¿Qué es la desparasitación?

Si tu gato se rasca, es porque tiene parásitos

Nuestro peludo puede verse afectado por una serie de plagas, como las pulgas o las garrapatas, pero también por parásitos internos como los gusanos de la especie Toxocara cati. Por su propia seguridad y salud, es muy importante desparasitarlo de tanto en cuando, ya que de lo contrario podríamos poner en riesgo su vida.

Por eso, te explicamos qué es la desparasitación y cómo puedes hacerla.

¿Qué es la desparasitación?

La desparasitación en gatos hay que hacerlo varias veces

La desparasitación es la eliminación de los parásitos de un organismo, en el caso que nos ocupa, del gato. Hay de dos tipos:

  • Desparasitación externa: elimina los parásitos externos, es decir, aquellos que se quedan adheridos en la piel, como los ácaros, pulgas, garrapatas, piojos.
  • Desparasitación interna: elimina los parásitos internos, esto es, los gusanos y lombrices intestinales.

¿Cuándo se puede desparasitar a un gatito?

Si acabas de recoger o adoptar a un gatito, debes de saber que, a menos que ya haya recibido tratamiento antiparasitario lo más seguro es que tenga parásitos internos y quizás externos. Por eso, lo más recomendable es llevarlo al veterinario para que te dé un jarabe (si estás en España, probablemente te recete Telmin Unidia, que tendrás que dárselo durante 5 días y de nuevo a las dos semanas) y un spray antiparasitario siendo muy aconsejable el Frontline ya que se puede aplicar a partir de los 2 días de vida.

¿Cada cuánto hay que desparasitar a un gato?

Desparasitación externa

Se recomienda el uso de pipetas, sprays y/o collares antiparasitarios desde primavera hasta finales del verano/comienzos de otoño, especialmente si el animal sale al exterior.

Desparasitación interna

Para eliminar y/o prevenir la infestación de parásitos internos se debe de suministrar el jarabe o pastilla antiparasitaria que nos recomiende el veterinario 15 días antes de cada vacuna y de nuevo una vez al mes.

La desparasitación en gatos pequeños y gatos adultos

Has de desparasitar a tu gato varias veces al año

Cuando se acoge, se adopta y en definitiva, cuando entra un gato como nuevo miembro de la familia, ¡es muy emocionante! Y no es para menos. Los gatos son seres maravillosos que harán que tu vida sea mejor… Pero es necesario desparasitarlos como te hemos explicado más arriba. Aunque, ¿es lo mismo para gatos adultos que para gatos más pequeños? Veamos.

  • Gatitos. Se debe comenzar un tratamiento inicial cuando tiene 3 semanas de vida y después según las indicaciones del veterinario. Una vez que se finalicen los tratamientos iniciales, la recomendación es desparasitar al gato una vez al mes para prevenir gusanos en el corazón o en los intestinos. Tu veterinario deberá hacer un buen seguimiento y ajustar los tratamientos dependiendo de la evolución de tu pequeño felino.
  • Gatos adultos. Cuando el gato es adulto, y ya le desparasitaste cuando era pequeño, tu gato adulto deberá recibir preventivos mensuales durante todo el año. Además las pruebas fecales deben hacerse 2 o 3 veces al año, dependiendo del estilo de vida del gato, si sale o no de casa, etc. Si adoptas a un gato adulto, tendrás que llevarle inmediatamente al veterinario para que le desparasite y compruebe su estado de salud.
  • Un gato recién llegado a tu hogar. No importa la edad que tenga el gato, es necesario que le lleves al veterinario en primer lugar para que revise su salud y para que le desparasite lo antes posible. Después dependerá del estado de salud, tu veterinario puede recomendarte desaparasitarle una vez al mes o antes dependiendo de cómo vea el estado de salud de tu gato.

¿Cómo sé si mi gato tiene gusanos?

Cuando los gatos tienen gusanos no suelen presentar síntomas visibles. Aunque en ocasiones se pueden ver ciertos gusanos de color blanco en las heces o en el vómito. Incluso parecen huevos como si fuesen trozos de arroz blanco.

Cuando un gato tiene una infección grave de gusanos puede causar todo tipo de síntomas: vómitos, diarrea, pérdida de peso y dolor en el ano. Incluso cuando se trata de un gatito pequeño, puede tener problemas de crecimiento o que se le hinche el abdomen.

En cualquier caso, siempre tendrás que acudir rápidamente al veterinario para que vea el caso concreto del gato y que de esta manera pueda tratar la afección de la forma más rápida y eficaz posible.

Pulgas y gusanos

Los gatos también pueden contraer gusanos a causa de los huevos de las pulgas que puedan tener y que estén infectadas. Por eso es tan importante también tratar lo antes posible a los gatos de pulgas y prevenirlas si no las tienen. Esto debe hacerse de manera regular, sobre todo si el gato es cogido de la calle o si suele salir a pasear por el exterior.

Esto es importante hacerlo de manera regular además de desparasitarlo. Si no lo haces, las pulgas y los gusanos seguirán creciendo y viviendo en el cuerpo de tu felino y estará expuesto a enfermedades y lo peor, es que también podría infectarte a ti. Así que es muy importante que tengas a tu querido felino siempre en buenas condiciones de salud.

¿Mi gato está sano después de desparasitarlo?

Si tu gato tiene gusanos, debes llevarlo al veterinario

Para saber si tu gato está sano o no, depende de varios factores no solo de si ha sido desparasitado o no. Debe tener una buena alimentación para que crezca fuerte y sano, mantener una actividad diaria (juega con tu gato), dormir bien, cuidados corporales, que no le falten sus vacunas… El comportamiento de tu gato te dirá si está sano o no, ya que un comportamiento activo te mostrará que está bien y un comportamiento demasiado apático puede hacer que te preocupes.

Tendrás que inspeccionar su piel y el pelaje para saber que todo va bien. Si la piel está escamosa, tiene calvas o tiene la piel dañada, entonces esto puede ser algún problema que tengas que mirar en el veterinario.

Lo mismo con las pulgas, inspecciona si tiene pulgas o no. Para saberlo, mira sus excrementos y si tiene puntos negros moja el excremento y si se pone rojo es que tiene pulgas.

De cualquier manera, lo que resulta importante es que si ves cualquier aspecto extraño en tu gato, no esperes a que pase el tiempo o “se le pase solo”. Es importante que le lleves al veterinario para saber si es alguna condición que requiera tratamiento.

Con estos consejos, seguro que nuestro peludo tendrá una muy buena salud.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.