Razas de gatos sociables

Gato dándole la pata a un humano

Ganarse la confianza de un gato, independientemente de si es de cruce o de raza, lleva tiempo. Puede ser más largo o más corto dependiendo del carácter (tanto del propio peludo como del nuestro), de qué trucos utilicemos y del interés que muestre por ellos. Pero lo cierto es que hay algunos con los que puede ser algo más fácil empezar a construir una bonita amistad.

Si te gustaría saber cuáles son las razas de gatos sociables que existen, no puedes perderte este especial, sobretodo si tienes o vas a tener hijos 😉 .

Razas de gatos más sociables

Angora

Gatos de angora, los más cariñosos

Los Angora son gatos tranquilos a los que les gusta mucho jugar.  Tiene un pelo largo y muy elegante, tanto que seguro que no podrás resistirte a acariciarlo cuando te maúllen. Su carácter es el ideal para cualquier familia, ya que es sociable por naturaleza. Su peso es de 3-4 a 5kg y su esperanza de vida de 12-16 años.

Común europeo

Gato común con una mujer

El gato común europeo no se considera como raza para muchos; sin embargo, es uno de los felinos que, tratado correctamente, puede llegar a ser muy sociable. Eso sí, para que sea realmente cariñoso recomiendo adoptarlo siendo gatito (de dos meses o algo más), ya que así te será mucho más fácil educarlo, además de disfrutar de su afecto. El gato europeo que se adopta siendo adulto, si bien puede llegar a ser el animal más afectuoso del mundo, se suele mostrar muy desconfiado con los extraños.

En cuanto a sus características físicas, puede pesar entre los 2,5kg y los 7kg, siendo los machos más grandes que las hembras. El pelo puede ser largo, corto o semilargo, de cualquier color: naranja, negro, blanco, gris, gris-plata, bicolor… Y, lo más importante: su esperanza de vida es de 20 años.

Maine Coon

Gato joven de la raza Maine Coon junto a la ventana

El Maine Coon es una de las razas de gatos que, además de ser sociable y cariñosa, es también una de las más pesadas, literalmente hablando, y es que ¡puede llegar a pesar 11kg! Se trata de un animal que podríamos etiquetar como ”eternamente joven”: disfruta jugando, explorando lo que le rodea y, si hay niños pequeños en casa, seguro que colabora en algunas de sus travesuras 😉 .

Así que si te gustan los gatos ”gigantes”, no dudes en llevar un Maine Coon a casa, especialmente si dispones de un jardín o patio vallado, pues le encantará tomar el sol en él. Su esperanza de vida también es muy larga: de 15 a 20 años.

Persa

Gato persa tortishell, un peludo de sofá

El gato persa es la raza más casera y tranquila que existe; de hecho, se le conoce como ”tigre de sofá”. Se trata de un felino doméstico muy querido por todos por varias razones: es muy tranquilo, afectuoso y sociable. Le encanta disfrutar de la compañía de los humanos cuando ven la televisión, leen un libro o, simplemente, están descansando.

Es un perezoso amigo que adora ser el centro de atención, pero aunque no le apetezca mucho, es necesario que se le haga hacer ejercicio para evitar que coja kilos de más. Su peso es de 3 a 7kg y su esperanza de vida es de 15 años.

Ragdoll

Ragdoll, uno de los gatos más sociables

Conocido como ”Muñeca de trapo”, el Ragdoll es un gato maravilloso. Muy tranquilo, muy cariñoso y muy sociable. Suele ronronear más que maullar, así que con eso ya creo que te lo digo todo 🙂 . Lo único, no le gusta demasiado que lo cojan en brazos, pero por lo demás, es muy probable que te persiga por toda la casa.

Tiene un pelaje muy suave, casi como de algodón. Es una raza ideal para familias de carácter tranquilo que tengan mucho tiempo libre, ya que no le gusta la soledad. Tiene un peso de 4 a 9kg y una esperanza de vida es de 10 a 15 años.

Siamés

Gato siamés, una raza de gato muy cariñosa

El gato siamés, ya sea tradicional (Thai) como moderno, es un animal de cuatro patas con una gran curiosidad. Adora explorar una y otra vez lo que considera su territorio en busca de algo nuevo. Puede mostrarse muy dependiente de sus cuidadores, motivo por el cual sólo se aconseja adquirir uno si se tiene mucho tiempo libre que poder dedicarle.

Por lo demás, como tiene el pelo corto no requiere de muchos cepillados, pero será aconsejable pasarle el cepillo una vez al día. De esta manera, se reducirá el riesgo de formación de bolas de pelo. Tiene un peso de 2,5-5kg y una esperanza de vida es de 12 a 18 años.

¿Cómo hacer que mi gato sea sociable?

Trata a tu gato con respeto y cariño para que sea sociable

A muchos de nosotros nos gustaría que el peludo que hemos adoptado no permaneciera escondido cuando vienen visitas, pero ¿cómo conseguirlo? Bueno, lo que tenemos que tener presente es que cada gato tiene su propio carácter y su propia historia; es decir, si ese animal antes vivía en la calle o ha tenido una mala experiencia con los humanos, probablemente no quiera pasar tiempo con ellos, a excepción de con su familia.

Por este motivo, nunca se debe de obligar a hacer nada. Hay que respetar en todo momento su espacio personal e ir acostumbrándolo poco a poco y gradualmente. No se puede coger al gato que es tímido y obligarle a estar en una habitación con cinco o diez personas, porque lo más probable es que a partir de ese día sentiría miedo y/o inseguridad cada vez que alguien quisiera acariciarlo. Teniendo esto en cuenta, debemos de pedirle a una única persona que venga de visita a que se acerque al peludo con una golosina para él. Dicha visita se tiene que colocar a una distancia de unos 5 metros de él (o más lejos si se pone nervioso el animal), agacharse y enseñarle la golosina.

Ahora, hay que dejar que venga. Si no se acerca, lo que deberá de hacer es ir tirando golosinas (y esperar a que se las vaya comiendo), primero muy cerca del gato pero luego cada vez más cerca de donde ella esté. Durante ese día lo más probable es que no se deje acariciar, de modo que no hay que ni siquiera intentarlo, pero la próxima vez la situación puede ser muy diferente.

Hay que repetir estos pasos con cada visita, con cada persona diferente que venga a casa. Así, más pronto que tarde iremos acostumbrando al gato, al menos, a la presencia de ”gente extraña” al hogar. De todas maneras, la manera más eficaz de lograr que un felino se muestre al menos tranquilo con los desconocidos es dejando que vaya por toda la casa desde el primer día. Un gatito que cada vez que venía alguien se ha metido en una habitación hasta que la visita se fuera, será un gato adulto al que no le apetecerá nada estar con más personas.

Tampoco podemos olvidarnos de sus cuidados, del trato que le demos. Sólo si recibe de nuestra parte cariño y respeto podrá ser un gato sociable. Aunque tengamos uno de raza naturalmente afectuosa, si no lo tratamos como se merece no se mostrará así.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad y puedas encontrar al gato sociable que buscas 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *