Por qué mi gato se acuesta en mi ropa

Gatito sobre manta

El gato tiene muchas maneras de decirnos lo mucho que le importamos y una de ellas es colocándose sobre nuestra ropa para echarse una siesta. Poco le importa que necesitemos precisamente esa chaqueta, él se acuesta sobre ella y si tratamos de quitarlo… lo más probable es que se comporte como el peludo mimado que es 🙂 .

Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué mi gato se acuesta en mi ropa? Tiene su cama, el sofá, y muchos otros rincones para echarse una cabezadita. ¿Por qué elige la ropa de su humano?

El olfato del felino, mucho más que un sentido

Recuerda cepillar a tu gato a diario

La respuesta a esa pregunta tiene mucho que ver con el sentido del olfato del felino. Está mucho más desarrollado que el nuestro – en concreto, percibe 14 veces mejor los distintos olores-, hasta tal punto de que no le resulta nada difícil percibir el olor corporal que desprendemos todos los animales. Desde el primer día que llega a casa, se va acostumbrando a nuestro olor, y cuando finalmente se siente seguro con nosotros, asocia dicho olor con la seguridad y la confianza.

Así, cuando nos cambiamos de ropa el peludito aprovecha la menor oportunidad para posarse sobre ella. Además, si tenemos que dejarlo solo unos días, es muy importante que le dejemos piezas de ropa que hayamos usado para que pueda sentirse algo más tranquilo hasta que regresemos.

El órgano de Jacobson, la ”segunda nariz” del gato

Es probable que alguna vez hayas visto a tu gato hacer una mueca un tanto extraña con la boca, entreabriéndola, nada más oler algo nuevo (por ejemplo, tu mano tras acariciar a otro gato). Esto es así porque justo en su boca, detrás de los dientes incisivos, tiene lo que se conoce como órgano de Jacobson u órgano vomeronasal, que son dos sacos llenos de líquido conectados con la cavidad nasal.

Muchos animales los tienen, como las serpientes, y les es de gran utilidad ya que gracias a él pueden oler e identificar mejor los distintos aromas. Como depredadores, es indispensable tener un sentido del olfato casi perfecto, y desde luego los felinos en general y los gatos con los que compartimos varios años de nuestra vida en particular han tenido una evolución muy interesante.

Las feromonas, unos ”olores” que se convierten en mensajes

El sentido del olfato felino está más desarrollado que el nuestro

Los gatos, al igual que el resto de animales, producen feromonas, que son sustancias químicas que segregan en algunas partes de su cuerpo y que, una vez son liberadas, influyen en el comportamiento de otros peludos. En el caso de nuestras protagonistas se clasifican en varios tipos:

  • Feromonas de afecto: son aquellas que les ayudan a estar más tranquilos y relajados. Se liberan desde la cara, por eso suelen frotar la cara contra los seres queridos.
  • Feromonas de territorio/marcaje: son las que les permiten identificar el territorio de un gato. Se excretan por la orina, pero también por sus patas cuando arañan por ejemplo los troncos de los árboles.
  • Feromonas de estrés: son las que segregan cuando se sienten estresados o tensos, como cuando van al veterinario por ejemplo.
  • Feromonas sexuales: son excretadas por la orina sobretodo. Se asocian al celo. Cuando se castra a un gato, es decir, cuando se le extirpa las glándulas reproductoras, el animal deja de segregar estas feromonas ya que se queda sin las glándulas que las producen.

Independientemente del tipo de feromona que segregue en ese momento, cualquier otro animal que haya nacido con el Órgano de Jacobson podrá percibirlo. Tienes más información sobre el marcaje felino en este enlace:

Artículo relacionado:
Todo sobre el marcaje felino

Si tienes curiosidad, y al menos por el momento, los humanos no podemos percibir estos ”olores”, al menos no de manera consciente (sí que disponemos de órgano vomeronasal, pero está atrofiado y es posible que con el transcurso de la evolución vaya desapareciendo, o que sorprenda a los científicos de la época y pase a ser útil.

¿Por qué mi gato se pone violento o agresivo cuando vuelvo del veterinario con mi otro felino?

Esta es una reacción típica. Vives con dos gatos (o más), te llevas a uno al veterinario y al volver los otros se vuelven un poco agresivos o, en el peor de los casos, muy violentos con él. ¿Por qué? Por lo que decíamos antes de las feromonas. Durante la visita al profesional el gato se habrá sentido muy estresado y tenso, además que su cuerpo no solo habrá liberado esas feromonas de estrés, si no que también se le habrán ‘adherido’ al pelaje las feromonas de otros animales que hayan estado allí, sin contar con el olor propio de las clínicas u hospitales veterinarios (medicamentos y demás).

Al llegar a casa, el olor corporal de ese gato es distinto; no es el suyo propio, si no que es una mezcla de olores que los otros gatos que están en la vivienda les es desconocida. Sí, sí, se podría decir que el gato que ha estado en la clínica es un completo desconocido para los que están en casa. Y cuando se juntan dos gatos que no se conocen (en principio) en un sitio cerrado, ¿qué pasa? Pues pueden pasar varias cosas:

  • Una, que tras olerse se hagan amigos.
  • Dos, que tras olerse se enfaden y se peleen.
  • O tres, que cada uno se vaya por su lado.

De ocurrir el uno o el tres no habría problema, pero como la dos es tan mala, lo que recomiendo mucho hacer es dejar al gato que ha estado en el veterinario en una habitación hasta el día siguiente. De esta manera, podrá liberarse de todo el estrés, de todo ese olor incómodo, y podrá volver a juntarse con sus compañeros gatunos sin problemas.

Y si no has podido evitar que se peleen, preséntalos de nuevo, como si no se conocieran de nada, llevando a uno a un dormitorio, dejándolo ahí unos tres días e intercambiando las camas. Eso sí, importante, procura darles la misma cantidad de cariño a todos para que se sientan bien.

Gato tumbado en el regazo

El gato es un animal encantador y mucho más sociable de lo que parece. No le gustan los cambios, pero le encanta que su cuidador le preste la merecida atención y le dé mucho cariño. Nos han repetido hasta la saciedad que es muy independiente, pero los que convivimos con él sabemos lo que disfruta con la compañía de su familia.

Convivir con uno de ellos es una experiencia increíble, de la cual podemos aprender mucho sobre nosotros mismos y sobre la vida. Qué menos que respetarlo y dejar que sea feliz.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

6 comentarios, deja el tuyo

  1.   Marbelisa dijo

    Hola, estoy regalando unos gatitos de una gata que parío en mi balcón, ya algiunos estan comiendo pero lo veo que sigue tomando leche materna. Gracias por tan buenos reportajes.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Marbelisa.
      Hay algunos gatitos que quieren seguir tomando leche después del mes y medio. Es normal. La madre pronto no les dejará que lo hagan.
      Un saludo.

  2.   Teresita Acuña dijo

    Cual es la edad indicada para castrar una gatita

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Teresita.
      Puedes llevarla a castrar a los 5 meses de edad.
      Un saludo.

  3.   Abril dijo

    Hola, mi gata pario en la ropita de mi bebe, le habiamos hecho su cama pero de repente desaparecio y fue a parir a la ropa de mi nena. Ya la cambiamos a su camita junto con sus gatitos y se ha quedado ahi, mi pregunta es si la.ropa de mi bebe se puede desinfectar y volver a usar, o es mejor desecharla?

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Abril.
      Puedes lavar la ropa con desinfectante y volver a ponérsela.
      Un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.