Similitudes entre felinos salvajes y gatos domésticos

Imagen – deviantart.com

Los felinos salvajes, como los leones y los tigres, tienen mucho en común con los gatos que viven con nosotros; no en vano, no podemos olvidar que todos ellos pertenecen a la familia familia, la Felidae. Todos ellos tienen un cuerpo y un estilo de vida muy similar, por lo que es importante que tengamos esto en cuenta cuando vayamos a adoptar a un gatito o gato adulto, ya que de lo contrario no lo cuidaremos como se merece.

Ahora bien, ¿hasta qué punto se parecen? Si quieres saber cuáles son las similitudes entre felinos salvajes y gatos domésticos, a continuación te lo diré 🙂 .

Son depredadores

Esto es lo primero que se puede intuir. Desde el más pequeño gato hasta el imponente tigre tienen un cuerpo diseñado para cazar: sus garras pueden sujetar sin esfuerzo a su presa mientras que con sus fuerte mandíbula la asfixia (o la mata directamente, que también pasa); su sentido del oído está mucho más desarrollado que el nuestro, pudiendo detectar el sonido de una posible presa a varios metros de distancia; sus ojos son capaces de ver en situaciones de poca luz, y si a eso le añadimos que no hacen ruido al caminar… ya tendremos a los cazadores perfectos.

Duermen casi todo el tiempo

Y cuando digo mucho me refiero a muchísimo: de 16 a 18 horas duermen los felinos adultos sanos, y los cachorros casi todo el tiempo exceptuando 2-4 horas repartidas a lo largo del día y de la noche que las emplean para comer, hacer sus necesidades y jugar. Esto es así porque son depredadores nocturnos, lo cual quiere decir que se mantienen despiertos al anochecer para poder cazar a sus presas, que a esas horas duermen.

Dependen mucho de su madre cuando son bebés

Los felinos nacen ciegos y sordos, por lo que durante un tiempo (meses) necesitan la protección de su madre, así como la educación que ella les dé. En el caso de los gatos domésticos, lo ideal es que pasen 3 meses con su progenitora y con sus hermanos, puesto que es durante esas semanas cuando los pequeños aprenden a comer alimentos sólidos, a controlar la intensidad de la mordida, a controlar las situaciones de estrés, … en fin, aprenden a ser gatos equilibrados. Ahora bien, a los dos meses su familia humana ya puede (y de hecho debe) ir a verlos, a estar con ellos.

Si hablamos de otros felinos, por ejemplo de los guepardos, ellos suelen estar con su madre alrededor de un año. Pero hay otros, como los leones, que suelen quedarse con su familia si son hembras (los machos se suelen ir al cabo de 1-2 años para buscar pareja y formar sus propias familias).

¿Conoces otras similitudes entre felinos salvajes y gatos domésticos?

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:

CamasÁrbolesComida


Categorías

Curiosidades

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos pequeños felinos son muy independientes, pero lo cierto es que son unos grandes compañeros y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.