Granuloma acral por lamido en gatos

Cuando decidimos adoptar a un gato debemos ser conscientes de que puede caer enfermo alguna que otra vez a lo largo de su vida. Y es que, incluso algo tan propio de él como es el acicalamiento puede causarle problemas.

De hecho, el granuloma acral por lamido en gatos, si bien no es muy frecuente, sí que puede ser crónico. Si quieres saber cuáles son las causas y su tratamiento, a continuación te lo cuento.

¿Qué es?

El gato es un animal que parece estar obsesionado por su higiene personal. Se acicalan varias veces al día: después de comer, después de una sesión de mimos, después de dormir… Esto es normal, pero cuando se lamen más de lo habitual pueden hacerse heridas. Y es que, como sabemos, la superficie de su lengua no es lisa, sino que tiene como ganchos diminutos. Estos actúan como una si fuera papel de lija, por lo que si se lame demasiado una zona en concreto esta se quedará sin pelo y, si continúa el problema, se puede hacer daño.

El granuloma acral por lamido se produce precisamente en esas situaciones, cuando el animal lame de forma repetitiva un área en concreto hasta perder el pelo y erosionar las capas más superficiales de la piel.

¿Cuáles son las causas?

Las causas del granuloma acral por lamido en gatos son las siguientes:

  • Ácaros
  • Infecciones por hongos
  • Enfermedades de las articulaciones
  • Infecciones por bacterias
  • Cáncer
  • Alergias
  • Traumatismos

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas son:

  • Inflamación y abultamiento de la zona afectada.
  • Enrojecimiento de la zona. En casos graves se verá ennegrecida.
  • El centro de la lesión presentará úlceras y se verá húmedo, de color rojo. Si la situación empeora veremos además costra.

¿Cómo se diagnostica y se trata?

Una vez que sospechemos que nuestro gato no se encuentra bien, debemos de llevarlo al veterinario. Allí le podrán realizar una citología por raspado, una biopsia, pruebas de alergia y/o una radiografía para averiguar si existe un traumatismo.

En cuanto se confirme el diagnóstico, lo empezará a tratar. El tratamiento dependerá de la causa, que puede ser:

  • Evitar exponerlo a los alérgenos.
  • Tratamiento tópico con analgésicos y antipruriginosos.
  • Administrarle antibióticos.
  • Impedirle el lamido con dispositivos mecánicos en caso de trastorno obsesivo compulsivo.
  • En casos graves, administrarle corticoesteroides tópicos o inyectados.

Debemos saber que es difícil de curar, pero si además de hacer lo que nos diga el veterinario nos aseguramos de que tenga una vida feliz y tranquila, seguro que mejorará.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:

CamasÁrbolesComida


Categorías

Enfermedades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.