Trampas para gatos: ¿cómo atraparlos sin hacerles daño?

Consigue que tu gato entre en una jaula trampa sin hacerle daño

Si estás cuidando gatos de una colonia y uno de ellos se ha puesto enfermo, o tienes un peludo al que no le gustan nada las visitas al veterinario, necesitas algo con lo que poder atraparlo sin hacerle daño y que, al mismo tiempo, facilite el trabajo al profesional. Introducir a un felino de estas características en un transportín puede ser una odisea, a menudo insuperable, es por eso por lo que vas a necesitar algunas trampas para gatos que sean respetuosas con él.

Para eso, no hay nada mejor que las jaulas trampa, como la que puedes ver arriba. La puedes conseguir en cualquier tienda de animales, pero tendrás que superar un reto: ¿cómo conseguir que el gato entre en ella? Para eso te vamos a ayudar.

¿Qué son las jaulas-trampa para gatos?

Una jaula trampa para gatos a veces es útil

Este tipo de jaulas son el accesorio que utilizan muchas personas para poder capturar gatos que se han escapado, que tienen mucho miedo al veterinario, o que al no haber sido socializados con las personas, no saben cómo estar tranquilos en su presencia.

Están hechas de acero inoxidable, de modo que pueden permanecer varios días en el exterior hasta que cumplan con su cometido.

¿Cómo conseguir que el gato entre?

La manera más rápida de conseguir nuestro objetivo es poniendo comida que le guste mucho (por ejemplo, comida húmeda) en un plato y ocultar la jaula, ya sea con mantas si la vamos a poner dentro de casa para nuestro peludo, o bien con ramas y hierba si es para atrapar a un gato callejero. Luego, tan sólo tendremos que esperar.

El tiempo variará dependiendo del propio animal. A veces pueden ser pocos minutos, pero en otras ocasiones podrían ser días. Si es uno que vive en la calle y que necesita atención veterinaria urgente, recomiendo pedir ayuda a voluntarios. Aunque en otras circunstancias lo evitaríamos, en algunas situaciones no quedará otra que acorralarlo para que se vea obligado a entrar en la jaula. Repito, esto sólo se hará cuando la vida del peludo esté en riesgo, cuando haya sufrido un accidente importante o tenga alguna enfermedad grave que le impida respirar bien y hacer vida normal.

Cómo capturar a gatos difíciles sin hacerles daño

En casi todas las colonias, hay al menos un gato que es muy astuto o tímido y no entrará en una trampa de jaula normal, sin importar cuánto tiempo retienes la comida o cuánto te gastas en pollo asado, caballa, sardinas, carne asada o cualquier otro alimento que le pueda interesar.

Antes de rendirte y tratar de encontrar un lugar para vivir donde no haya gatos salvajes… Prueba uno de nuestros métodos para gatos difíciles de atrapar. Una advertencia: no uses redes, pistolas de red, pinzas, pistolas de dardos o tranquilizantes. Estas herramientas pueden ser extremadamente peligrosas tanto para el gato como para el cazador y solo deben ser utilizadas, si es que lo hacen, por profesionales capacitados en control de animales.

Tipos jaulas-trampa para gatos

Las jaulas trampa para gatos son inofensivas

Trampa jaula de caída

La trampa jaula es la que te hemos comentado más arriba pero te vamos a comentar algunas particularidades. La mayoría de los gatos tienen un miedo natural a entrar en una trampa de jaula normal, por lo que debes quitar los alimentos el día anterior y asegurarte de que tienen mucha hambre antes de salir a atraparlos.

Incluso después de un día sin comida, algunos todavía no entran. Para estas reservas, una trampa de caída es perfecta. Los gatos no tienen miedo de pasar por debajo de una trampa de caída en lugar de caer en una trampa de caja. Como resultado, una trampa de caída será ideal para la mayoría de los felinos difíciles de atrapar.

Trampa camuflaje

Un gato salvaje se sentirá más cómodo entrando en una trampa de caja cuando la trampa parece ser una parte natural de su entorno. Si estás trabajando en un área cubierta de hierba o arbolada, camufla la trampa colocando primero la arpillera en el suelo de la trampa y sobre la parte superior y los lados.

Deja las puertas delantera y trasera descubiertas para que el gato pueda entrar sin obstáculos y tener una vista clara de la parte trasera. Coloca hojas, palos y otra materia natural suelta sobre la arpillera. Si es posible, coloca la trampa cerca de un arbusto o debajo de un árbol para que parezca aún más como si fuera parte del medio ambiente.

También se puedes aplicar técnicas similares en otros entornos. En un entorno más urbano o industrial, coloca la trampa dentro de una larga caja de cartón, dejando descubiertas las puertas delantera y trasera. Luego espolvorea escombros y material del área circundante inmediata en la caja. O también puedes apoyar una tabla contra una pared o cerca y colocar la trampa debajo de ella. Cuanto más se mezcle la trampa, más probabilidades hay de que el gato entre.

Entrenar al gato para que entre en una trampa

Si puedes dejar una trampa al aire libre de forma segura en el territorio del gato durante un período prolongado de tiempo, es posible entrenarle para que entre. El área debe ser segura para que nadie salga con el equipo, como un patio privado. También puedes entrenar a una colonia entera con este método, usando una trampa por gato. El proceso generalmente tarda de una a dos semanas. Para cada trampa desplegada, sigue estas instrucciones:

Asegura la puerta frontal de la trampa en una posición elevada. Puedes pasar un palo a través de los lados de la trampa para evitar que la puerta se caiga o usar una corbata o elemento similar para atarla en su lugar.

Coloca la trampa en el territorio del gato cerca del lugar de alimentación normal. Déjalo en su lugar durante todo el entrenamiento.

El primer día del entrenamiento, coloca la comida habitual del gato en el suelo a un metro de la puerta principal de la trampa. Use un plato o tazón pequeño. Comienza más lejos para un gato más asustadizo.

Sigue colocando el plato en este lugar, a la misma distancia de la trampa, hasta que el gato comience a comer la comida. Luego, para la próxima comida, acerca el plato 3 cm más o menos a la puerta principal de la trampa. Cuando el gato comience a comer desde este nuevo lugar, mueve el plato más cerca de la puerta principal nuevamente.

Repite este proceso hasta que el palto de comida esté justo al lado del frente de la trampa. Cuando el gato se sienta cómodo comiendo allí, mueva el plato unos centímetros dentro de la trampa. Sigue esperando a que el gato coma, luego mueve el plato unos centímetros más hasta que esté completamente en la parte posterior de la trampa y vaya a buscarlo.

En la fecha programada de captura, en el momento en que el gato está acostumbrado a comer, desata o desbloquea la puerta principal, coloca el cebo en la trampa y activa el gatillo.

Si tienes que utilizar este método en algún lugar que no sea totalmente seguro, retira la puerta trasera de la trampa y llévala contigo. Esto hará que la trampa sea inútil para cualquier persona con malas intenciones. No podrás entrenar al gato para que vaya hasta el final de la trampa, pero puedes entrenarlo para que coma en el medio, lo que debería ser lo suficientemente bueno. Intenta colocar la trampa en algún lugar oculto y usa una cadena y un candado para asegurarla a un objeto inamovible como un poste o una cerca. Si el área es demasiado accesible para el público y el riesgo de vandalismo o robo es alto, no uses este método.

Trampa con puerta trasera transparente

Un gato tímido de la trampa tendrá menos miedo de entrar en los estrechos confines de una trampa de caja si cree que hay una salida en el otro extremo. Una forma de crear la ilusión de una salida trasera es con una puerta trasera transparente. Se reemplaza la puerta trasera de malla de alambre normal.

Si estás utilizando otro tipo de trampa, ve a una ferretería local o almacén de madera que corte un trozo de plexiglás grueso del tamaño correcto. Pídeles que taladren un orificio centrado cerca de la parte superior y luego aseguren la puerta transparente a la trampa con una abrazadera de cable o una abrazadera resistente. Después de atrapar a tu esquivo gato, secciona hacia el frente de la trampa con un divisor de trampa, luego reemplaza su puerta transparente con la normal.

Los gatos en jaulas trampa se suele poner nerviosos

Espero que este artículo te haya sido de utilidad 🙂 .


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.