te recomiendo mirar a ver si tiene cereales (maíz, trigo, avena, etc.), y de ser así cambiársela por otra que no lleve, a ver si mejora.
      Mucho ánimo.

  4.   Marcela dijo

    Hola​! Tengo una gata de 6 años,nos mudamos hace un año de departamento a casa. Le hice dejar las piedritas pero hace unos meses que hace adentro no bien entra a La casa. Es falta de cariño,enfermedad o que será?

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Marcela.
      Perdona, no te he entendido bien. ¿Le quitaste el arenero a tu gata para que hiciera sus necesidades fuera y ahora vuelve a hacerlas en casa? Si es así, probablemente sea porque, simplemente, se siente más cómoda haciendo sus necesidades dentro.
      De todas maneras, no estaría de más que un veterinario la revisara, a ver si tiene alguna infección.
      Un saludo.

  5.   Carla dijo

    Hols… Tengo dos gatita. Una de 1año ya castrada otra de 7 meses que la castre hace 3 semanas. Se amaban, se asicalaban y andaban siempre juntas. Desde que castre a las mas chiquita… La mas grande cambio y la vive atacando y esta de mal humor.. (ambas estan vacunadas contra la rabia). No se que hacer para que deje de atacar a lamas chiquita. Trato de hacerles mimos por igual pero no hay caso.. La mas grande vive enojada. Ayuda!

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Carla.
      Te recomiendo presentarlas de nuevo. Coge a las más joven y llévatela a una habitación por tres días. En esa habitación tiene que tener su cama cubierta por una manta. Cubre la cama de la otra gata con otra manta. Durante el segundo y tercer día tienes que intercambiárselas, así irán re-aceptando el color corporal de la otra.
      Al cuarto día, deja salir a la gatita y mira a ver cómo reaccionan. Acaricia a una e inmediatamente a la otra para que poco a poco vayan teniendo el mismo olor, lo cual les servirá para sentirse más tranquilas.

      Y ten paciencia. Más pronto que tarde volverán a llevarse bien.

      Un saludo.

  6.   Cris dijo

    Hola. Necesito ayuda. Tengo una gata de casi 9 años, ya esta castrada. Hace unas semanas empezó a vomitar mucho y la lleve al veterinario. Le hicieron exámenes de sangre y salio todo bien y un examen para descartar pancreatitis, salio negativo. Se concluyó que eran por bolas de pelo y le recetaron una malta. Y a los días dejo de vomitar. Pero después de eso empezó a respirar raro y ya no maulla, ni se acicala, ni quiere jugar, pasa la mayoría del tiempo acostada. Se ve triste. Ya no es la misma. A veces se retuerce muy extraño y levanta la cola. Que puede ser? Que exámenes necesita hacerse para saber que tiene? Gracias.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Cris.
      Puede ser que no le haya sentado bien la malta.
      Pero eso sólo podría saberlo un veterinario (yo no lo soy).
      Puedes probar de darle un poco de aceite, para ver si es que está estreñida, pero te recomiendo más volverla a llevar.
      Mucho ánimo.

  7.   Gato persa dijo

    Holaa,resulta que llevo 3 años con mi gato persa macho castrado y las últimas semanas está algo raro,como más inquieto de lo normal y asustadizo,a veces,de repente,suele quedarse mirándome fijamente sin parpadear y me persigue como si fuese un extraño que a entrado a su casa, como si no me reconociera,se pone agresivo, bufa y hasta me suelta zarpazos si me acerco.no a habido ningún cambio en casa ni ninguna novedad.Aunque pienso que lo hace por miedo no lo entiendo,miedo a que?la última vez que me pasó esto, además,estábamos jugando. No era un gato agresivo,es más,era un peluche de gato, buenísimo.Pero a cambiado de repente,nunca antes me atacó,y parece que soy una amenaza para el .Que le pas? O por qué hace eso? Graciaaaaas de antemano.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola.
      Pues es muy raro lo que comentas. Si no ha habido ningún cambio, te recomiendo llevarlo al veterinario para que le hagan una revisión completa.
      A veces nos puede dar la sensación de que está bien de salud, pero cuando pasa lo que a ti, no se puede descartar ningún problema veterinario.
      Si finalmente todo está bien, gánate su confianza a través del estómago: dale comida húmeda para gatos y golosinas para gatos. Acarícialo como aquel que no quiere la cosa cuando está comiendo, así asociará esta muestra de cariño con algo positivo que es la comida.
      Invítale a jugar, con cuerdas, peluches, pelotas pequeñas. Si te araña/muerde o tiene intención de hacerlo, detén el juego y déjalo solo un minuto o dos máximo.

      Hay que tener paciencia, y a veces puede necesitarse la ayuda de un etólogo felino, pero al final se pueden ver mejorías.

      Mucho ánimo.

  8.   Natalia Yanel Garcia dijo

    Hola, mi gata comenzo a atacar a mi gato de la nada, esta muy territorial es un cmabio muy brusco y no se qe le pasa.
    Mi gato se va y se esconde por que ella lo lastima y lo maltrata muchisimo lo ataca de manera violenta y sin motivos.
    Que le pasa?

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Natalia.
      ¿Ha habido algún cambio en casa? ¿Mudanza, operación,…?
      Si no ha habido nada, se me ocurre que quizás la gata se encuentre mal de salud. A veces cuando están mal actúan de manera agresiva, por lo que te recomendaría llevarla al veterinario a que le echen un vistazo.
      En el caso de que esté bien, entonces te aconsejo pasar mucho tiempo con ellos, jugar, y darles el mismo cariño a los dos. Así, poco a poco, ambos se irán tranquilizando.
      Mucho ánimo.

  9.   Bárbara Zurlo dijo

    Tengo una gata adulta de casi 10 años y siempre fue muy cariñosa y últimamente cuando le hago mimos le encanta como siempre y me ronronea y lame pero después de un rato que la acaricié se enoja y me gruñe cuando la toco, que podría ser?

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Bárbara.
      Debe de ser un cambio de comportamiento propio de la edad. Si hace vida normal y no le ves ningún síntoma más, seguramente ya no le guste que la acaricien durante tanto tiempo.
      Un saludo.

  10.   Elmer Najera dijo

    Tengo una gata de 5 años de edad, habitualmente no era muy cariñosa (especialmente con los niños, parecia que no le agradaban), desaparecio por casi 2 semanas, y ahora que regreso es mucho mas cariñosa y hasta se deja acariciar por niños, tambien tengo un gato que es su hijo, pero ahora que regreso el gato le gruñe y le quiere pegar, que podrias ser?

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Elmer.
      ¿Está castrada? Si no lo está, es posible que esté embarazada y que, a raíz de su estado, su comportamiento haya cambiado.
      En el caso de que sí esté operada, lo que puede haber ocurrido es que el gato no reconozca el olor corporal de su madre, que la vea como a una extraña. Para solucionarlo hay que acariciar a los dos, primero a uno, luego a otro, y después volver al primero. Estos animales se guían mucho por los olores, de modo que si perciben que todos huelen igual, se irán tranquilizando poco a poco.
      También es importante darles comida húmeda (latas) y hacerles el mismo caso a los dos.
      Un saludo.

  11.   Alison Calderón dijo

    Hola, no sé si pueda ayudarme.

    Tengo dos gatas, una de 4 años y otra de 2. Aunque ambas tienen personalidades diferentes, suelen llevarse bien, y siempre se habían apapachado y recostado juntas sin ningún problema. Hace unas semanas decidimos cuidar a un gatito de un mes durante un par de semanas, y la más chica logro acariciarse de el, mientras que la grande solo se acostumbro a su paciencia.

