¿Sabes cómo caminan los gatos?

gato_oliendo_flores

Los gatos tienen una forma muy peculiar de caminar. Hasta hace poco se creía que lo hacían como la mayoría de los animales de cuatro patas, pero lo cierto es que estábamos equivocados. Y mucho. Pero no es para menos, puesto que hay muy pocos que lo hagan igual. De hecho, sólo lo hacen los camellos, las jirafas, y por supuesto los felinos.

Pero, ¿cómo caminan los gatos?

¿Cómo caminan?

Gato en posición de caza

Muy pocas veces escuchamos las pisadas de nuestros amigos. En realidad, te puedo contar que yo misma sólo me doy cuenta de que se acercan… cuando están cerca. Sí, sí, tienen un caminar tan perfecto, que se les oye solamente cuando juegan al pilla a pilla. Esta particularidad es algo que les viene de maravilla cuando se trata de pasar desapercibido, ya que les facilita mucho la caza. Incluso si jugamos con él a juegos en los que debe de atrapar el juguete, veremos cómo muestra su comportamiento depredador: mirada fija, cuerpo agachado, apenas mueve la cola, y cuando siente que ha llegado el momento, ataca sin apenas hacer ruido.

Los gatos, cuando andan, apoyan el peso del cuerpo en los dedos de la mano, y no en la mano en sí. Además, gracias a las almohadillas y a sus uñas, las cuales son retráctiles (es decir, que se mantienen ocultas hasta que el animal decide sacarlas), tiene garantizado el silencio.

Por cierto, ¿sabías que los gatos caminan de una manera perfecta? Sí, sí, la secuencia del movimiento de sus patas es la siguiente: pata izquierda trasera, pata izquierda delantera, pata derecha trasera, pata derecha frontal. Esto significa que durante unos instantes las patas de un lado permanecen suspendidas en el aire. Pero aún hay más: con su pata trasera pisan casi el mismo lugar donde dejó la huella su pata delantera, según dijo la escritora Wendy Christensen.

¿Cuándo empiezan a caminar los gatos?

Los gatitos aprenden a caminar pronto

Ver a un gatito deslizándose sobre el suelo es algo que te enternece el corazón. Para él, es una experiencia de aprendizaje no exenta de caídas, pero no vamos a negarlo: es muy bonito verlo aprender. Más de una vez nos saca una sonrisa, y puede que incluso tengamos la tentación de ayudarle un poco sujetándole.

Pero el gatito, al igual que todos los que nacemos con extremidades, tiene que aprender por sí solo a caminar a base de ensayo y error. Y esto lo hace relativamente rápido: con dos meses ya se habrá desarrollado lo suficiente para poder, no solo caminar, si no también correr. Veamos cómo va aprendiendo:

  • 0-2 semanas: nace sabiendo gatear, por puro instinto. Es la manera que tiene de acercarse a su madre, de la cual podrá beber su leche, y mantenerse calentito.
  • 2-3 semanas: poco a poco sus patas van fortaleciéndose, por lo que empieza a apoyarse sobre las traseras cuando está por ejemplo en una caja o cuna de poca altura en el suelo.
  • 4-6 semanas: con esta edad lo normal es que ya camine. Pero sigue tropezándose y cayendo a veces, ya que la cola, la cual hace de timón, todavía no está desarrollada del todo y no domina bien la coordinación aún.
  • 6-7 semanas: cuando el gatito cumple más o menos mes y medio, sabrá caminar casi como un gato adulto.
  • 8-10 semanas: aprende a saltar y a trepar, pero aún no sabe bajar por sí solo. Esta es una habilidad que aprenderá con el tiempo; y de hecho, hay gatos adultos -caseros, que no han salido nunca a la calle- que pueden necesitar ayuda para bajar.
  • A partir de las 11 semanas: su cuerpo, a medida que vaya desarrollándose, irá perfeccionando cada vez más sus habilidades, todas, las de caminar, saltar, trepar, etcétera.

¿Pueden vivir sin patas? ¿Cómo afectan las amputaciones a los gatos?

Los gatos se acostumbran a vivir sin patas

Todos nosotros sabemos lo importante que es tener, en nuestro caso piernas, y en el de los felinos patas para poder caminar, desplazarse de un sitio a otro o incluso protegerse. Pero lo cierto es que si nuestro querido felino tiene alguna enfermedad o ha sufrido un accidente traumático, puede que el veterinario nos haya dicho que es mejor amputarle quizás alguna pata, o algunas, o todas, o quizás la cola. Nuestra reacción suele ser la de preocupación: ¿podrá vivir sin patas o sin cola?

La realidad es que los gatos tienen un fuerte sentido de la adaptación, y como solo se preocupan por el momento presente, les es mucho más fácil acostumbrarse a su nueva situación. De todas formas, vamos a ver cómo le puede afectar a tu felino la amputación de alguna de sus partes:

Cola

La cola, como decíamos antes, es el timón de su cuerpo, el que le ayuda -junto con el oído- a mantener el equilibrio y a cambiar de posición cuando salta si es necesario. Se podría pensar que el gato que se queda sin ella se volverá torpe, y puede ser así al principio pero se acostumbrará pues, repito, el oído es el otro responsable del equilibrio. Además, hay muchos gatos que nacen sin ella, y no hay problema 🙂 .

Patas

Las patas son un tema más complicado. Si solo se le amputa una, aprenderá a moverse con facilidad a medida que vaya recuperando su confianza y auto-seguridad.

En el caso de que sean dos o más, ese animal va a depender mucho -más- de nosotros, pues precisará ayuda para acercarse a su comedero y bebedero, cama, arenero, etc. Podremos hablar con el veterinario de ponerle alguna prótesis para gatos, con el fin de que el animal pueda seguir haciendo vida normal.

¿Cómo evitar que el gato pierda alguna de sus patas?

Gato solo en casa

El gato es un animal muy curioso, y no es raro que tenga accidentes. Pero esos accidentes se pueden evitar simplemente poniendo alguna protección en casa, como redes en las ventanas para que no salten, manteniendo las cosas de cristal, cerámica y porcelana bien guardadas, y en definitiva, procurando que no haya ningún peligro para él.

De verdad, es importante dejar de pensar que el gato no saltará desde un cuarto o quinto piso (por ejemplo), porque sí lo hará si ve algún pájaro o algo que le llame la atención. Y las redes son muy económicas: por unos diez euros puedes proteger la vida de tu animal, piénsalo. Diez euros a cambio de una vida.

Artículo relacionado:
¿Qué es y cómo prevenir el síndrome del gato paracaidista?

Espero que este artículo te haya sido de utilidad.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.