Cómo saber si un gato es macho o hembra

Gatito

Cuando nuestra gata ha tenido una camada, o cuando nos encontramos un gatito abandonado en la calle, una de las primeras dudas que nos asalta es saber si es macho o hembra, ¿verdad? A veces no resulta muy fácil saberlo, pero no te preocupes.

Vamos a hablar en esta ocasión sobre cómo saber si un gato es macho o hembra, para que de ahora en adelante sepas diferenciar unos de otros.

¿Cómo saber si es gato o gata?

Los gatos del jardín

Los gatos del jardín, el de la izquierda y el del medio son hembras, y la panterita es macho.

Lo primero que tienes que hacer es coger al gatito con cuidado, colocándolo boca arriba para poder observarle los órganos sexuales, y el ano. Así podrás examinárselos mucho mejor que si estuviese de lado. ¿Lo tienes? Pasemos, pues, al siguiente paso.

Apariencia externa de la zona genital

Gato macho

Si tu gato es un macho, verás que sus genitales están detrás del ano, pero entre ambos hay una separación, un pequeño abultamiento: los testículos. Si tu peludo es aún muy joven, no apreciarás el pene, puesto que es muy pequeño y además está dentro del prepucio. Así que, al verlo distinguirás dos huequecitos: el ano que está en la parte superior, cerca de la base de la cola, y el del pene, separados como hemos dicho por los testículos.

Gato hembra

Cómo saber si un gato es macho o hembra

Las gatas se distinguen de los gatos principalmente porque no veremos ningún abultamiento. El ano se encuentra cerca de la base de la cola, y un poquito más abajo se encuentra la vulva, que se ve como una raya.

Aún así, siempre que tengas dudas lo mejor es esperar a que cumpla alrededor de 6 semanas de edad. A partir de entonces veremos enseguida si es macho o hembra, al tener los órganos sexuales más desarrollados, ya que su etapa reproductiva puede empezar muy pronto: a los 5-6 meses. Si no quieres hacerlos criar, es muy recomendable esterilizar o castrar a los gatos, tanto machos como hembras.

Artículo relacionado:
Mitos sobre la esterilización y castración felinas

Color del pelaje

Esto en gatos que son de un solo color no te servirá para saber si es macho o hembra, pues en caso de haber diferencia esta es mínima, apenas inapreciable. Pero si es atigrado o tricolor sí que te será útil.

Gato macho

El color del pelo de los gatos (tanto machos como hembras) no termina de definirse del todo hasta que no pasan unos meses (dependiendo de la raza, pueden ser unos 5-6 meses o hasta un año), pero cuando ves muchos felinos a lo largo de tu vida poco a poco te das cuenta de que el color de los machos es más oscuro.

Gato hembra

Sasha de bebé

Sasha, el 16 de septiembre del 2016

Si el del gato es oscuro, el de la gata… no es claro 🙂 . Lo que pasa es que sí tiene una tonalidad un poco más clara, pero no demasiado. No es algo que se pueda distinguir fácilmente tampoco a no ser que tengas a un hermanito con quien compararla.

Tamaño y ‘curvas’ del cuerpo

Gato macho

El gato macho tiende a ser más grande y pesado que la gata, con un cuerpo más robusto, más atlético. Esto es así porque en la naturaleza, o si viviera en libertad, es él el que se encarga más de proteger el territorio, el que se pelea -en caso de ser necesario- con otros machos cuando hay una gata en celo. Para todo eso requiere fuerza y una buena constitución física.

¿Los gatos macho tienen tetillas?

Aunque no les son útiles en absoluto, sí que tienen. Son pezones vestigiales. La evolución sigue queriendo que los gatos tengan, al igual que los hombres, porque siguen teniendo los genes que se encargan de formarlos y no existe ningún problema real en que los tengan.

Gato hembra

La gata también puede ser muy territorial, pero se encarga más de cuidar de los cachorros. Por eso, la naturaleza y, en concreto, la evolución de los gatos, la ha dotado de un cuerpo más fino, más elegante, que se puede apreciar incluso siendo muy bebé al compararla con algún hermanito.

Carácter

Lo que te diré a continuación es lo que los gatos que he tenido a lo largo de mi vida y con los que vivo hoy día (en total son más de 20) me han enseñado, y lo que he ido leyendo en grupos, foros y libros sobre el tema. Puede ser cierto para tu gato en concreto o no, pero en todo caso, es posible que te resulte curioso o de interés 🙂 :

Gato macho

Sasha y Benji, durmiendo juntos

Sasha (izquierda) y Benji, el 11 de junio del 2017.

El gato es un animal que suele ser más independiente que la gata. Si viviera en libertad, veríamos que se aleja de su ‘grupo social” (llamemosle familia, compuesta por varias gatas con sus crías, y puede que algún gato más), pero que al atardecer regresa.

Por experiencia, afirmo que pueden ser unos excelentes padres o hermanastros. Benji, fallecido el 30 de marzo del 2019, fue precisamente eso para Sasha, que es una gata que criamos a biberón. Cuando ella era un bebé, estaba en una especie de cuna improsivada, y Benji casi siempre estaba a su lado. Cuando aprendió a caminar, y sobretodo saltar, jugaban cada día. Se daban muchísimo cariño.

Y era un gato macho, un bombón.

Por eso, pienso que está mal decir que los machos son antisociales o ariscos. Pueden serlo, por supuesto, pero no tienen por qué. Hay peludos muy cariñosos, dependientes incluso, y hay otros que no lo son.

Gato hembra

La gata suele ser más afectuosa, y si ha vivido siempre con humanos, puede llegar a ser muy demandante de cariño. En general, es más tranquila que el gato, pero si es necesario protegerá a sus cachorros de cualquier enemigo (sea otro peludo o persona).

Es astuta, y muy inteligente (ojo, no digo que el gato no lo sea porque sí lo es, pero la gata además ha de serlo para dejar a sus crías en un lugar seguro mientras sale a cazar).

Gato macho o hembra, ¿qué es mejor?

Los gatos son animales poco habladores

Los dos. Realmente, aparte de los genitales y de algunos detalles (color del pelo, tamaño y peso del cuerpo, etc.) es difícil saber qué carácter tendrá un gato cuando sea adulto. Ya desde el principio tienes que saber que los cachorros son todos unos revoltosos; unos más que otros, pero hasta que no cumplen el año es imposible saber cómo serán en la edad adulta.

Por eso, si tienes ganas de adoptar a uno con un carácter ya definido, no dudes y llévate a casa un gato adulto o anciano, ya que así los que se encargan de cuidártelo podrán decirte cómo se comporta, y así tú podrás hacerte una idea de su carácter (de todos modos piensa que, independientemente del pasado que haya tenido, lo normal es que cuando ya se acostumbre a ti y a su nuevo hogar, coja confianza y se vuelva quizás un poco extrovertido o juguetón).

¿Te ha sido de utilidad?

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.