    Durante el tiempo que estuvo aquí el gatito, decidimos llevarlo al veterinario a que le dieran una revisión y resultó tener parásitos, por lo que llevamos a mis otras dos gatas para que las revisaran. Mi gata mayor resultó estar bien, pero la de 2 años tenía una fuerte infección, por lo que el veterinario decidió darle inyecciones de hierro, desparasitarla y vitaminas. Empezó a mejorar un poco, y pareció entristecerse por la ausencia del gatito, pero parecía mejorar en salud. Hasta que tuvo una recaída en su ánimo, la volvimos a llevar y el veterinario dijo que era posible que tuviera una infección a causa de los parásitos, entonces le dió otra vez el tratamiento de hierro, vitaminas y antibióticos. Pero mi gata estaba aterrada por ir al veterinario, y las inyecciones de hierro especialmente le dolieron muchísimo. Han pasado dos semanas desde entonces. Mi gata se ve totalmente recuperada, un poco nerviosa pero en general volvió a ser la gatita cariñosa que era. Todo estaba bien, hasta que empezó a venir un gato de la calle a marcar territorio. Ambas gatas están esterilizadas, y la gata más chica tuvo unas cuantas complicaciones con su recuperación de la esterilizada, pero todo parecía estar normal. Ahora, mis gatas se pelean y se muerden, y mi gata más grande le bufa a mi otra gata, y la gata chica se le avienta encima y la muerde y rasguña muy feo. Y también ambas han dejado de comer la comida que les damos, y dejan todo sucio y lleno de pedazos de croquetas (no solían hacer eso nunca). Lamento mucho si mi mensaje es tan largo, pero como no sé cuál de todos estos eventos pudo ser el causante del cambio de comportamiento de mis gatas, preferí contar todo lo que ha pasado últimamente que pudo ser el catalizador. Muchas gracias por su tiempo, y espero que sí me pueda ayudar a que hacer con mis gatas, las amo mucho y no quiero que estén así una con la otra, sobre todo por qué antes se llevaban de maravilla.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Alison.
      Lo primero, siento el retraso. El blog ha estado parado un tiempo.

      ¿Qué tal siguen las gatas? Espero que hayan mejorado; y si no, te cuento:
      No soy ninguna experta, pero por lo que dices el desencadenante de este problema pueden haber sido varias cosas:
      -el olor del veterinario (a los gatos de por sí les causa incomodidad y tensión; y a veces los que se quedan en casa tratan mal a los que han estado allí)
      -la aparición de ese gato de la calle (¿están esterilizadas o castradas? Si están solo esterilizadas, se les hizo una ligadura de trompas, pero el celo y la conducta asociada a él lo siguen teniendo; si están castradas, se les quitó todo el sistema reproductivo, y por lo tanto también la posibilidad de tener el celo). Si están esterilizadas, puede ser que lo que les pase es que cuando perciben el olor de ese otro gato, se enfaden una con la otra por la imposibilidad de acercarse a él.
      Otra posibilidad es que, simple y llanamente, no les guste que esté ese gato por ahí, y que paguen su enfado con la otra.

      En cualquier caso, te recomiendo hacer como si no se conocieran de nada. Como si fuese la primera semana que están viviendo contigo. Coge a una de las dos (la más joven) y llévala a una habitación con su cama, comedero, agua, arenero. Durante tres días, intercámbiales las camas. Pasado ese tiempo, déjalas que se junten y se huelan. Ten preparados un par de comederos con latas de comida húmeda para gatos. No hagas ruidos ni hables alto: es mucho mejor hacer movimientos suaves, sutiles, … y hablarles como si fueran niñas pequeñas (en serio, suele funcionar 😉 ).

      Si se bufan es normal, e incluso si se dan patadas. Pero si ves que se les eriza el pelo, se gruñen y, en definitiva, que están a punto de pelearse, pon una escoba o algo entre ellas, y trata de meter a una de las dos en una habitación. Y vuelve a intentarlo al día siguiente.

      Hay que tener mucha paciencia, pero con el tiempo irás viendo resultados.

      Ánimo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida