Agresividad de los gatos hacia las personas, ¿cómo tratarla?

Agresividad de los gatos hacia las personas

Seguramente te hayas encontrado alguna vez con un gato que, a pesar de vivir con una familia, tenía muy poca tolerancia al contacto que se volvía agresivo en cuanto lo tocabas, aunque fuese sólo una caricia. Este es una reacción mucho más común de lo que se piensa, por lo que en el caso de que nos encontremos con un animal así, no podemos obligarle a dejarse tocar, pues de lo contrario acabaríamos con algún arañazo y/o mordisco.

La agresividad de los gatos hacia las personas debe ser tratada, con paciencia, con juegos y con otros métodos que vamos a explicar. Hay que respetar al animal en todo momento; sólo así podremos conseguir que cambie su comportamiento, o que al menos no se muestre violento con los humanos.

Causas de la agresividad del gato hacia las personas

Rabia en gatos

Antes de tratarla, hay que averiguar por qué se comporta así. Hay gatos que simplemente no quieren ser acariciados, al igual que hay personas a las que tampoco les gusta mucho el contacto físico, pero hay otros que han sufrido malos tratos por parte de un humano y que por lo tanto han desarrollado un miedo intenso hacia ellos.

Otro motivo puede ser porque sienta dolor o molestias en alguna parte de su cuerpo. Así pues, no está de más hacer una visita al veterinario para saber si realmente le duele algo. En el caso de que todo esté bien, nos tocará a nosotros determinar la causa de su agresividad: malos tratos en el pasado (o presente), o comportamiento habitual en él.

En realidad es mucho más fácil de lo que parece. Te cuento por qué: un gato que ha sido maltratado, o que lo está siendo en el presente, además de mostrarse agresivo con las personas también verás que tiembla en determinados momentos, que se mantiene alejado de la familia, que no tiene mucho apetito, o que incluso hace sus necesidades fuera de la bandeja. Éste es un animal que vive con miedo, y necesitará mucha paciencia y, quizás, la ayuda de un etólogo felino para que vuelva a recuperar la confianza en sí mismo.

Cómo tratar la agresividad de los gatos hacia las personas

Independientemente de la causa, hay que tener muy presente que gritándole o pegándole no vamos a conseguir nada. Por lo que para tratarla vamos a recurrir a métodos que no le serán perjudiciales. Por ejemplo:

Pasar tiempo con él

Un gato que se muestra agresivo con sus cuidadores pronto dejará de mostrarse así si ellos juegan con él, si pasan tiempo con él. Por supuesto, no hay que usar nunca las manos, sino que siempre pondremos un juguete (una caña de pescar, una caja, un peluche) entre nosotros y el peludo. Asimismo, de vez en cuando lo premiaremos con algo que le guste mucho, como latas para gatos.

Identifica las señales de agresividad felina

Un gato que se está sintiendo incómodo y/o volviendo agresivo empezará a dar golpes contra el suelo con la punta de su cola de un lado a otro, su mirada se volverá fija hacia su ‘oponente’, se le erizará el pelo, las orejas las tendrá hacia atrás (en el caso de que tenga miedo o se sienta inseguro) o hacia adelante (si está preparado para atacar). Además, mostrará sus colmillos y sacará sus garras. Puede bufar, arañar y/o morder, por lo que lo mejor que se puede hacer es anticiparse y dejarlo tranquilo.

Agresividad felina

Tranquilizantes naturales para gatos

Si nuestro gato es nervioso o si tiene tendencia a mostrarse agresivo, no sólo habrá que cuidarlo y tener mucha paciencia, sino que también podemos ayudarle a estar más calmado haciendo lo siguiente:

  • Pulverizando con aceite esencial de naranja la casa, o adquiriendo velas que tengan este aceite.
  • Echándole 4 gotas de Rescue Remedy de Bach a su comida o agua.
  • Tratamiento con feromonas. Estos productos los podrás conseguir en clínicas veterinarias o tiendas de animales.

La agresividad de los gatos hacia las personas se puede corregir, siendo pacientes y respetando al animal 🙂 .


9 comentarios

  1. gracias por los datos, ya aprenderé a darle todo el amor a mi gatito!

  2. mi gato es lo más preciado del mundo, gracias por los consejos

    1.    Monica Sanchez dijo

      Gracias a ti 🙂

  3.   Mi Miga dijo

    Hola Mónica,

    me gusta mucho es post, aunque no hablaría de ‘agresividad’. En todos los supuestos descritos, el gato no ‘agrede’ sino se DEFIENDE, (que es una gran diferencia). Si los conocemos, aprendemos su lenguaje corporal y respetamos a nuestros gatos, no ‘sobándolos’ si/cuando ellos no quieren, evitamos fácilmente reacciones desagradables.

    Un caso especial son gatos que hayan sufrido maltrato. Uno de mis compañeros felinos con secuelas físicas de por vida por grave maltrato, tardó meses en dejarse tocar, mordiendo de reflejo). Con mucha paciencia y el apoyo de Flores Bach hoy es un gato super-mimoso. Por cierto, son 4×4 gotas/día y aunque generalmente Rescue vaya bien para toda situación estresante, es mejor tratar miedos y problemas específicos con una mezcla individualizada por un terapeuta. Aceite de naranja no aconsejaría, porque a los gatos no les agradan los olores cítricos.

    Saludos felinos

    1.    Monica Sanchez dijo

      Me alegro de que te guste 🙂
      Es cierto que no le gustan el olor a cítricos, por lo que se recomienda más pulverizar las esquinas o aquellos rincones en los que el gato no pase mucho.
      Las Flores de Bach usadas en gatos, y usadas correctamente, son increíbles. A los míos les di Rescue el verano pasado por las fiestas, y ese agosto fue el más tranquilo que tuvimos hasta entonces. Muy, muy recomendables, más después de haber leído el caso de uno tus compis felinos.
      Un saludo.

  4.   los cabos dijo

    Mi gato ha empezado con cierto tipo de miedo hacia mis primos, pienso que tienen algún tipo de agresión o ellos le hacen algo, investigaré más a fondo.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola los cabos.
      Esperemos que puedas solucionarlo.
      Ánimo.

  5. Muy buen blog, saludos

    1.    Monica Sanchez dijo

      Nos alegra de que te guste, golf 🙂

Escribe un comentario