Hiperapego en gatos, un serio problema

Tener apego hacia un gato es algo completamente natural, ya que es un animal que se hace querer mucho no, muchísimo. Pero a veces este cariño se puede volver en nuestra contra (tanto la del felino como la de su familia), puesto que ninguno de los dos podremos tener una vida normal.

Es muy importante que tanto unos como otros tengamos cierta independencia, porque de lo contrario nos volveremos dependientes del otro… y eso acabaría por darnos una toxicidad en la relación que no es nada sana. Por eso, voy a hablarte del hiperapego en gatos… porque yo lo he tenido y no es fácil superarlo.

¿Cómo saber si tengo o no hiperapego por mi gato?

Si eres seguidor del blog es porque o estás pensando en tener un gato, o porque ya tienes uno y quieres cuidarlo mejor, o porque tienes curiosidad por estos animales. Pero tienes que saber que por mucho que yo o cualquier otra persona te diga o te aconseje, la única manera de saber si vivir con uno es buena idea o no es… viviendo con él. Cada gato es un mundo, y cada ser humano también.

Soy de las que piensan que hay un gato para cada persona, y cuando eso se da, es decir, cuando la persona encuentra a su gato ideal (o él la encuentra a ella 😉 ), todo fluye. Pero hay que tener cuidado, puesto que de lo contrario podríamos llegar a tener una relación enferma con él.

Los ”síntomas” del hiperapego son los siguientes:

  • Pensar únicamente en el bienestar del gato.
  • No irse de vacaciones para no dejarlo solo.
  • Hablar del gato en cuanto surge la mínima oportunidad.
  • No tener casi vida social.
  • Gastarse mucho dinero en cosas que se cree que el gato necesita.

¿Cómo se trata?

Por experiencia te puedo decir que no es nada fácil, y menos cuando has criado a biberón al gato en cuestión. Te sientes como su ”madre” o ”padre”, y te da tanto miedo que le pase algo malo que dejas de hacer cosas que antes hacías. Pero ya te digo, no es bueno. Puedes sentir tanto estrés o ansiedad que acabas ”contagiando” al gato de tus emociones negativas.

¿Cómo se soluciona entonces este problema? Bueno. Lo primero es entender que tanto el gato como tú necesitáis ser un poco independientes. Las personas somos sociables por naturaleza; es algo que llevamos en los genes, y nos hace mucho daño el estar solas siempre. Por ello, te aconsejo hacer lo siguiente:

  • Empieza a quedar con tus amigos. Si quieres en casa, pero no te olvides de salir de vez en cuando.
  • No gastes más dinero en objetos para gatos. Tu peludo solo necesita unos pocos juguetes (los míos solo juegan con una caña y una pelota hecha con papel de aluminio), una cama (o dos como mucho), un rascador, además de por supuesto comedero, bebedero y bandeja de arena. No le compres ropa, pues no la necesita.
  • No humanices al gato. El felino es un felino, y tú eres un humano. Ambos tenéis necesidades y estilos de vida muy diferentes.
  • Si necesitas ayuda extra, consulta con un terapeuta floral para gatos, quien os ayudará con Flores de Bach a recuperar vuestra vida.

Espero que te haya servido 🙂 . ¡Ánimo!

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.