Cómo educar a un gato para que haga sus necesidades

Gato en el arenero

Si de algo puede presumir el gato es de ser un animal muy limpio, tanto es así que nunca hará sus necesidades fuera de la bandeja a no ser que la arena esté sucia o de que no se encuentre bien de salud. Por eso, es relativamente sencillo enseñarle a usarla, pues normalmente su propio instinto será el que le guíe.

Aún así, puede ocurrir que necesite un poco de ayuda, sobretodo si es muy joven, de manera que si necesitas saber cómo educar a un gato para que haga sus necesidades, sigue estos consejos para que tu peludo aprenda dónde está su cuarto de baño particular.

Compra lo que necesitas

Para enseñar a un gato a usar su arenero es importante primero comprar lo que vas a necesitar, que es:

  • Bandeja de arena: tiene que ser grande. Aunque el gato ahora sea pequeño, en poco tiempo crecerá tanto que necesitará un arenero en el que pueda moverse bien. Si es muy alta, siempre puedes fijar un trozo de madera contrachapada a modo de rampa.
  • Arena: para el felino es muy recomendable usar una que no tenga polvo, como la de sílice o la aglomerante vegetal, ya que el polvo puede irritarle los pulmones. Tienes más información sobre arenas en este otro artículo.
  • Pala recogedora: es muy importante. Te permitirá recoger los excrementos y los orines fácilmente.

Enseña a tu gato a usar la bandeja

Ahora que ya lo tienes todo, sigue este paso a paso:

  1. Lo primero que tienes que hacer es rellenar la bandeja de arena.
  2. A continuación elige el sitio donde quieres que esté. Es importante que sea una habitación poco transitada y tranquila, como puede ser el propio baño.
    No se debe colocar en la lavandería ni cerca de su comedero, pues de lo contrario se sentirá muy incómodo y podría optar por hacer sus necesidades en otro sitio.
  3. Nada más llegar a casa, colócalo sobre la arena y déjalo ahí para que se acostumbre al tacto. Déjalo ahí tranquilo unos minutos.
  4. Después de que haya comido, vuélvelo a llevar. Con tu mano, escarba un poco para que te imite. Quizás debas repetir esto varias veces al día, pero con paciencia conseguirás que aprenda cuál es el propósito de la bandeja.
  5. Elógialo. Dale golosinas para gatos, caricias y muéstrate contento y alegre.
  6. Finalmente, recoge sus deposiciones para mantener su arena limpia cada día, y limpia la bandeja a consciencia una vez por semana con agua tibia y jabón. No te olvides de retirar toda la espuma y de secarla bien.
Bandeja para gatos

Imagen – Petngo.com.mx

Más pronto que tarde aprenderá a usar su bandeja, ya lo verás 😉 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario