Todo sobre la conjuntivitis felina

Gato

Los ojos de nuestro gato son su espejo que refleja su alma, al igual que los nuestros. Pero cuando presentan lagañas, inflamación, o están entre-cerrados, deberemos de preocuparnos, pues estaremos frente a un caso de conjuntivitis. Éste es un problema que puede ser un síntoma de alguna otra enfermedad que esté padeciendo nuestro amigo, o bien ser la enfermedad. Hay que diferenciar bien cuándo es una cosa y cuándo es otra, porque el tratamiento puede variar en cada caso.

Antes de proseguir añadir que si crees que tu felino tiene conjuntivitis lo mejor es que acudas a tu veterinario de confianza. Hay remedios caseros de los cuales hablaremos en este artículo, pero no hay que olvidar que son los profesionales los que sabrán darle el mejor tratamiento a tu gato.

¿Qué es la conjuntivitis?

La conjuntivitis es la inflamación de la córnea y de ambos lados de los párpados. Los síntomas más frecuentes son:

  • Enrojecimiento de la parte interna de los párpados (la que está en contacto con el globo ocular)
  • Lagañas de color verde o amarillo
  • Picor en los ojos y dificultad para mantenerlos abiertos

Tipos de conjuntivitis

Hay 3 tipos de conjuntivitis:

  • Conjuntivitis cerosa: La membrana ocular se ve rosa y puede estar algo inflamada. Secreciones lacrimales transparentes. Puede ser el primer síntoma de una enfermedad respiratoria viral, pero también puede ser debido a algún tipo de alergia.
  • Conjuntivitis purulenta: es un tipo de conjuntivitis en el que ya hay presencia de bacterias que hacen que en los párpados se formen costras. Pueden además tener secreciones de pus. Si afecta a ambos ojos, estaremos hablando de una enfermedad respiratoria viral que ha de ser tratada a la mayor brevedad posible.
  • Conjuntivitis folicular: Los párpados se agrandan para formar una superficie dura. El ojo se ve irritado; secreta mucosidades.

Conjuntivitis

Tratamiento

El tratamiento de la conjuntivitis felina variará según la gravedad del problema. Por ejemplo, en casos muy leves o leves bastará que le limpiemos los ojos con una gasa -las venden en farmacias- y agua tibia varias veces al día, mientras que si tenemos más gatos o el problema es más serio, el veterinario nos dirá que le limpiemos los ojos con un colirio y, si el caso es grave o muy grave, que le demos además antibióticos.

Si se tiene dos o más gatos, es muy aconsejable que los mantengamos separados hasta que se solucione el problema, pues se pueden contagiar muy fácil y rápidamente. No hay que olvidar que cuando toquemos al gato que está enfermo, después deberemos lavarnos bien las manos a fin de evitar contagios.

Es muy importante que acudamos al veterinario al menor signo de conjuntivitis, porque si lo dejamos sin tratar, puede ir a más. En casos muy graves los gatos pueden llegar a perder la visión.


Categorías

Enfermedades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario