¿Por qué mi gato levanta la cola cuando le acaricio?

Gatito naranja

Una de los comportamientos felinos que más llaman la atención a sus cuidadores es el acto de levantar la cola cuando se les acaricia en la espalda. Si quieres saber por qué, has llegado al sitio adecuado. En esta ocasión voy a darte la respuesta a tu pregunta, pero si al terminar de leer aún te quedan dudas, ponte en contacto con nosotros.

Porque para que la convivencia sea agradable, no hay nada cómo comprender el comportamiento de tu peludo.

¿Por qué levanta su cola cuando se le acaricia?

Los gatos son expertos en mantenerse ocultos

A todos los gatos les encanta que les acaricien, pero son ellos los que elijen quién tiene ese poder y cuándo. Uno de los secretos que más me sorprendieron de los felinos es precisamente este: ¿por qué mi gato levanta la cola cuando le acaricio? Y es que, además, es como si fuera un acto-reflejo, ya que es algo que hace siempre que le acaricias la espalda.

Se podría pensar que es un comportamiento relacionado con el celo al dejar al descubierto las glándulas anales, pero resulta que los gatos castrados aunque hayan tenido el instinto reproductor despierto también lo hacen. Y también los gatitos desde que son muy bebés. Así que la respuesta no podía ser otra que la siguiente: es una forma de saludar; y no sólo eso, sino que de decirte que confía en ti.

Es genial, ¿verdad? Este comportamiento es su manera de decirte que te considera un igual, un familiar. Si nos fijamos en una colonia de gatos, siempre veremos que hay una serie de gatos que siempre están juntos. Entre ellos, cuando se acarician (mientras pasan uno por al lado del otro), también tienen su cola levantada. Recordemos que tenerla así, hacia arriba, es una señal de seguridad del felino, y si además se le acaricia… no sólo se sentirá seguro, sino también feliz.

¿Dónde se puede acariciar al gato?

Cada gato es único y, por consiguiente, cada uno de ellos tiene su propia personalidad, preferencias y gustos. Pero sí que es cierto que hay algunas zonas que suelen encantarles, y son:

En la cara

Más concretamente, a ambos lados de la cara. Si quieres darle mimos, no dudes en pasar tu mano (o tu nariz, que también les suele gustar mucho) por esa zona.

Entre las orejas y parte trasera de la cabeza

Imagínate la situación: estás por ejemplo tumbado/a en el sofá, y de repente tu peludo salta sobre tu regazo, buscando claramente un poco de cariño. En ese momento, lo ideal es acariciarle entre las orejas (que instintivamente las echará hacia atrás) y por la parte trasera de su cabeza. ¿Te gusta verdad, verdad? Pues no dudes en hacerlo 🙂 .

En el nacimiento de la cola

Justo cuando termina la espalda y empieza la cola, esa es una de las zonas más sensibles del gato. Ahí es donde es muy, muy habitual que, al acariciarle, levante su cola y se ponga mimoso.

¿Dónde NO se debe de acariciar a un gato?

Hay pocas zonas a las que es mucho mejor no pasar la mano, pero aún así es importante saberlas:

Patas

Les suele disgustar bastante, llegando a reaccionar de manera indebida: mordiendo. Estos mordiscos no tienen por qué ser muy fuertes, a menos que aún estés en el proceso de conocer al felino y de que él te conozca a ti, pero vaya. Si se puede evitar esa situación, mejor.

Boca

Más concretamente, justo delante de la misma. Puede malinterpretar la caricia y pensar que es una -extraña- invitación al juego, por lo que podría morder y/o arañar.

Barriga

Cuando confíes en él y él en ti, puede y repito, puede que te deje acariciar su barriga, pero no antes. Así y todo, hazlo solo cuando veas que esté tranquilo, ya que de lo contrario te podrías llevar un mordisco.

¿Por qué los gatos mueven la cola?

La cola es una parte muy importante del cuerpo de los felinos, y una de las que más útil les es para transmitir mensajes. En efecto: dependiendo de la posición en la que la tengan podremos saber si está nervioso, feliz o si tiene miedo. Por ejemplo:

  • Cola en posición vertical, con la punta también así o algo caída: está feliz y se siente seguro.
  • Cola rígida, pero sacudiéndola bruscamente de lado a lado: está tenso o se siente inseguro.
  • Cola ’emplumada’, es decir con el pelo rizado: está muy tenso y puede atacar en cualquier momento si se siente amenazado.
  • Cola entre las patas o muy baja, sobre la superficie del suelo: es un gato que tiene mucho miedo.
  • Si mueve la cola suavemente: es porque está feliz, a no ser que esté sentado mirando algo, en cuyo caso es más probable que esté dirigiendo toda su atención a algo que le ha llamado la atención.

¿Por qué mi gato no levanta la cola y le duele?

Gato

Si tu gato un día ves que no levanta la cola, puede ser que le haya ocurrido algo de esto:

  • Ha tenido un accidente
  • Ha recibido una pisada fuerte
  • Se le ha caído algo pesado encima

Para evitar que empeore, hay que llevarlo al veterinario lo antes posible. Allí lo examinarán y, en caso de ser necesario, le harán una radiografía.

El tratamiento va a variar dependiendo de cómo esté su cola. Por ejemplo, si solo tiene un golpe le administrará antiinflamatorios que reducirán el dolor; si está fracturada y se puede solucionar con vendaje, se lo pondrá; y solo si no se puede hacer nada, se la amputará.

Espero que te haya sido de utilidad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida