¿Qué significa el aullido de los gatos?

Gato maullando

Cuando pensamos en los aullidos, lo más normal es que nos imaginemos a un lobo o, como mucho, a un perro, que está tratando de llamar la atención. Pero lo cierto es que los gatos también pueden hacerlo, a su manera particular, claro 🙂 .

¿Por qué lo hace un felino? Aunque nos parezca sorprendente, lo hace por el mismo motivo que los cánidos: está tratando de expresar lo que siente y lo que necesita en ese momento. La cuestión que nos queda por resolver es la siguiente: ¿qué significa el aullido de los gatos? Sigue leyendo para descubrirla.

Aburrimiento

Gato triste tumbado en la cama

Si el gato pasa mucho tiempo solo o sin nada que hacer, puede optar por quedarse tumbado todo el día, o bien por tratar de llamar la atención de su familia. ¿Cómo? De varias formas: ”atacando” sin razón aparente, haciendo sus necesidades donde no debe, o maullando fuertemente, entre otras.

Para conseguir que deje de hacerlo, simplemente hay que dedicarle tiempo todos los días. Hay que tener siempre presente que hemos sido nosotros los que hemos decidido convivir con el gato, y que por lo tanto, somos nosotros los que debemos de asegurarnos de que es feliz.

Celo

La gata que no está castrada, o una gata ”entera” que dicen algunos veterinarios, durante el celo aullará sobretodo por las noches, que es cuando estos animales están más activos. ¿El objetivo? Llamar la atención de un gato. Además, los machos también pueden aullar o chillar, especialmente cuando se enfrentan por una hembra.

Para que no lo hagan, lo más aconsejable es castrarlos, tanto al macho como a la hembra. Al extirparles las glándulas reproductoras se elimina el comportamiento asociado al celo, y, también, se evita el nacimiento de gatitos no deseados.

Enfermedad y/o lesiones

Si el aullido es largo, es una señal de que el gato no se encuentra bien. En caso de enfermedad o lesión, hará sonidos fuertes por dos motivos: el primero y más importante es porque siente dolor o molestias, y segundo para pedir ayuda. Por ejemplo, un gato que tiene cristales urinarios puede aullar cuando está en el arenero, ya que le causará dolor expulsar los cristales.

De ocurrir, hay que llevarlo urgentemente al veterinario para que le hagan una revisión completa. No hay que esperar a que se cure solo porque, como decimos, el aullido puede ser un síntoma de que la salud de nuestro querido amigo no es buena.

Vejez

Lamentablemente, los gatos tampoco se libran de las enfermedades y problemas típicos de la edad avanzada. Artrosis, artritis, desorientación… son sólo algunos de los más comunes, pero hay otros, como el síndrome de disfunción cognitiva, que les puede hacer sentir realmente mal. Se estima que el 50% de los peludos mayores de 15 años llegan a padecerlo, de modo que si empieza a aullar sin motivo y se siente estresado o con ansiedad, probablemente lo tenga.

Si bien no tiene cura, hay algunas cosas que podremos hacer, como darle medicamentos recomendados por el veterinario y hacer la casa mucho más cómoda para el gato mayor, como colocándole su cama en el suelo para que no tenga que saltar, darle mucho más cariño y mimos, evitar los cambios,… en definitiva, hacer que viva como un rey.

Gatito joven

Como ves, hay varios motivos por los que un gato puede aullar. Espero que a partir de ahora sepas por qué lo hace tu peludo y qué medidas debes de tomar para que pueda seguir haciendo vida normal.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *