Por qué mi gato me lame y luego me muerde

Gato mordiendo

Hay una serie de comportamientos del gato que pueden resultar extraños a ojos de aquellos que nunca han convivido con él. Uno de ellos es el acto de lamer y acto seguido morder, como si al principio quisiera darnos un beso pero luego cambiara de opinión y decidiera atacarnos.

¿Te ha pasado alguna vez? A mí mas de una, y en cada una de ellas me pregunté lo mismo: ¿por qué mi gato me lame y luego me muerde? Hasta que encontré la respuesta.

Para ello, no tuve más que fijarme en cómo se comportaba con los otros gatos, y fue entonces cuando pude observar que entre ellos se acicalan. Se dan mordisquitos para quitarse los posibles insectos o suciedad que puedan tener, y luego se lamen entre ellos para dejar el pelaje liso y limpio.

Eso sí, este comportamiento sólo lo tienen con gatos a los que consideran su familia, de modo que, si tenemos en cuenta esto, el hecho de que nuestro peludo nos lama y luego nos muerda puede ser una excusa más para darle una buena ración de mimos.

Gatos amorosos

Aunque claro, al mordernos puede hacernos daño, ya que nosotros tenemos una piel que no está tan protegida como la suya, por lo que es muy importante enseñarles desde muy jovencitos que ninguna parte de nuestro cuerpo es un juguete.

¿Cómo se consigue eso? Es bastante fácil, pero lleva tiempo. Tan sólo hay que detener el juego y alejarse de los animales en cuanto tengan intención de mordernos o cuando lo hayan hecho. A medida que pasen los días se darán cuenta de que, si quieres jugar, tendrán que dejar de morder.

Pero insisto, si te lame y luego te muerde… no te lo tomes a mal. Sólo cógelo en brazos y disfruta de su cariño 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *