¿Por qué los gatos se acicalan?

Gato aseándose

Quien haya convivido o conviva con un gato sabrá lo obsesionados que parecen estar estos preciosos animales por su higiene personal. Se acicalan varias veces al día: después de cada siestas, tras cada comida, luego de que los acariciemos… Pero, ¿por qué?

En Noti Gatos no queremos dejarte sin la respuesta, de modo que no dudes en seguir leyendo para saber por qué los gatos se acicalan.

¿Cuándo empiezan a acicalarse los gatos?

El acicalamiento, aunque nos parezca que no, es una conducta instintiva. Aparece muy, muy pronto, con tres de semanas de edad y se va perfeccionando diariamente hasta que el pequeño peludito aprende a mantenerse tan limpio como su madre, o sus compañeros adultos en el caso de que los tenga. De hecho, cuando un gatito vive con más gatos, si hay una muy buena amistad entre todos ellos es común ver a algún gato o gata adulto/a que le acicala.

Este comportamiento es una forma de que todos los miembros del grupo tengan el mismo olor. Un olor que es imperceptible para nosotros, pero que es muy importante para ellos, ya que así podrán reconocerse a varios metros de distancia, pues su vista no es muy buena (ven el mundo borroso, como si alguien hubiera perdido las gafas).

¿Por qué los gatos se acicalan tanto?

Aunque ahora el gato tenga posibilidad de vivir dentro de un hogar, antaño esto no era así. Al vivir en la naturaleza, tiene muchos enemigos. Depredadores que, si detectan su olor corporal, podrían acabar con él en cuestión de segundos. Una manera de evitarlo es mediante el acicalamiento.

El acicalamiento consiste en eliminar toda la suciedad posible del pelo, al mismo tiempo que lo mantiene desenredado gracias a su lengua, la cual en su superficie tiene como ”ganchos” muy pequeños en los que se queda enganchada la suciedad, los pelos muertos y algunos parásitos externos.

Al hacerlo, se mantiene limpio, por lo que evita que alguien pueda encontrarlo. Claro que, cuando vive en una casa o piso, más que por su propia protección lo hace únicamente para estar aseado. No le gusta nada sentirse sucio, y de hecho, si está muy enfermo y ha dejado de acicalarse, tendremos que encargarnos nosotros de hacerlo pues de lo contrario podría poner en riesgo su vida.

Gatito aseándose

Así pues, si ves que tu gato se asea… simplemente sonríe 🙂 . Eso sí, si ves que se acicala demasiado, incluso llegando a morderse, no dudes en llevarlo al veterinario pues podría tener parásitos o una enfermedad como por ejemplo alergia.

Todo para tu gato
Cuida a tu gato como se merece con estas recomendaciones que te hacemos y que le encantarán. Además, puedes aprovechar alguna de las ofertas que hay ahora mismo disponibles:
CamasÁrbolesComida

Categorías

Curiosidades

Monica Sanchez

Considero a los gatos unos animales magníficos de los cuales se puede aprender mucho de ellos, y también de nosotros mismos. Se dice que estos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *