El Scottish Fold, un Gato muy Diferente


Si el nombre de esta raza de gatos te suena raro y no lo reconoces, puede ser que nunca te lo hayas cruzado en tu vida. Estos gatitos, son bastante curiosos, ya que en lugar de tener sus orejas rectas, como la mayoría de los gatos, las orejas las tienen dobladas hacia delante, muy unidas con su pelaje, por lo que muchas personas pueden relacionar a esta raza de gatos con un muñeco de peluche.

La forma que adoptan sus orejas, se debe a una mutación genética espontanea llamada folded ears, en español orejas plegadas, por lo que este nombre es el que se le ha dado a esta raza. Cabe destacar que debido esta mutación no se pueden cruzar dos gatos de esta misma raza, ya que las crías pueden nacer con anomalías genéticas, en los huesos y en la cola.

EL Scottish Fold, es una gatito que además de caracterizarse por sus curiosas orejas, tiene tamaño mediano y bastante robusto, con una cabeza redonda y grande. Su pelaje aunque es corto, es bastante suave y denso Aunque también existe una variante de esta raza llamada el Highland Fold, que tiene el pelo un poco mas largo. Los colores de su pelo puede variar, desde el gris, hasta el chocolate, pasando por todos los colores.

Tiene un carácter bastante tranquilo, amigable y cariñoso, por lo que es muy recomendable para tener en casa, ya que disfruta enormemente la compañía de todos los miembros de la familia, incluyendo niños pequeños.

Entre los cuidados especiales que debemos tener, es importante que prestemos atención a sus ojeras, ya que por la forma que adoptan tienen un mayor riesgo de generarse infecciones. De igual manera, su pelo debe cepillarse diariamente, para evitar que se formen nudos y para remover el pelo muerto.


Escribe un comentario