Descifrando la mirada del gato

Los ojos de los gatos pueden decirnos cómo se encuentra

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu gato se ha acercado a alguien al que no le gustan estos animales? O, ¿por qué se ha alejado de a quien les encantan? El lenguaje corporal de los gatos es muy interesante, distinto al de los perros, y no siempre podemos saber con certeza lo que nos está queriendo decir. Es por ello que es muy recomendable aprender a »hablar» como un gato. No te preocupes, no es necesario que aprendas a maullar, pero sí a entender algunas de las señales más utilizadas por ellos.

Hoy nos centraremos en el lenguaje de la mirada. Dicen los poetas que los ojos son el espejo del alma, y en el caso de los gatos también es así. A través de cómo nos miran, podemos descifrar su »idioma».

La mirada de un gato transmite mucho

El lenguaje visual de los gatos más utilizado es:

  • Nosotros, los humanos, nos guiamos mucho por el contacto visual. Sin embargo, para un gato, el contacto visual prolongado con los ojos bien abiertos puede resultar amenazante. Por eso no dudan en dar media vuelta cuando se ven en la situación en la que alguien lo mira fijamente. Son animales que siempre procuran evitar conflictos. Los amantes de los gatos cuando vamos a una casa en la que viven algunos, no podemos evitar mirarlos durante un buen rato, para ver si conseguimos atraer su atención. Pero lamentablemente, no conseguimos nuestro propósito por el motivo anteriormente dicho.
  • Por el contrario, unos ojos ligeramente cerrados son señal de cariño y confort. Es la mirada que te da cuando está recibiendo una sesión de mimos, o cuando está a punto de dormir. Las personas que están enfadadas o a las que no les gustan los gatos, suelen tener los ojos entrecerrados, algo que para los felinos, es una invitación a subirse al regazo y recibir caricias de estos humanos.
  • Cuando tiene las pupilas dilatadas es porque se sienten amenazados, y no dudará en atacar si el oponente se acerca demasiado. Ese oponente puede ser otro gato, un perro o un humano. Es por eso que es tan importante, no sólo conocer las señales corporales del animal, sino también evitar dejarlo a solas con un niño pequeño, pues ambos podrían sufrir daños.
  • Unos ojos bien abiertos, acompañados de unas orejas levantadas, es señal de que un gato se siente feliz y curioso. También es una mirada que ponen mucho cuando quieren que le des algo (cariño o comida).

La mirada felina es una mirada distinta a la de cualquier otro animal que, si se sabe descifrar su significado, conseguiremos que la relación humano-gato sea -aún más- fuerte.

Entendiendo aún mejor la mirada de tu gato

Las personas solemos entender muy bien a los perros porque saben expresarnos con exactitud lo que quiere o cómo se sienten en cada momento determinado. Tienen caras expresivas y lenguaje corporal que podemos leer con bastante precisión. Los gatos, por otro lado, son conocidos por su vaguedad emocional y distanciamiento.

Existe una creciente creencia de que los gatos  son  tan expresivos como los perros. Es solo que entendemos mal o no vemos lo que intentan comunicar. Cuando se trata de gatos, esos maullidos y movimientos de cola significan … bueno, muchas cosas. Con cada ronroneo, aullido o incluso parpadeo, los felinos dicen: «Hola», «Acurruquémonos» o «Vete de aquí”.

Para el creciente número de dueños de mascotas que desean conectarse con sus gatos a menudo distantes, los expertos dicen que hay algo que ganar con esos intentos de comunicación. Los gatos son muy independientes, por lo que se malinterpretan fácilmente.

Pero, ¿cómo se puede desmitificar el misterio de la mirada de los gatos? A continuación vamos a explicarte con detalle lo que tu gato te quiere decir cuando te mira.

Los ojos del gato

Los ojos del gato son muy expresivos

Los gatos te hablan a través de su mirada. La dirección de la mirada de tu gato te dirigirá al tema de su atención. Pero las miradas varían. Algunos son intensos y centrados, mientras que otros son casuales. Cuando tu gato mira sin pestañear, ¿quiere algo de ti o se siente enfadado? Cualquiera de los dos podría ser cierto. Aunque una mirada fija y una postura rígida del cuerpo pueden significar hostilidad, la misma mirada podría estar solicitando caricias u otra forma de atención en un gato ronroneado y relajado.

Lo que dicen los gatos a menudo está determinado por la posición de los párpados y la dilatación de los ojos. Los mensajes varían de sutiles a evidentes y pueden ser increíblemente poderosos. Tu gato no necesita vocalizar para transmitir su mensaje, aunque la intención a menudo se refuerza con el movimiento de su cola, la posición de las orejas e incluso con el pelaje.

Un gato excitado

Cualquier excitación emocional puede provocar una contracción o dilatación en la pupila del gato. En este sentido, es buena idea que te fijes en cómo sus pupilas se modifican dependiendo de la situación donde te encuentres para saber si tu gato está contento, entusiasmado o enfadado.

Un gato confiado

Los gatos cuando están alerta abren mucho los ojos. Los abren lo máximo posible también cuando tienen confianza. Del mismo modo pueden entrecerrar los ojos cuando se frotan contra ti para mostrarte que tienen confianza en tu persona y que te quieren.

Un gato dominante

Cuando la mirada de un gato es sin parpadear desde la distancia puede querer tener el control, el dominio de la situación o incluso puede estar transmitiendo agresividad. Quizá no reconozcas este comportamiento porque es muy sutil pero con su mirada fija un gato advierte a otros felinos que deben mantener la distancia porque están acercándose a sus dominios y si se acercan más de la cuenta puede haber pelea… Para ganar el territorio.

Un gato agresivo

Cuando un gato muestra agresividad se nota desde su mirada y lo puede indicar con los ojos rasgados para mostrar agresión, miedo o ataque inminente (esto último iría acompañado de otras señales como orejas hacia atrás, maullidos y moviendo la cola rápidamente). Entrecerrar los ojos también les protege de las garras de posibles adversarios. Cuando estés con un gato que no conoces, evita mirarle fijamente o pensará que quieres iniciar un ataque.

Una mirada relajada y con cariño

Un gato que se siente relajado y confiado tendrá los párpados caídos y tendrá un aspecto somnoliento. Una mirada somnolienta refleja cariño en tu gato y si además te parpadea lentamente entonces tu gato te está regalando su afecto, ¡disfruta de ese momento de conexión con tu mascota!

El parpadeo en la mirada del gato

Un gato con una mirada tranqula

Los gatos también parpadean y esto es bueno normalmente como te hemos comentado en el punto anterior. Su mirada te informa dependiendo de las circunstancias y de cómo tiene la mirada. Los ojos del gato te enseñan sus emociones y es reconocible si te fijas y practicas para conocer mejor a tu compañero felino.

Una mirada que se prolonga sin ningún parpadeo entre gatos es un gesto intimidante como te hemos comentado más arriba. Puesto que un gato agresivo puede usar una mirada de larga distancia para controlar el dominio. Puede que no te des ni cuenta, pero los gatos entienden de jerarquía y saben cuando otro gato está vigilando una zona que siente como propia y otros gatos que reconocen esta mirada no irán por ese camino porque significaría desafiar al gato que está dominando ese territorio en ese momento dado.

Si quieres hacerte amigo de un gato que no conoces no le mires fijamente porque entonces le estarás diciendo que le quieres intimidar para que se vaya o para que pelee contigo. En cualquier caso, lo mejor que puedes hacer es tener miradas sutiles con ese gato para conseguir algún acercamiento.

Los gatos usan sus miradas para mostrar sus emociones o incluso para ocultarlas. Una mirada de gato te puede decir mucho, así que a partir de ahora solo tendrás que fijarte más en la mirada de tu gato para que puedas entender todo lo que te quiere decir sin palabras. ¡A partir de ahora entenderás mejor lo que te quiere decir!

Esto ayudará a mejorar vuestra relación y que vuestro vínculo emocional se estreche. Tu gato se sentirá más comprendido por ti y tú te sentirás más relajado en tu relación con tu felino porque le entenderás mucho más que antes. Recuerda que además de la mirada, tienes que fijarte en otros aspectos del lenguaje corporal de tu felino para poder identificar exactamente lo que quiere decirte. Esto significa fijarte también en su postura, en cómo tiene las orejas, en si mueve mucho o poco la cola, en si tiene las pullas dilatadas, si tiene el pelaje erizado o suave… todos los pequeños detalles te dirán exactamente cómo se siente tu gato.


4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Sofia Cajiao dijo

    He convivido toda mi vida desde que me acuerde cuando era una niñita con, vacas, caballos, perros, gatos, ovejos, pavos, cabras, gallinas, conejos, pajaros porque todos ellos estaban en la hacienda de mi padre, y considero que la convivencia con ellos es mejor que con los seres humanos. Actualmente en mi edad avanzada convivo con mis 5 gatos, eran 9. Pero vivo tan feliz con ellos, son tan tiernos, con sus personalidades tan diferentes como las de los seres humanos, con la unica diferencia que no te causan daño. La experiencia que tengo por esta relacion es increible. Si me muero y vuelvo a nacer vuelvo y repito convivir con ellos , especialmente con los felinos que para mi es mas facil tenerlos, porque no necesitan sacarlos como los perritos, porque las fuerzas no me permiten.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Gracias por tu comentario Sofia. 🙂

  2.   ALE dijo

    HOLA ANOCHE ME PASO QUE UN GATO GRIS QUE NUNCA VI, MIRABA MI DEPTO DE AFUERA FIJAMENTE. ME DESPERTE A LA MADRUGADA, ME FUI A TOMAR AGUA Y SE ME DIO POR ACERCARME A LA VENTANA Y MIRAR MI AUTO EN EL PATIO. EN ESE MOMENTO LO VI A ESE GATO AL LADO DEL AUTO Y ME MIRABA FIJAMENTE, ESTABA QUIETO NO SE MOVIA. NOS MIRAMOS FIJAMENTE POR UN RATO Y LUEGO SE EMPESO A MOVER MOVIO LA COLA Y SE DIO VUELTA Y SACUDIO LAS PATAS EN EL PISO, LAS 4 Y SE FUE TRANQUILO. QUIERO SABER QUE PUEDE SER QUE SIGNIFIQUE SI ALGUIEN SABE. GRACIAS

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Ale.
      Pienso que simplemente te quería observar un ratito por curiosidad y luego ya está.
      Lo hacen mucho los gatos, tanto los que están en la calle como los que viven en casa. A veces da la impresión de que quieren algo de nosotros, pero lo único que quieren en ese momento es vernos.
      Un saludo.