¿Por qué mi gato esterilizado sigue marcando?

Gato blanco

Cuando llevamos a nuestro gato al veterinario a esterilizar lo hacemos con la intención de que no deje embarazada a ninguna gata, y de paso para que esté más tranquilo en casa y deje de marcar con orina todas las esquinas. Sin embargo, a veces las cosas no salen como esperábamos.

Es entonces cuando nos preguntamos por qué mi gato esterilizado sigue marcando… Y es que, claro, si continúa haciéndolo, es porque algo ha salido mal, o eso es lo que en un principio creemos. Para esclarecer el asunto, a continuación te explicaré por qué ocurre esto.

No es lo mismo esterilizar que castrar

Vamos a empezar por el principio, pues hay mucha confusión al respecto. Se utiliza la palabra »castración» o »esterilización» indistintamente para hablar de una gata que ya no puede tener gatitos y/o de un gato que no puede dejar embarazada a una gata. Pero esto es un error muy grande.

Castrar es extirpar las glándulas reproductoras. Con esta operación se elimina la posibilidad de procrear, y también el celo y las conductas asociadas a él. Por el contrario, esterilizar es ligar las trompas de Falopio a las gatas, o hacer una vasectomía (extirpación del conducto deferente) a los gatos, manteniendo el celo.

Un gato esterilizado no deja de marcar (no siempre)

Los gatos son animales territoriales, algunos más que otros. Durante el celo además entra en juego la necesidad de encontrar pareja, y de pelear por ella si hay otros gatos cerca. Por eso, los machos enteros y/o aquellos que han sido esterilizados, es decir, aquellos que no han sido castrados, lo normal es que no dejen de marcar con orina, pues es una de las formas que tienen para decir que ese territorio es suyo.

El humano poco puede hacer para solucionarlo. Pero algo sí 🙂 .

Si está estresado, marcará más

Sí. Es así. Si es un animal que vive en una vivienda donde no se le trata con respeto ni con cariño, donde vive acosado, o donde ha llegado un nuevo miembro de la familia y no se le ha presentado correctamente (poco a poco), se estresará mucho y marcará con orina. No lo hará con mala intención, sino simplemente para decirle a sus humanos que es urgente que se produzca un cambio que le permita ser feliz.

Sigue estos consejos para evitar que marque

Ahora que sabemos por qué marca, podremos hacer algunas cosas para evitar que vuelva a hacerlo o, al menos, a reducir esos marcajes:

  • Llevarlo a castrar.
  • Tratarlo con respeto, paciencia y cariño, siempre.
  • Pulverizar con repelente para gatos aquellos lugares donde suele marcar.
  • Hacer vida con él; es decir, dedicarle tiempo.
  • Presentarle al nuevo miembro de la familia poco a poco, poniéndole cerca una tela o manta que lleve su olor para que se vaya acostumbrando, a su ritmo.

El gato disfruta con la compañía de los de su especie

Así, se tranquilizará 🙂 .


2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Miriam dijo

    Hola,mi nombre es Miriam,mi gato Cooper lleva 2 días marcando,me parece raro,ya que tiene 5 años y lo castramos cuando cumplió los 6 meses y nunca lo había hecho,vive con más gatos,sus dos hermanos y sus padres,todos castrados desde hace años, también esta nuestro hijo de 18 meses y cuando nació tampoco mostró este comportamiento,estará estresado? Me gustaría que me orientarán un poco y saber que hacer,muchas gracias

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Miriam.

      Es posible que esté estresado. Piensa que los niños pequeños somos todos un poco revoltosos en general. La manera de socializar y de jugar que tenemos los humanos es distinta a la que tienen los gatos. Por eso, es muy importante que, cuando en una casa conviven tanto gatos como niños, sobre todo si son pequeños, los padres estén muy pendientes de que el niño no moleste ni agobie al gato (es decir, que no le coja de la cola, que no le meta los dedos en los ojos, y cosas así), y de que el gato trate de mostrarse respetuoso con él (no utilizando sus uñas ni mordiéndole).

      De todas formas, tampoco habría que descartar el hecho de que su familia ahora, debido al confinamiento, pase más tiempo en casa. O incluso que tenga alguna infección de orina. De hecho, te recomiendo que consultes con un veterinario, por si acaso, porque las infecciones urinarias les provocan mucho dolor y molestias.

      Saludos y ánimo!