Por qué no debes darle aspirina a tu gato

Gato rojo

Es frecuente pensar en darle una aspirina al gato si vemos que se encuentra mal, a fin de cuentas, es un medicamento aparentemente inofensivo que incluso a veces se les da a los niños. Pero, ¿es buena idea dársela al felino? 

Lo cierto es que hay muchos medicamentos para humanos que los gatos no pueden absorber bien al carecer de ciertas proteínas necesarias para descomponerlos, y uno de ellos es precisamente la aspirina, que en dosis altas puede ser muy peligrosa.

Este medicamento se descompone principalmente en el hígado, que en los seres humanos no supone ningún problema, pero en el caso de los gatos al no disponer de todas las proteínas necesarias hace que los efectos duren de 5 a 6 veces más. Así pues, estas pastillas o todos los medicamentos que lleven algún componente de la aspirina, son tóxicos para los gatos.

Estos animales pueden encontrarse una en el suelo y tragársela, o puede que su cuidador se la dé directamente sin consultar antes con un veterinario. Son situaciones que se tienen que evitar, pues de lo contrario su vida podría correr un serio peligro. Para que te hagas una idea de lo peligrosa que puede ser, debes saber que entre los síntomas asociados a su toxicidad se encuentran los problemas para respirar, los vómitos (a veces con sangre), dolor abdominal, encías pálidas y diarrea de color negro.

Gato siberiano

La aspirina puede causar perforaciones en el estómago, daño hepático o renal. Por lo que es muy importante que, si sospechas que tu gato se ha tragado una, se vaya inmediatamente al veterinario para que le haga un análisis de sangre y le ponga el tratamiento más adecuado. Un tratamiento que puede consistir en provocarle el vómito si hace poco que se la ha tragado, administrarle carbón activo líquido para que absorba el fármaco, o bien en un lavado de estómago.

Si se detecta a tiempo, el gato podrá hacer vida normal.


Categorías

Gatos

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Escribe un comentario