Primeros auxilios para gatos

Gato travieso

Aunque lo intentemos evitar, los gatos a veces tienen accidentes. Una mala caída, la ingesta de algo tóxico, un accidente… por ello, es muy importante tener a mano un botiquín, pues nunca se sabe cuándo nos puede hacer falta.

Si nunca antes habías convivido con un felino, a continuación te voy a decir cuáles deben de ser los primeros auxilios para gatos.

¿Qué tiene que haber en el botiquín?

En el botiquín de primeros auxilios tiene que haber lo justo y necesario para poder tratar al gato en casa, que es: tijeras, jeringas, algodón, termómetro rectal, vaselina, guantes, manta, gasas estériles, vendajes, collar isabelino, suero salino, pinzas, jabón, bote de muestras y latas de comida húmeda.

En cuanto a medicinas, las únicas que podemos tener son betadine y agua oxigenada ¿Por qué? Porque no podemos medicar al gato sin antes consultar con el veterinario, ya que la dosis que nos haya podido indicar una vez puede que esta no le resulte eficaz. Por supuesto, si el animal tiene problemas médicos que necesiten un tratamiento largo o de por vida tendremos que tener sus medicamentos en el botiquín.

Otra cosa que no nos puede faltar es el número de teléfono de los veterinarios de urgencia.

¿Cómo actuar si mi gato se encuentra mal?

Si al gato le ha pasado algo o se encuentra mal, debemos de llevarlo al veterinario. Pero a veces los ”pequeños” accidentes ocurren, de modo que antes de nada tenemos que ayudarle en casa. Por ejemplo:

  • Heridas: si se ha hecho un corte o un gato le ha arañado, bastará con limpiarle la zona con agua oxigenada y ponerle un poco de betadine.
  • Quemaduras: tenemos que aplicar inmediatamente una tela empapada en agua fría. Si el agente químico ha entrado en el ojo, aplicaremos una buena cantidad de suero salino.
  • Pérdida de la consciencia: se debe realizar la respiración artificial de emergencia de la siguiente manera: se coloca al gato en el suelo, boca arriba. Miraremos a ver si hay algún cuerpo extraño que le pueda estar ahogando y, de ser así, se lo sacaremos con una pinza habiéndole tirando previamente de la lengua hacia adelante. Luego, uniremos la boca con la suya y exhalaremos aire. Tenemos que hacer diez exhalaciones por minuto, dejando una pausa de 5 segundos.

Gato atigrado triste

Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *