¿Qué puedo hacer para que mi gato me quiera?

Mi gata Sasha

El gato es un peludo muy distinto al perro. Él no va a querer complacerte en todo momento; de hecho, va a esperar que seas tú quien cumpla con sus deseos. La relación que puedes tener con un felino nada tiene que ver con la que vas a tener con un can: mientras que el primero va a hacer lo que quiere y cuando quiere, el otro va a preferir que le digas qué es lo que debe de hacer.

Es muy importante tener esto en cuenta antes de adoptar a un felino, pues cuando nos preguntamos qué puedo hacer para que mi gato me quiera, a menudo nos olvidamos de que su carácter es muy especial. Pero, tranquilo/a, conseguir su cariño no es difícil 🙂 .

Entiende su lenguaje corporal

Es lo más básico. Del mismo modo que dedicamos tiempo a conocer a un futuro nuevo amigo humano, tenemos que hacer lo mismo con el gato. Debemos de entender sus gestos, sus maullidos, sus posiciones corporales para saber qué es lo que quiere decirnos en todo momento. Al principio puede ser complicado, pero a medida que pasen las semanas nos iremos dando cuenta de que, en realidad, no lo era tanto.

Respeta su espacio

No hay que obligarle nunca a hacer nada que no quiera. Si vemos que prefiere que dejemos de acariciarle, dejaremos de hacerlo; si no quiere comer en ese momento, no le pondremos el comedero cerca; y así con todo. Ahora bien, si se sube en nuestro regazo, le daremos mucho cariño en forma de caricias, y entrecerrando los ojos (así le diremos que le queremos en lenguaje gatuno).

Deja que sea un gato

No hay que humanizarlo, pero tampoco hay que prohibirle ser y comportarse como gato. ¿Qué significa esto? Pues que hay que darle permiso para que se suba a los muebles, dejar que duerma con nosotros (a menos que tengamos alergia, claro está), y además será muy importante proporcionarle uno o varios rascadores para que pueda afilar sus uñas.

Juega con él

Un gato no es un objeto de decoración. Es un animal que necesita agua y comida, pero también que su familia le dedique tiempo. Hay que jugar cada día con él, ya sea con una cuerda, una pelota, un peluche o una caja de cartón. Como mínimo, hay que dedicar tres sesiones de unos 10 minutos cada una cada día.

No lo maltrates ni grites

Aunque puede sonar obvio, a veces los seres humanos podemos perder la paciencia y reaccionar de forma inesperada. Si somos impacientes, lo más recomendable será no tener gato pues probablemente querremos que todo esté perfecto en poco tiempo, y eso no sucederá nunca con un felino (ni, en realidad, con ningún animal). Para que pueda haber verdadero cariño, tiene que haber respeto. Los gritos, la tensión, los malos tratos, los sustos, etc. sobran.

Patitas de mi gata Keisha.

Espero que con estos consejos puedas conseguir la amistad de tu gato 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:

CamasÁrbolesComida


Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.