¿Se le puede poner colonia a un gato?

Gato adulto de la raza bengala

Aunque los gatos son muy limpios, en ocasiones podemos encontrarnos con uno que no huele tan bien como nos gustaría. Cuando eso ocurre podemos tener la duda de si se le puede poner colonia o perfume a nuestro querido peludo, y cómo es su aplicación.

Y es que, hasta hace poco se decía que las colonias podían quemar la piel del animal o que el olor que desprenden podía interferir en sus sentidos. Pero, ¿hasta qué punto es eso cierto?

¿Se les puede poner?

Gato feliz

Depende de qué pH tenga la colonia en cuestión. El pH de la piel del gato está entre 7 y 7.5, mientras que el de la piel humana es de 5.5. ¿Qué es el pH? Estas dos letras juntas significan potencial de hidrógeno. Cuanto mayor sea la cantidad de hidrógeno que haya en una zona, o en este caso, la piel, más alcalina será. Para saber si un ácido es más fuerte que otro se creó la escala de pH, que va de 0 (que son los compuestos más ácidos) a 14 (los más alcalinos).

Por este motivo, nunca debemos usar productos para humanos (ni siquiera toallitas para bebés humanos) en los gatos, ya que son demasiado ácidos para ellos y, efectivamente, les podría quemar la piel y causarles muchas molestias.

Si tenemos esto en cuenta, se les puede poner perfumes pero siempre y cuando sean específicamente para gatos, esto es, siempre que tengan un pH de 7 o 7.5. Sólo de este modo podremos estar seguros que nuestro querido peludito podrá oler bien sin tener que pasarlo mal, sobretodo si son colonias hechas con productos naturales.

Cuando se las pongamos, es muy importante ponérselo a una distancia de unos 15cm de la piel, y evitar que entre en contacto con ojos, nariz, boca, orejas y zona ano-genital, ya que aunque sea un perfume para gatos estas zonas son mucho más sensibles que el resto del cuerpo y podríamos causarle irritaciones.

Colonias para gatos, ¿son realmente aconsejables?

Para responder a esa pregunta primero hay que saber que el sentido del olfato de los gatos está mucho más desarrollado que el nuestro, tanto, que gracias a su nariz pueden relacionarse con los demás gatos (y animales, en realidad) reaccionando en la que ellos consideren oportuno. Por ejemplo: si sienten que ese gato está tenso, es posible que se aleje. ¿Por qué?

Por una simple explicación: en el olor corporal, algo que todos tenemos, se encuentran unas sustancias llamadas feromonas, las cuales actúan como mensajeras. Y es precisamente el sentido del olfato el encargado de detectarlas. Un sentido que en el caso de nuestros amigos peludos es muy sensible. De hecho, un gato ciego no verá nada, pero sí que puede detectar su comida favorita aunque esté en la otra punta de la casa.

Su olfato es tan sensible, y les es de tanta utilidad para comunicarse, que no se debe de usar cualquier colonia para gatos, y menos aún si están perfumadas. Es cierto que en los últimos tiempos se están haciendo colonias que no alteran las propiedades olfativas del animal, pero ¿es necesario ponérsela?

Pienso que no hay que ponerle nada que no sea estrictamente necesario. Los gatos son bonitos tal y como son. Hay que respetarlos con todas sus características. Si nuestro felino huele mal, lo que se debería de hacer es preguntarse por qué.

¿Por qué mi gato huele mal?

No hay que ponerle colonia a un gato

Son varias las causas por las que un gato puede oler mal, como por ejemplo:

Mal aliento o halitosis

Es probable que tenga alguna infección en la boca, o una enfermedad del sistema digestivo. Lo mejor es ir al veterinario.

Glándulas anales

Es más común en perros que en gatos, pero si se llenan estas glándulas segregan un líquido que huele muy, muy mal. Puedes vaciarlas tú mismo, pero al menos la primera vez es aconsejable que lo haga un veterinario para que veas cómo se hace.

Maduración sexual

Los gatos machos cuando alcanzan la madurez sexual pueden desprender mal olor. La solución es llevarlos al especialista, quien es posible que aconseje castrarlos.

Infección de oídos

El exceso de cerumen suele ser síntoma de infección de oídos en gatos. Si ves que se rasca mucho, no dudes en llevarlo al veterinario para averiguar la causa y para que le ponga el tratamiento adecuado.

No automediques a tu gato. Es peligroso y podría ser fatal.

Gases

Si un gato tiene muchos gases es porque su alimentación no es la adecuada. El exceso de flatulencias en felinos es causada por una dieta rica en cereales, por lo que cuando esto ocurre, hay que cambiarle el pienso por otro rico en proteína animal. Si no mejora al cabo de un tiempo, una consulta al veterinario no está de más.

Mala digestión

Una mala alimentación, alergias alimentarias, parásitos. Son varios los motivos por los que un gato puede tener una mala digestión, algo que puede hacer que tenga heces blandas y muy olorosas.

¿Qué hacer? Si el problema persiste más de dos días, hay que consultar con un profesional.

Gato blanco joven

¿Te ha parecido interesante?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida