Gato himalayo

Gato himalayo

El gato himalayo es el cruce formado por un siamés, tiene los ojos azules y puntas coloreadas, y un persa, al contar con su estructura corporal y con mucho pelo. Aunque pueda dar la impresión de ser una raza mediana, su complexión es robusta.

La raza del gato himalayo cuenta con los mismos rasgos del persa, se puede apreciar en su cabeza rendonda, con aspecto macizo, con un cuello corto y ancho. Su hocico es chato y ancho, cuenta con unas orejas pequeñas e inclinadas hacia delante y un cuerpo ancho de patas cortas.


Después podemos ver las típicas características del siamés en sus preciosos ojos azules, grandes y brillantes. Esta raza de gato lleva los colores del siamés con múltiples variaciones: gris foca, azul o lila, todos ellos manchados.

Gato himalayo-

Aspecto principal del gato himalayo

Es un gato fuerte y no por ello deja de ser un gato elegante y delicado. De patas más bien cortas y gruesas, sobre todo las traseras, le da la impresión de ser un gato con una gran complexión. La cola del gato himalayo es corta en proporción al tamaño del cuerpo y de pelaje muy tupido. El manto del pelaje al ser tupido le da densidad al cuerpo e incluso en el cuello aparenta llevar todo un collar de piel.

En cuanto a las variedades y tonalidades está representada en su cara, cola, orejas y patas, ya que pueden ser marrón foca, azul (gris azulado), rojo, lila (gris rojizo), chocolate y escama de tortuga.

Comportamiento y carácter

El himalayo es el gato ideal para los niños, al ser muy gentil y dócil con un carácter afectuoso. Tener como mascota a esta raza de gatos es tener un amigo fiel para toda la vida, le encantan que le rasquen la barriga y para llamar la atención se pone panza arriba.

Tampoco es el típico gato que se pase el día maullando por la casa, más bien es callado, aunque su voz es tan potente como la del siamés. No obstante son las hembras cuando están en celo las que pueden maullar, aunque al ser tan apacibles, tras el parto te permiten acercarte a sus gatitos.

Es un gato que se adapta a cualquier situación y no le importan los hogares pequeños. Su gran capacidad para aprender les hace ser una raza muy inteligente. Cualquier juego que le enseñes lo aprenden con facilidad y por ello son ideales para vivir en un hogar con niños o personas que gustan de divertirse y pasar largos ratos jugando.

himalayo

Cuidados

No hay dudas que uno de los primeros cuidados que necesita el gato himalayo es su espeso pelaje. Hay que cepillarlo diariamente con un cepillo de cedras para desenredárselo y sobre todo para quitar los pelos muertos. También hay que bañarlos como poco una vez al mes con un champú acondicionado para mascotas así conseguiremos que tenga el pelo brillante y sedoso.

En cuanto a su alimentación, mayormente tiene que ser equilibrada y acorde con su peso. Hay que tener mucho cuidado con la formación de fitobezoares, más conocidos como bolas de pelo, que pueden desencadenar problemas de atragantamiento y obstrucción intestinal. Para ello se le puede administrar aceite de parafina, jarabe de malta o incluso mantequilla.

Un poco de historia

El gato himalayo surgió gracias a los investigadores Virginia Cobb y Clyde Keeler, ellos consiguieron demostrar el mecanismo de transmisión de los colores al cruzar gatos de dos razas distintas, conservando la construcción morfológica del persa y el color del manto del siamés. El primer gato himalayo nació en 1935 y se trató de una gata llamada “Debutante


Categorías

Sin categoría
Etiquetas , ,

Rosa Sanchez

Puedo decir que el gato puede ser el mejor amigo del hombre. Rodeada siempre de ellos me impresionan y me maravillan por la gran capacidad que tienen... Ver perfil ›

Escribe un comentario