Señales de calma de los gatos

Gato bicolor adulto

Los gatos son, por lo general, pacíficos. Sólo se ponen un poco nerviosos en época de celo, cuando hay una hembra cerca buscando pareja con la que tener descendencia, o cuando tienen la necesidad de proteger su territorio o su propia vida.

Si convives con uno de ellos, él puede mandarte una serie de mensajes si lo considera oportuno para tratar de que te relajes. Pero, ¿cuáles son las señales de calma de los gatos?

En el año 2004 la adiestradora canina Turid Rugaas comenzó a hablar de las señales de calma que muestran los perros para que la convivencia fuese armoniosa para todos. Estas señales fueron descritas en su libro ”El lenguaje de los perros. Las señales de calma”. Tras haberlo leído empecé a darme cuenta de que los gatos también tenían sus propias señales, lo cual hasta cierto sentido era lógico: ¿cómo si no pueden evitar peleas innecesarias?, o ¿cómo sino podrían decirle a un gatito se tranquilizase de una manera educada?

Por eso, y aunque no soy ni mucho menos una experta en el tema, he llegado a observar estas señales de calma en los gatos:

Número 1 – Se lame la nariz

Gato con la lengua fuera

Suelen hacerlo mucho cuando, por ejemplo, un gato adulto está durmiendo tranquilamente y un gatito pasa por encima deliberadamente con la intención de jugar con él. También pueden hacerlo si les sorprendemos, les cogemos en brazos y les damos muchos besos.

Número 2 – Entrecierra los ojos

Ese es un mensaje que tiene dos significados: uno de ellos es ”yo confío en ti”, y el otro es ”tranquilo/a, no pasa nada”. ¿Cuándo lo hacen? Pues aunque resulte curioso, lo pueden hacer si son gatos muy respetuosos y sociales a un gato o gatito -sobretodo a un gatito- que acabamos de traer a casa y está muy asustado.

Número 3 – Se pone boca arriba

Cuando un gato se pone boca arriba está en una posición que podría ser muy peligrosa, ya que así apenas puede defenderse. Si se tumba sobre su espalda es una manera de decir al que tiene delante que reconoce que no quiere peleas. Ojo, no hay que confundirlo como una invitación al juego: en ésta, tendrá una mirada especial (como la de un niño pequeño que tiene intención de hacer alguna travesura), mientras que en la otra puede tener los ojos entrecerrados.

Número 4 – Pone su cola bajo las patas

Si el gato pone la cola bajo las patas es porque tiene miedo y trata por todos los medios de que la causa de este sentimiento se aleje o se relaje. Por ejemplo, si una persona no hace más que molestarlo, el felino pondrá su cola entre sus patas.

Número 5 – Bosteza

Gato bostezando

El bostezo. ¿A quién no le relaja? 🙂 Es la señal de calma que pasa más inadvertida, no en vano, lo hacen o cuando tienen mucho sueño o cuando se terminan de levantar. Y pasan hasta 18h durmiendo, así que… si piensas que esto no es una señal de calma, lo entiendo, pero sí, lo es.

Póngamos de nuevo el ejemplo del gato adulto con el gatito. El pequeño quiere jugar, pero el adulto no tienes muchas ganas; sin embargo, el gatito se vuelve muy insistente, de modo que el gato adulto bosteza. Si surge efecto, el peludito se calmará, y si no, se alejará.

¿Conoces otras señales de calma?

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *