Qué hacer con un gato agresivo

Gato enfadado

Uno de los temas que preocupan a muchos humanos es la posibilidad de que su querido felino muestre un comportamiento inadecuado hacia ellos o hacia algún familiar, hasta tal punto de que se lleguen a preguntar qué hacer con un gato agresivo.

Lo primero que hay que saber es que toda causa provoca un efecto, o en este caso una reacción. Si queremos evitar que el peludo se porte de esa manera, es muy importante que sepamos qué es lo que le está molestando.

¿Por qué se puede enfadar un gato?

El gato por lo general es muy pacífico. Es consciente de la fuerza que tienen sus garras y sus colmillos, y sólo los usa con violencia cuando es realmente necesario, es decir, en estas situaciones:

  • Durante la caza para dar muerte a sus presas.
  • Durante una pelea para ”conquistar” o defender el territorio.
  • Durante el celo, para quedarse con la hembra.
  • O si su vida corre peligro.

Es cierto que cuando el gato pasa a vivir con personas dentro de una vivienda no tiene necesidad de cazar ni de pelear. Pero, ¿qué ocurre con el último punto? Aunque poco a poco vamos entendiendo mejor a estos animales, lo cierto es que a veces lo que para nosotros es un simple juego, para ellos es una amenaza.

Pensemos en un niño pequeño jugando con el felino. Ambos pueden estar pasándoselo estupendamente bien hasta que el niño, mucho más grande y pesado que el felino, le coge de la cola y se la presiona. Al gato le hace mucho daño, y reacciona atacando. El niño llora, lo que alerta a los padres que optarán por encerrar al animal en una habitación o, en el peor de los casos, por abandonarlo.

¿Qué hacer con un gato agresivo?

Es importante ser muy pacientes. Si el gato se muestra agresivo, es decir, si se le eriza el pelo de la espalda y de la cola, y además gruñe y bufa, hay que dejarlo tranquilo. Nunca hay que pretender calmarlo como si fuera un humano, esto es, cogiéndolo en brazos y acariciándole, ya que de lo contrario nos llevaríamos más de un arañazo. Siempre es mejor dejarlo estar, en el suelo y con las puertas de dentro de la casa abiertas para que pueda ir donde quiera a relajarse.

En el caso de que tenga ese comportamiento por estar sintiendo dolor, como el que puede tener después de un accidente por ejemplo, si no se puede mover cogeremos una toalla grande -la más grande que tengamos-, le haremos un doble pliegue y envolveremos al animal con ella; en el caso de que tenga movilidad en las patas, lo atraeremos hacia el transportín ofreciéndole una comida que sepamos de antemano que le encante, como una lata de pienso húmedo para gatos, atún fresco (no de lata) o carne. Una vez que esté controlado, le haremos lo que le tengamos que hacer (llevarlo al veterinario, curarle las heridas y/o darle el medicamento).

¿Cómo evitar que tenga un mal comportamiento?

Gato con humano

Con paciencia, respeto y cariño. No pueden faltar ninguna de estas tres cosas. Sólo con las tres conseguiremos que el gato sea pacífico siempre. Como sus cuidadores tenemos que aprovechar el tiempo que pasamos con él para entender sus gestos y tratar de que lleve una vida plena y feliz a nuestro lado, evitando en todo momento jugar con nuestras manos y/o pies si no queremos que de adulto nos muerda y/o arañe. Se lo merece.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *