¿Cuál es el comportamiento del gato en celo?

Gato adulto de pelo largo

El gato es un precioso animal que crece muy rápido, demasiado. Durante los primeros seis-ocho meses pasará de pesar unos 200 gramos a alrededor de dos kilos, y aún le quedará por lo menos un año y medio hasta completar su desarrollo. Lo sorprendente es que es precisamente con esa edad, con medio año, cuando empieza a mostrar interés en encontrar pareja.

Al tener una esperanza de vida de unos 20 años debe de crecer lo más rápido posible para poder tener sus propios hijos. Así, la especie puede sobrevivir. El problema es que actualmente hay muchísimos felinos domésticos que viven en la calle o en los refugios esperando una familia. La mayoría no tendrá una oportunidad. Por eso, te voy a decir cómo es el comportamiento de un gato en celo para que puedas tomar las medidas que consideres necesarias.

¿Cómo se comporta un gato en celo?

Si tenemos un gato macho no castrado, cuando cumpla los seis, siete u ocho meses (dependiendo del tamaño que alcance cuando sea adulto) llegará un momento en que nos daremos cuenta de que el pequeñín que sólo quería jugar ahora ha empezado a hacer otras cosas. Sin duda, una de las que más nos pueden sorprender es la de colocarse sobre cualquier objeto (peluche o nuestro brazo o pierna) en posición de monta. Aunque no será la única.

Cada vez que se asome por la ventana y vea una gata, va a hacer todo lo posible por ir hasta ella. Va a maullar desesperadamente, puede arañar la puerta de la vivienda para que lo dejemos salir, e incluso podría mostrarse un poco agresivo con nosotros si no le permitimos el acceso al exterior. Además, empezará a marcar con orina su territorio.

¿Y una gata?

Si tenemos una gata no castrada, más o menos a los cinco-seis meses alcanzará la madurez sexual. Sin embargo, si es el único animal con el que convivimos y no sale de casa puede que no nos demos cuenta de ello hasta que no empiece a maullar de manera incesante por las noches.

Otra de las cosas que hará cuando esté en celo es la de mostrarse muy cariñosa. No va a querer separarse de nosotros, y cada vez que la acariciemos por la espalda la va a arquear. Al hacerlo, adoptará la posición de monta. Asimismo, veremos que rueda por el suelo, con la barriga hacia arriba.

Si buscamos cambios físicos, observaremos que se lame mucho los genitales, pues con el celo se inflaman. Por otra parte, el olor de la orina se vuelve más fuerte.

Gato tumbado

Para evitar camadas no deseadas, se recomienda castrar o esterilizar al gato y a la gata.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *