¿Qué tiempo de gestación tienen los gatos?

El embarazo de los gatos dura unos 63 días

Los gatos son animales que pueden entrar en celo varias veces a lo largo del año, sobretodo si el clima es suave. De hecho, suele ocurrir muy a menudo que, cuando una gata está a punto de destetar a sus cachorros, ya ha vuelto a quedar embarazada.

Son muy prolíficos, por lo que para evitar camadas no deseadas es muy recomendable castrar o esterilizar tanto al gato como a la gata. Sepamos qué tiempo de gestación tienen estos peludos.

Los síntomas del embarazo felino incluyen náuseas

Desde el primer momento en el que el óvulo es fecundado hasta que los gatitos llegan al mundo pasan tan sólo de 64 a 67 días. Es un viaje muy corto durante el cual la futura mamá gata se preparará para cuidar a sus pequeños hasta que sean capaces de caminar, comer y hacer sus necesidades por sí mismos, lo cual ocurre a los dos meses de edad.

A los cinco días del apareamiento, el embrión viaja hacia el útero donde se enganchará alrededor del día 12. Tan sólo ocho días después, ya se podrán escuchar los latidos de los corazones de los gatitos en formación.

Al llegar el mes, se forman los órganos y músculos de los pequeños, quienes miden 5cm de longitud y tienen un peso de 7 gramos, un peso que se duplicará en los próximos 10 días. En esta etapa es cuando podremos ver cómo la gata se nota más cansada, incluso puede llegar a tener náuseas propias de su estado. En el día 35 los pezones se le comenzarán a hinchar para poder alimentar a los gatitos.

En la recta final de la gestación, los cachorros tendrán una forma alargada hacia el día 50, y se moverán mucho. De hecho, podremos ver cómo dan patadas y juegan observando el vientre de su madre. Sus órganos y músculos habrán terminado de crecer, y en sus cuerpecitos les crecerá el pelaje que les debe de proteger el resto de su vida.

Llegado el día 60, los cachorros medirán algo más de 10 centímetros de altura y pesarán entre los 90 y los 100 gramos. Cinco días después, la gata se pondrá de parto y cuidará de los gatitos hasta que vuelva a entrar en celo.

Señales para saber si tu gata está preñada

Le puede ocurrir a cualquier dueño de una gata que sale a la calle o que pasa tiempo en el exterior de una casa, como un jardín o patio por el que se cuelan gatos macho en busca de hembras. Si tu gata no está castrada, un solo encuentro con un gato macho puede resultar en un embarazo.

Los gatos son criadores increíblemente eficientes, así que si tienes una gata no castrada que tiene acceso a gatos machos, lo más probable es que quede embarazada dos veces al año. Incluso las crías de tan solo cuatro meses pueden quedar embarazadas. Pero saber si una gata está embarazada no siempre es sencillo, ya que los signos pueden ser sutiles. Si crees que tu gata está embarazada, lo mejor que puedes hacer es llevarle al veterinario para salir de dudas.

Un embarazo planificado o no planificado, todos los embarazos deben hablarse con tu veterinario para asegurarte de que la madre y los bebés estén sanos y que estén bien. El embarazo de un gato dura nueve semanas o alrededor de 63 días, como te hemos comentado al principio de este post. En las primeras semanas iniciales, generalmente no hay cambios externos. Sin embargo, una vez que comiencen los cambios, los notarás.

¿Tu gata está embarazada?

Las gatas son muy buenas madres

Alrededor de las tres semanas debería haber algunos cambios notables en el comportamiento y la apariencia física. Si quieres saber si tu gata está embarazada, estas señales serán claros indicadores.

Pezones más oscuros

Alrededor de las tres semanas, los pezones de una gata preñada se oscurecerán y se agrandarán. Los veterinarios llaman a este signo “pinking”. También puedes notar una secreción lechosa de los pezones, aunque las gatas no comienzan a producir leche hasta después del nacimiento.

Náuseas matutinas

Al igual que los humanos, una gata preñada también puede pasar por un período de enfermedad ocasionalmente. No todos los gatos tienen náuseas matutinas (¡como las mujeres embarazadas!), Pero si las tiene, vigílala y habla con tu veterinario si los vómitos se vuelven frecuentes o si tu gata no se encuentra bien.

Vientre hinchado

Alrededor de los 30 días, las gatas gestantes comienzan a desarrollar un abdomen redondeado e hinchado, una señal que no siempre es tan fácil de detectar. Si tu gata tiene sobrepeso para empezar, su distensión abdominal puede ser menos notable, pero aún así aumentará de peso debido al embarazo. Una gata preñada ganará un total de 1 a 2 kilos en total, dependiendo de la cantidad de gatitos.

Anidamiento

Cuando una gata tiene alrededor de dos semanas de gestación, a menudo comenzará a anidar. Escogerá un lugar tranquilo para comenzar a organizar mantas o telas para usar en el parto. La gata también puede comenzar a actuar más maternalmente, ser más cariñoso contigo y ronronear con más frecuencia. Al mismo tiempo, podría volverse menos tolerante con otras mascotas o animales.

Ecografía positiva

La mejor manera de saber si tu gata está embarazada es visitar a tu veterinario y hacerse una radiografía o una ecografía. Las radiografías no muestran a los gatitos hasta 40 a 45 días cuando los esqueletos de los gatitos son visibles. Los ultrasonidos se pueden realizar desde los 21 días, pero a menudo es difícil contar la cantidad de gatitos presentes con una ecografía, en comparación con las radiografías.

No te preocupes por usar una radiografía en una gata preñada. La cantidad de radiación es bastante pequeña, por lo que una radiografía generalmente se considera segura para los gatitos en desarrollo.

Cómo saber si tu gata está de parto

El gran día ha llegado, entonces, ¿qué necesitas hacer? Este proceso se denomina técnicamente “reina”. Lo más probable es que no necesites hacer nada para ayudar con el proceso de nacimiento, excepto estar con tu gata para motivarla. Incluso puede que te despiertes por la mañana y te des cuenta de que tu gata embarazada ha dado a luz ella sola y ya está amamantando a sus pequeños gatitos.

Sin embargo, tienes que saber cómo detectar problemas potenciales y qué medidas tomar, en caso de que necesite ayuda con el proceso del parto.

Señales de parto inminente

Estas señales te indicarán que tu gata está de parto:

  • Anidación:  un día o dos antes del parto, tu gata buscará un lugar tranquilo y seguro para tener sus gatitos. Puedes intentar prepararle un área de parto con una caja de cartón o una canasta de ropa forrada con toallas o mantas. Sin embargo, tu gato puede elegir algo completamente diferente.
  • Cambios de comportamiento: estos incluyen ritmo inquieto, jadeo, aseo excesivo (especialmente en el área de sus genitales) y vocalización excesiva.
  • Signos físicos del trabajo de parto:  puede haber una caída en la temperatura corporal normal. La gata puede vomitar. El abdomen puede “caerse” unos días antes del parto, y los pezones pueden volverse más grandes y más rosados.
  • Trabajo de parto activo:  comenzarán las contracciones y verá la apariencia del saco amniótico. También puede ver una descarga de sangre u otro líquido coloreado.

Qué necesitas para el área del parto

Gatito bebé durmiendo

  • Compresas absorbentes
  • Toallas limpiar para ayudar a limpiar y estimular a los gatitos si es necesario
  • Toallas de papel con el mismo fin
  • Es posible que necesites una caja extra para colocar a los gatitos mientras la mamá gata está aún está en el proceso del parto.
  • Coloca una almohadilla térmica en el fondo de la caja con una manta o varias toallas sobre ella. La idea es evitar que los gatitos se enfríen, sin quemarlos. Nunca los coloques directamente sobre una almohadilla térmica. Coloca otra toalla limpia sobre la parte superior de la caja para contener el calor y evitar las corrientes de aire.
  • Una canasta de lavandería o una caja extra para desechar las toallas sucias.

En los partos de las gatas pueden haber complicaciones, en estos casos, es necesario que lo tengas en cuenta porque quizá tengas que llamar de urgencias al veterinario para poder ayudar a tu gata a tener un parto sin riesgos. Puede haber hemorragias internas, que algún gatito se quede atrapado en el canal del parto, que nazcan gatitos muertos… Los problemas pueden ser muchos y muy variados y es importante tener el teléfono del veterinario a mano para ayudar a tu gata a que todo marche bien.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.