¿Es posible la convivencia de dos gatos en casa?

Cuando nos planteamos adoptar a un segundo peludo es muy importante que nos preguntemos si la convivencia de dos gatos en casa es posible, ya que aunque por lo general no suele haber problemas, ello no significa que no podamos tenerlos nosotros.

Y es que son muchas las cosas que debemos tener en cuenta antes de hacer algo. Por eso, en este artículo te daré consejos para que puedas tomar la mejor decisión para ti.

¿Pueden convivir dos gatos en una misma casa?

La respuesta es… depende. ¿Y de qué depende? Pues de todo esto:

  • Edad del gato cuando se separó de la madre: los felinos que pasan sus primeros 2-3 meses con la madre suelen ser más equilibrados que los que se han destetado antes de tiempo, ya que su progenitora ha podido enseñarles todo lo que tienen que saber para ser animales tranquilos.
    Por otra parte, hay que tener presente que cuanto más adultos sean, más difícil será conseguir que se toleren.
  • Periodo de socialización gatuno: si desde los dos hasta los tres meses de vida los gatos han estado en contacto con los humanos y con otros gatos con bastante regularidad, no van a tener ningún problema con ellos en el futuro.
  • Carácter del gato: hay felinos que son muy tranquilos y solitarios, y hay otros que son más nerviosos y juguetones. Los primeros vivirán mejor siendo gatos únicos, los segundos en cambio agradecerán tener un amigo con quien jugar.
  • Casa: la vivienda y la familia que vive en ella tiene que estar adaptada a los gatos. Esto significa que los felinos tienen que tener rascadores, juguetes, una habitación que les sirva de refugio, diversos areneros, y por supuesto unas personas que se jueguen con ellos a diario y que se preocupen por su salud.

¿Cómo conseguir que se acepten?

Para ello hay que tener MUCHA paciencia, y sobretodo estar tranquilos y alegres. Los gatos saben bien cómo nos sentimos, y no solo eso, sino que además ”se contagian” de nuestros sentimientos con mucha facilidad. Así que hay que procurar estar bien, serenos, y seguir este paso a paso:

  1. Lo primero que hay que hacer es llevar al gato ”nuevo” a una habitación donde tenga comida, agua, cama y su arenero. Sobre la cama pondremos una manta, y también pondremos una sobre la del gato ”viejo”.
  2. Durante los próximos dos o tres días, intercambiaremos las mantas.
  3. Al tercer o cuarto día, los presentaremos, a ser posible poniendo previamente una barrera de bebés entre los dos. Les pondremos una comida rica a cada uno, y pediremos a un familiar -que viva en la casa- que acaricie al gato ”viejo” mientras nosotros hacemos lo mismo con el ”nuevo”. Así los animales asociarán la presencia del otro gato con algo positivo: caricias.
    Hacemos esto durante 5 o 6 días.
  4. A partir de la semana, quitamos la barrera y dejamos que hagan vida normal. Si se bufan no hay de qué preocuparse. Solo intervendremos si realmente hay intento de agresión (mirada fija, pelo erizado, gruñe), pero esto no tendría por qué pasar si dedicamos tiempo a ambos gatos, jugando con ellos tres veces al día por 15-20 minutos cada vez y si les damos cariño por igual.

Espero que te haya servido. 🙂

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.