Cómo refrescar a un gato

Nuestros queridos amigos peludos tienen un problema cuando tienen fiebre o están pasando mucha calor: solo pueden recuperar su temperatura normal jadeando y sudando a través de sus almohadillas. Por eso, es importante saber cómo refrescar a un gato, ya que no siempre es tan sencillo como en un principio se podría pensar.

Si quieres saber todas las medidas que puedes adoptar para que tu compañero de cuatro patas no tenga problemas por el exceso de temperatura, a continuación te recomendamos tomar nota de los consejos que te ofrecemos 🙂 .

Déjale agua limpia y fresca a libre disposición

Esto es fundamental, no solo para que pueda soportar mejor la calor sino también para mantenerse vivo. El gato necesita beber varias veces por día, pero no lo hará si el bebedero y/o el agua está sucio. Y cuando digo esto también me refiero a que podrían negarse a beber de ese recipiente aunque solo haya una pequeña motita de polvo apenas visible para nosotros, de ahí que sea esencial lavarlo a diario.

Ponle un trapo/toalla húmedo/a y fresco/a en el suelo

O, si lo prefieres, encima de su camita. La idea es que se tumbe sobre el trapo o toalla para que se sienta mejor, más fresco. Durante los días de verano, aquellos en los que la calor es excesiva, puedes llenar una botella de agua, meterla en el congelador y luego, cuando esté así, congelada, envolverla en un trapo y dejarla en el suelo, en el lugar de descanso del peludo.

Permítele tumbarse en el lavabo o en la bañera

A menudo, estos lugares son los más frescos de la casa. Así que si ves que quiere estarse un ratito ahí, déjalo. No va a pasar nada 🙂 . Es una manera que tiene de regular su temperatura corporal.

Cepíllalo a diario para retirarle el pelo muerto

Especialmente durante la época de muda, el gato tenderá a perder mucho pelo, por eso es necesario cepillarlo a diario, como mínimo una vez al día pero han de ser dos o tres si tiene el pelo semi largo o largo.

Cuidado con el ventilador y/o aire acondicionado

En principio, si el gato está sano y hace mucha calor es buena idea dejar que se tumbe cerca del ventilador o en una habitación donde haya aire acondicionado, pero si lo que pasa es que tiene fiebre nunca hay que exponerlo a las corrientes de aire pues su situación empeoraría más.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad 🙂 .

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.