El gato Somalí

Gato somalí naranja adulto

Del gato somalí podríamos decir muchas cosas, pero la primera que nos viene a la mente es una palabra: majestuosidad. Es un animal que tiene una capa densa de pelo pero sin llegar a los extremos, lo que le da un aspecto muy elegante. Pero además esa elegancia no sólo es externa, sino que también podemos verla en la manera que tiene de caminar y de comportarse.

Desde sus orígenes, a mediados del siglo pasado, el gato somalí ha conquistado millones de corazones. ¿Lo hará con el tuyo?

Historia del gato somalí

Gatito de la raza somalí

Nuestro protagonista es un peludo que surgió casi por casualidad. En los años 50 en Canadá, Estados unidos, Australia y Nueva Zelanda se estaba trabajando con gatos abisinios, los cuales fueron cruzados con gatos siameses y persas con el fin de mejorar la raza. Pero no se esperaban que, cada vez con más frecuencia, aparecieran gatitos de pelo largo.

En los 60 un criador apostó por estos peluditos, quien trabajó con ellos para que fueran reconocidos como raza. En 1979 la Cat Fancier Association (CFA) hizo realidad su sueño, y en 1982 la Fédération Internationale Féline (FIFe).

Características físicas

Gato de la raza somalí

Este precioso gato tiene un peso de entre 3,5 y 5,1kg. Su cuerpo es musculoso, ágil, de patas delgadas y largas. La cabeza es redondeada, con las orejas erguidas y siempre atentas. Los ojos son almendrados o verdes. La cola es larga y tiene abundante pelo, similar a la que tiene el zorro. Su pelaje es fino, denso, suave y de longitud media.

El color puede ser salvaje (bandas negras y melocotón), azul (bandas gris azulado y crema), sorrel (bandas chocolate y melocotón), fawn (bandas crema oscuro y beige apagado).

Comportamiento del gato somalí

Es inteligente, extrovertido, juguetón y muy cariñoso. También es muy curioso, algo que demostrará cada día al querer explorar su hogar. Disfruta estar en el exterior, aunque se adapta bien a vivir en un piso siempre y cuando se le proporcionen juguetes. Dada su inteligencia, puedes incluso comprar un juguete interactivo para gatos y pasar muy buenos momentos con él.

¿Qué cuidados necesita?

Gato somalí adulto

Imagen – Pickapaw.com

Alimentación

Para que tenga un buen desarrollo es muy recomendable darle una alimentación de buena calidad. Hoy en día disponemos tanto de piensos (húmedos y secos) como de comida más natural (Dieta Yum, Summum) que respetan el organismo del felino al contener sólo ingredientes que el propio gato comería si estuviera en la naturaleza.

Los piensos y comidas que contienen cereales y subproductos a menudo causan alergias a los animales ya que no pueden digerirlos; por eso, siempre que se pueda es mejor darle al gato una comida que no contenga estos ingredientes.

Higiene

  • Pelo: una vez al día se le debe de cepillar para retirarle el pelo muerto y evitar que se le enrede. Para esto se puede usar el FURminator, que es un cepillo de púas rígidas, u otros similares.
  • Ojos: dos o tres veces por semana se deben de limpiarle los ojos con una gasa humedecida en manzanilla (en infusión).
  • Orejas: una vez por semana o cada 15 días se deben de limpiarle las orejas con gotas especiales prescritas por un veterinario.

Salud

El gato somalí goza de muy buena salud, aunque, como todos los gatos, puede contraer alguna enfermedad. Por este motivo, es importante llevarlo al veterinario cada vez se sospeche que está enfermo.

Atención y juegos

Gato somalí joven

Imagen – Somalispot.com

Cada día hay que dedicarle tiempo, jugar con él y hacerle compañía. Es esencial hacerle ver y sentir que realmente forma parte de la familia, y para eso es conveniente tratarlo como tal, es decir, con respeto, paciencia y cariño.

Durante tu ausencia, esto es, cuando estés trabajando, o hayas ido a hacer la compra, es recomendable dejarle algo para hacer para que se mantenga ocupado. Por ejemplo, es interesante dejarle golosinas para gatos escondidas por la casa, o algún juguete interactivo.

Así, aunque es verdad que va a pasar muchas horas durmiendo, cuando se despierte podrá entretenerse un poco hasta que regreses.

¿Cuánto cuesta un gato somalí?

El gato somalí es una raza de felino que sin duda estamos seguros de que va a conquistar rápido el corazón de tu familia, y el tuyo propio. Es un peludo con el que vais a pasar momentos inolvidables: unos serán mejores que otros, y puede que algunas veces os haga llorar. Pero os dará mucho cariño, siempre que se cuide bien y se respete como animal y como individuo.

Por eso, si tienes todo esto en cuenta, y te has decidido a comprar un cachorro, debes saber que cuesta alrededor de 700 euros en un criadero, o bien unos 400 euros en una tienda de animales.

Fotos

Te adjuntamos una galería de fotos del gato somalí para que puedas ir pensando en qué situaciones le vas a sacar algunas a tu mejor amigo de cuatro patas:


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.