Qué hacer con el gato cuando se muere

Un gato es un felino

Este probablemente sea uno de los temas de los que menos me gusta hablar, pero tratándose de un blog de gatos lo normal es que se hable de todo lo relacionado con estos magníficos animales. ¿Qué hacer con el gato cuando se muere? ¿Qué opciones tenemos?

Tras haberle querido durante mucho tiempo, tras haber disfrutado de su compañía y de su cariño, su final suele llegar en cuanto menos preparados estamos. Y es que, nadie puede prepararse del todo para la muerte de un ser querido, y menos para decirle el último adiós.

¿Qué hacer cuando se muere un gato?

El gato es un buen compañero de vida

No es nada fácil despedirte de tu amigo peludo. Han sido X días (más o menos, eso da igual) en los que habéis estado juntos, en los que habéis compartido buenos momentos y también otros que no lo han sido tanto. Risas y lágrimas, recuerdos que guardarás siempre en tu memoria y que te acompañarán allá donde vayas, pase lo que pase.

Cuando sabes lo que te puede llegar a querer un gato ya no se puede olvidar. Es por eso por lo que es tan necesario, sobretodo para ti, asegurarle un buen final. Pero, cuando el veterinario lo eutanasia, ¿qué hay que hacer? Tenemos dos opciones:

  • Enterrarlo: sólo es posible si tenemos un jardín o finca que sean de nuestra propiedad. Por supuesto, no tiene coste alguno y además nos permite despedirnos de él a nuestro ritmo.
  • Incinerarlo: es la opción por la que debemos de optar si no disponemos de un terreno donde enterrarlo.  Esto sí que tiene un coste que puede variar dependiendo de la empresa encargada. Si nos decantamos por incinerarlo tenemos que llevarlo al veterinario y él se encargará de todo (dar de baja el microchip si lo llevaba implantado, avisar a la empresa, preparar al animal). Lamentablemente, en muchos países como España se incineran muchos gatos juntos, de modo que será imposible recuperar las de nuestro propio felino. En otros, como en París, sí se puede pedir la incineración individual.

¿Cómo saber si mi gato se está muriendo?

Los gatos se meten en nuestras vidas de una manera sorprendente. Su andar elegante, a menudo sin hacer apenas ruido, esa mirada felina que tanto nos gusta, los maullidos pidiendo mimos o una lata de comida húmeda… Todos estos detalles pasan a ser parte de nuestro día a día. Estos detalles, así como la personalidad que tenga cada peludo, hace que los queramos, que sintamos la necesidad de protegerlos.

Por eso, por el contacto diario, podemos intuir cuando la vida de nuestros amigos está en su recta final. No es la típica enfermedad en la que hay síntomas, más o menos leves, pero en la que los animales se recuperan al cabo de unos días. No. Cuando se acerca su muerte los síntomas son otros, y el comportamiento también:

  • Apatía
  • Aislamiento
  • No quiere comer, por mucho que le insistas
  • Se pasa todo el día descansando o durmiendo
  • Dolor físico muy intenso
  • Si recibe tratamiento, es probable que se canse del mismo
  • No busca las caricias como antes, pero las agradece
  • Pérdida de peso cada vez más preocupante
  • No suele acudir cuando lo llamas

Mi experiencia con Susty

En el 2018 una de mis gatas, Susty, entró en su recta final. Tenía gingivitis estomatitis crónica felina, muy avanzada. Demasiado. Llegó a ser ‘piel y huesos’. Por mucho que procurábamos que comiera, sus latitas de comida húmeda favoritas, ella llegó un momento en el que las rechazaba. Se sentaba delante del comedero, lo miraba unos segundos y luego se marchaba.

Nos costó mucho aceptarlo, pero Susty ya había tomado una decisión: no quería vivir. A pesar de los mimos, de la calidez del hogar y de la comida, esa gata estaba sufriendo tanto que solo quería acabar de una vez.

