¿Por qué mi gato come con ansia?

Gato comiendo

La hora de comer debe de ser un momento tranquilo para todos, tengan dos o cuatro patas. Pero a veces nos encontramos con un gato que parece que tiene prisa por acabarse su comida y ponerse a hacer otras cosas. ¿Qué se puede hacer en estos casos?

Cuando mi gato come con ansia sé que ha llegado el momento de preocuparse. No es normal que coma tanto y tan rápido. Para ayudarle, es importante saber primero por qué lo hace.

¿Por qué mi gato come con ansia?

Ha sido un gatito huérfano

El gato que no ha sido alimentado por la madre, independientemente del motivo, suele crecer dando la impresión de que siempre tiene hambre. Esto es debido a que mientras lo criamos a biberón lo sobreprotejemos tanto que no queremos que pase hambre ni un sólo minuto, lo cual es lógico. Así, el pequeño crece sabiendo que siempre va a tener comida a su disposición y que nadie le va a decir nada por comer, de modo que aprovecha.

Sin embargo, la madre sí que deja a los gatitos pasar un poco de hambre. Tiene que hacerlo si quiere que aprendan a buscar su comida ellos solos ya que ella no va a estar a su lado permanentemente.

Está sufriendo acoso

Si en el hogar hay otro ser vivo (gato, perro o persona) que no lo deja tranquilo, es decir, que lo persigue o lo vigila todo el rato, que lo quiere tener siempre en brazos y, en definitiva, no deja que lleve una vida calmada propia de un gato, éste puede sentir que tiene muy poco tiempo para comer. Cuando finalmente encuentra un momento, come con rapidez porque sabe que más tarde o más temprano volverá a ser acosado.

Es nervioso por naturaleza

Los gatos nerviosos tienden a ingerir su comida con más rapidez que el resto, no porque estén llevando una mala vida sino simplemente porque son así. Hay que ser pacientes y tratar de buscar una solución para evitar que se atragante.

Otras causas

Aunque lo que hemos visto hasta ahora son los principales motivos por los cuales un gato puede comer con ansiedad, hay otros que no tenemos que descartar:

  • Le encanta su comida: disfruta tanto con ella que no puede evitar ingerirla con la rapidez con la que lo hace.
  • Está enfermo: hay algunas enfermedades, como el hipotiroidismo, que entre su sintomatología se encuentra el aumento de apetito.

¿Qué hacer para ayudarle?

Una vez descubierta la causa es momento de actuar. Una de las cosas que mejor suelen funcionar es comprando un comedero especial para animales ansiosos, como este:

Comedero para animales ansiosos

Imagen – Nuestroperro.es

Así el pequeño tendrá que esforzarse un poco en conseguir su comida, lo que le obligará a comer más despacio. Pero además, es muy importante que se le proporcione un sitio seguro y tranquilo donde pueda alimentarse sin que se tenga que preocupar por nada, como tu dormitorio por ejemplo.

Hay que tener en cuenta también que si está siendo acosado debemos de establecer ciertos límites para que todos en el hogar convivan felices. Tenemos que respetar a cada uno de los miembros, ya que de lo contrario van a surgir problemas. Si tienes dudas sobre cómo entender a tu gato, en este artículo te damos las claves para que vuestra relación sea provechosa para ambos.

Con estos consejos tu gato estará mejor, seguro 🙂 .

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

2 comentarios

  1. Todo la información ofrecida en este sitio es de mucha utilidad: breve, precisa y con un lenguaje amigable. Gracias!

    1.    Monica Sanchez dijo

      Gracias por tus palabras, Marcelo 🙂 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *