Cómo cuidar a un gato con sarna

Gato con heridas de sarna en la cabeza

¿Le han diagnosticado sarna a tu gato? Si es así, es importante mantener la calma. Es cierto que puede ser muy contagiosa, pero también lo es que tomando una serie de medidas y siguiendo los consejos del veterinario al final todo acabará volviendo a la normalidad.

Sigue leyendo para saber cómo cuidar a un gato con sarna y conseguir, así, que recupere su salud lo antes posible.

¿Qué es la sarna?

La sarna es una enfermedad de la piel causada por ácaros. Se distinguen varios tipos:

  • Sarna notoédrica: la produce por el Notoedres cati. Los síntomas son picores intensos, y molestias en el gato. No es contagiosa para los humanos.
  • Sarna demodécica: la produce por el ácaro Demodex canis. Puede ser localizada, cuando los síntomas (picor, calvicie) se concentran en alguna parte del cuerpo, o generalizada. Tampoco es contagiosa para los humanos.
  • Sarna otodéctica: la produce por el ácaro Otodectes cynotis. Sus síntomas son picor intenso y mal olor en las orejas del gato debido al exceso de cerumen. Es muy contagiosa.
  • Queiletielosis o ”caspa caminante”: la produce el ácaro Cheyletiella sp. Los síntomas son picor intenso, enrojecimiento, caída del pelo en las zonas afectadas y enrojecimiento.

¿Cómo cuidar a un gato con sarna?

Tratamiento veterinario y casero

Si sospechamos que tiene sarna, lo primero que tenemos que hacer es llevarlo al veterinario para que lo examine y empiece a tratarlo. Para que mejore, nos puede recomendar ponerle una pipeta (es una especie de botellita de plástico en cuyo interior se encuentra el líquido que eliminará a los parásitos), y un champú en seco antibacteriano. Pero en casa también podremos darle algunos remedios caseros:

  • Aceite de oliva: se aplica sobre las zonas afectadas. Así, poco a poco se irán eliminando tanto los huevos que hayan podido dejar los parásitos, como los adultos.
  • Aceite de Neem: es un potente y eficaz remedio contra la sarna, ya que regenera la piel y además es antibacteriano. Se mezcla a partes iguales con aceite de oliva y se aplica en las zonas afectadas.

Mantenlo separado de la familia

Si tiene un tipo de sarna contagiosa a los humanos, es muy importante que el gato permanezca en una habitación donde tenga una cama, su bebedero y comedero, rascador y juguetes. Pero ojo, que tenga que estar en esta habitación no significa que tenga que permanecer solo. De hecho, para que se recupere lo antes posible es muy importante pasar todo el tiempo que se pueda (y más 😉 ) con él y darle mucho cariño.

Limpia la casa

Independientemente del tipo de sarna que le hayan diagnosticado, es necesario que limpiemos mantas, sábanas, el suelo, los muebles,… todo muy bien cada día. Usaremos agua caliente para eliminar los posibles huevos que puedan haber dejado los ácaros. Para limpiar el suelo, es muy aconsejable echar un poco de antiparasitario en el cubo de la fregona. De esta manera, evitaremos que el problema empeore.

Gato rascándose

Así, podremos estar seguros de que estamos haciendo todo lo posible para que nuestro amigo se recupere pronto 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *