Qué debe comer una gata embarazada

Las gatas embarazadas deben comer pienso rico en proteínas

El embarazo les resta mucha energía a las futuras mamás, gatas incluidas, por lo que durante todo ese tiempo que esté gestando va a necesitar un aporte extra de energía, de proteínas y calcio para que los cachorros puedan desarrollarse lo mejor posible para que, una vez que salgan del cuerpo de su madre puedan continuar creciendo sin tener que afrontar riesgos innecesarios.

Si tu peluda y tú estáis esperando gatitos, este artículo os interesa. Descubre qué debe comer una gata embarazada.

Las gatas embarazadas necesitan cuidados especiales

El embarazo de una gata dura unos 65 días, durante los cuales en su útero crecerán de a 1 a 10 crías (a veces más). Su cuerpo sufre varios cambios, tales como el ensanchamiento del útero lo que a su vez provoca que las costillas se suban un poco, el tamaño de su abdomen aumenta, sus mamas se agrandan y sus glándulas mamarias empezarán a producir leche cuando se acerque el momento del parto. Para que todo vaya sobre ruedas, la gata tiene que saciar su apetito, no sólo con el fin de cubrir su actividad diaria, sino también para que su cuerpo pueda afrontar el embarazo sin contratiempos.

Para ello, una de las cosas que más necesitará es aumentar la cantidad de grasa corporal de su cuerpo. De esta manera, podrá tener una reserva con la que poder alimentar a los pequeños. Entonces, ¿qué debe comer?

Lo ideal es que coma pienso para gatitos de alta calidad, sin subproductos ni cereales de ningún tipo, ya que contienen todas las proteínas y minerales que va a necesitar durante esta etapa. Hay que dejarle el comedero lleno siempre, pues durante el embarazo va a pasar por varias fases con respecto a su apetito y va a ser mucho más fácil y práctico para todos que tenga comida siempre a su disposición.

Una vez que ya ha parido, hay que seguir dándole este pienso para que pueda alimentar a los pequeños. De esta manera, además, cuando los gatitos empiecen a ser destetados, seguirán a la madre hasta el comedero cada vez que vaya a comer, por lo que la imitarán.

Otra alternativa es darle Dieta Yum para gatos o bien comida natural comprada directamente en las carnicerías (alitas de pollo sin hueso, vísceras, pescado sin espinas). Si optas por esta última, recuerda poner a hervir las vísceras y el pescado para evitar problemas. Así tanto la mamá gata como su prole se mantendrán en buen estado de salud.

Cuánto tienes que alimentar a una gata embarazada

Las gatas embarazadas deben comer pienso adecuado para ellas

Lo que coma tu gata embarazada aumentará gradualmente desde Elda en que se pare y quede embarazada. Al final del embarazo comerá un 50% más de lo normal en ella. Alimentar a una gata preñada es fácil. Ellas comen y cuando se sacian simplemente paran porque han tenido suficiente. No se sobrealimentan, solo comen lo que necesitan.

Lo que resulta importante es que la gata tenga alimento a su disposición siempre, para que no se encuentre con que le falta alimento cuando lo necesita. Puedes escoger alimentos que le gusten a tu gata, como los alimentos húmedos, aunque éstos tienen menos calorías que los alimentos secos. Puedes combinar ambos tipos de alimentos para cubrir sus necesidades nutricionales.

Lo que nunca puede faltarle a tu gata es agua fresca para su hidratación, sobre todo si suele tomar alimentos secos. Si tu casa es grande, no le pongas el agua solo en una zona de la casa, ponlo en varios sitios para que tenga acceso siempre que tenga necesidad de hidratarse.

Hazlo de forma gradual

Tienes que hacer la transición a la nueva dieta de forma gradual para que tu gata se acostumbre a su nueva alimentación. Para ello, puede estar unos 10 días añadiendo gradualmente la nueva fórmula hasta que la cambies por completo. Esto hará que tu gata pueda alimentarse bien con un cambio gradual y saludable para ella y sus gatitos.

Lo ideal es que coma muchas veces con poca cantidad durante el día. Es recomendable como te hemos comentado más arriba, que tu gata tenga el alimento y el agua disponible en todo momento. Los gatitos comienzan a desarrollarse en la novena semana del embarazo, por lo que será a partir de entonces cuando se note más que tu gata se alimenta con más cantidad.

Notarás que el peso de tu gata aumenta a medida que coma más, necesita almacenar grasa para después amamantar a sus gatitos. Este aumento de peso es completamente normal y debe perder el exceso de peso durante su período de lactancia de 3-4 semanas.

No te preocupes si tu gata pierde un poco de apetito al final del embarazo. Esto es normal e indica que el parto no tardará en llegar. La gata comienza a notar las molestias del cercano parto y por eso comerá menos. Solo tendrás que asegurarte de que no le falta alimento en ningún momento, aunque notes que come menos.

La nutrición en las gatas preñadas es fundamental en todas las etapas del embarazo y después del parto. Aunque si notas que está perdiendo peso o que no come nada en absoluto o que tampoco bebe agua, entonces tendrás que llamar a tu veterinario para que te aconseje sobre qué hacer teniendo en cuenta las características individuales de tu gata.

Cómo alimentar a tu gata durante la lactancia

Gata esperando gatitos

Producir leche es una tarea excepcionalmente exigente. La ingesta de alimentos generalmente se duplica, pero incluso puede cuadruplicarse. Podría comer más que incluso durante el embarazo, y eso está bien. Cuantos más gatitos tengan que alimentarse más alimentos deberá ingerir la mamá gata para poder dar a basto a las necesidades nutricionales de sus pequeños.

Debes alimentar a tu gata varias veces durante el día o permitir el libre acceso a los alimentos, así como asegurarse de que siempre haya agua fresca disponible. Los alimentos secos deben humedecerse para aumentar la ingesta de alimentos y agua, y para alentar a los gatitos a comenzar a mordisquear alimentos sólidos. Aunque también puedes optar por la combinación de alimentos húmedos y secos, como hacías durante el embarazo de la gata.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.