El 30 de mayo de ese año, la llevé al veterinario. Tras examinarla, y hablar con él, decidí. La sacrificó. Poco después de que le pusiera la inyección, Susty me miró a los ojos, y ronroneó. Sospecho que fue su manera de darme las gracias, pues aunque los gatos ronronean cuando se sienten amenazados o doloridos, también lo hacen cuando se sienten bien.

Entonces fue cuando empezó mi duelo.

¿Cómo superar la muerte de un gato?

El melanoma es una enfermedad que afecta a los ojos de los gatos

La verdad, he pasado varias veces por el duelo, pero es imposible saber cómo va a ser para ti ”ese” duelo. Cada persona es un mundo, y cada uno de nosotros lo supera de distinta manera. Por eso, no puedo más que decirte lo que a mí me funciona, y lo que he leído:

  • Trata de seguir con tu rutina diaria: al principio te puede costar horrores, pero créeme, en momentos así, necesitas estabilidad… y seguir con las tareas del día a día es lo más estable que puede tener una persona.
  • Despídete del gato: hay quienes plantan algo en el jardín, o compran una plantita en su recuerdo; otros les hacen una ceremonia de despedida; otros cogen su fotografía, se van a una habitación a solas y les dicen todo lo que necesitan decirles.
  • Si lo necesitas, llora: saca ese nudo que tienes en la garganta si lo necesitas. Llora todo lo que tengas que llorar. Así te será más fácil seguir adelante.
  • Habla de tus sentimientos y de tu gato: y no, no serás un pesado/a. Los humanos necesitamos hablar las cosas que nos preocupan y/o que, en este caso, nos duelen. Habla con tus seres queridos de confianza; ellos quizás no te entiendan, pero al menos estarán ahí contigo.
  • Procura no estar solo/a demasiado tiempo hasta que estés más animado: superar el duelo cuando la casa está vacía, y/o de la que no sales nunca para quedar con familiares o amigos, puede resultar una experiencia muy, muy dolorosa.

Tengo dos gatos y uno ha muerto, ¿cómo afrontarlo?

Cuando se conviven con más de un gato y uno muere, el resto poco a poco lo irá entendiendo. Precisamente, en el 2019 murió atropellado mi gato Benji (a partir de ese día no dejo salir a ninguno de los tres que siguen vivos, pese a vivir en una zona tranquila del pueblo). Tenía cinco años.

El resto enseguida supo que había pasado algo. Estoy convencida de que estos felinos son capaces de reconocer su nombre y el de sus compañeros de hogar. Aparte, saben bien cuándo no estamos pasando por un buen momento.

La tarde-noche del 30 de marzo de ese año el ambiente en casa cambió. Los gatos se quedaron a mi lado, se frotaban contra las piernas, en fin, estuvieron conmigo. Bicho, que normalmente es el más nervioso, no me pidió para jugar. No era el momento. Y al día siguiente tampoco, ni al siguiente.

Te cuento todo esto porque tu otro gato o gatos vivirán el duelo contigo. A su manera. Puede que se aíslen un poco, que dejen de jugar, o que pierdan un poco el apetito. Es normal. Solo tienes que seguir con la rutina, y procurar que coman. Los gatos pueden pasar dos días sin comer (no es lo suyo, pero no sería demasiado grave si van bebiendo agua al menos), pero si llega el tercer día y no muestran tener ganas de alimentarse, no dudes en consultar con un veterinario.

Espero que este artículo te haya servido para saber qué puedes hacer cuando se te muere un gato y cómo afrontar su pérdida.

Mucho ánimo.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

2 comentarios, deja el tuyo

  1.   Gatos y Humanos dijo

    Estimada Mónica, ¡muy buenas tardes!

    Te escribimos desde gatosyhumanos.com para comentarte que hemos enlazado a este maravilloso post desde nuestra entrada http://gatosyhumanos.com/blog/la-muerte-de-tu-gato-como-sobrellevarlo/ para complementar la información de nuestro contenido.

    Esperamos que te guste.
    ¡Que tengáis un buen día!

    1.    Monica Sanchez dijo

      ¡Hola Gatos y Humanos!
      Muy interesante tu post. Gracias por enlazar el artículo 🙂
      Un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.