El gato British Shorthair

El gato British Shorthair es una raza de felinos increíble: muy cariñosa, juguetona, inteligente, que además goza de una excelente salud. La mirada que tiene es impresionante, y es que tiene unos ojazos capaces de enternecer tu corazón tan sólo con verlos.

Si buscas un felino doméstico con el que pasar muchos y muy agradables momentos, el British Shorthair puede ser el compañero que buscas.

Origen e historia del gato British Shorthair

Nuestro protagonista es originario del Reino Unido, tal y como indica su nombre; sin embargo, los gatos domésticos de Roma son sus antepasados. Es la raza inglesa más antigua que se conoce, y una de las que más respeto y admiración despierta entre los que nos gustan los gatos. Antaño se usaba para tener controlada la población de roedores, pero pronto se ganó la confianza del ser humano, pues resultó serle muy leal.

Aún así, no fue hasta el siglo XIX cuando se empezó la cría selectiva. En el año 1871, el británico Harrison Weir, elaboró un estudio acerca de la raza basado en los gatos que fueron expuestos por primera vez en The Crystal Palace de Londres. Una exposición en la que consiguió numerosos admiradores. En ella fue donde pasó a llamarse British Shorthair para no confudirlos con el gato oriental ni con el Angora.

Durante las dos guerras mundiales, la raza estuvo a punto de extinguirse, de modo que para salvarla tuvieron que recurrir a otras, como el gato Persa, para tratar de recuperarla. Estos cruces dieron como resultado a un gato con la cabeza más redondeada, las patas más robustas y un color de ojos más intenso, además del pelo largo del persa. Hicieron falta muchos más años de cría selectiva para eliminar esta última característica, separando los gatos británicos de pelo corto de los de pelo largo.

Características físicas

Este peludito de cuatro patas, con un peso de 6 a 8kg, es un animal que se caracteriza por tener una gran cabeza y las orejas redondeadas. Éstas últimas están muy separadas, y tienen forma triangular. Los ojos son grandes, de un color intenso.

Su cuerpo es fuerte y robusto, protegido con un pelo corto, denso y suave que puede ser de cualquier color (blanco, negro, azul, rojo, tricolor, chocolate, silver, golden, lila, cinnamon, fawn, bicolor). Aunque todas las variedades son preciosas, el British Shorthair blue y el British Shorthair blanco son dos de las más demandadas. Y no es para menos: su mirada, ya de por sí enigmática, es asombrosa. Si no me crees, vamos a conocerlos un poco más:

British Shorthair Blue

El gato birtánico de pelo corto azul tiene la peculiaridad de que tiene los ojos de un color naranja precioso, muy intenso, lo que le da un aspecto muy dulce y tierno.

British Shorthair Blanco

El gato británico de pelo corto blanco es aún más asombroso si cabe, ya que puede tener los ojos de color naranja o azul, o bien uno de cada color, y al tener el pelo blanco, su mirada llama mucho la atención.

¿Cómo es su carácter?

El carácter de este precioso gato es maravilloso. Es cariñoso, juguetón, alegre. Le encanta estar con la familia, independientemente de la edad que tengan sus miembros, y suele llevarse muy bien también con otros animales (perros y gatos).

Lo único »negativo» que podríamos decir es que es más dependiente que otros gatos. No le gusta pasar tiempo solo, y de hecho, es probable que nos termine siguiendo por toda la vivienda y que no quiera separarse de nosotros ni un momento. Por lo demás, es un gato ideal para tener en un piso o en una casa, ya que se adapta bien siempre y cuando se le dedique tiempo.

Cuidados del British Shorthair

El gato británico de pelo corto, al igual que todos los gatos, necesita agua fresca y limpia, una alimentación de calidad (sin cereales ni subproductos), y un cepillado diario para evitar la formación de las temidas bolas de pelo. Pero no sólo eso, sino que de tanto en cuando tendremos que llevarlo al veterinario, ya sea para ponerle las vacunas necesarias, para castrarlo/esterilizarlo y cada vez que sospechemos que se encuentra enfermo.

Aunque con esto no basta. Como comentábamos antes, es muy importante dedicarle tiempo, jugar con él, ver la televisión con él, etc. Es muy activo y necesita moverse, ejercitarse. Por este motivo, para que sea feliz y esté en forma, se le deben de dedicar tres o cuatro sesiones cortas al día, de una duración de unos 5 minutos cada una. En las tiendas de animales encontraremos infinidad de juguetes para gatos con los cuales nos lo pasaremos estupendamente bien.

Salud

Aunque es una raza generalmente muy sana, puede tener estas enfermedades:

  • Coronavirus felino: es transmitido por un virus en forma de corona que ataca sobretodo a las células del intestino del gato, provocándole gastroenteritis leve o crónica.
  • Panleucopeina felina: es una enfermedad vírica muy contagiosa provocada por un parvovirus que ataca sobretodo a los gatos jóvenes que no han sido vacunados, provocándoles síntomas como vómitos y diarreas sanguinolentas, pérdida de apetito y fiebre.
  • Cardiomiopatía hipertrófica: es una enfermedad genética. Causa un engrosamiento de la masa miocárdica del ventrículo izquierdo, provocando deficiencias en el sistema circulatorio.
  • Poliquistosis renal: se caracteriza pro la presencia de quistes en los riñones que comprimen el tejido e impiden al riñón funcionar correctamente. Si el gato tiene esta enfermedad, tendrá síntomas como pérdida de apetito y de peso, vómitos, apatía, y aumento del consumo de agua (lo que le hará orinar más).

¿Cuánto cuesta un British Shorthair?

Si estás decidido a conseguir un cachorro de esta magnífica raza, has de tener en cuenta que el precio es de unos 500 euros.

¿Se puede encontrar gatos British Shorthair en adopción?

Es difícil. Al ser una raza pura, y además tan adorable, lo normal es que no haya en adopción. Pero eso no significa que no puedan encontrarse. De hecho, si tienes muchas ganas de vivir con un gato de esta raza, te recomendamos visitar o ponerte en contacto con asociaciones y refugios de animales, así como con las perreras que haya por tu zona.

Fotos del gato British Shorthair

Aquí te adjuntamos algunas:


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Lucía dijo

    El precio en un criadero serio es superior a los 500€, pero la calidad no tienen nada que ver con lo que se compra por ese precio o inferior. A mí me estafaron y vendieron un gato por 450€, al final no era un british (era un gato gris), estaba enfermo, sin pedigree … hubo que hospitalizarlo y finalmente murió, lo pasamos muy mal. Finalmente recurrimos a un criadero de ASFE y todo genial, un gato precioso y sano.