¿Por qué las gatas se comen a sus gatitos recién nacidos?

mamá gata y su gatito comiéndole la oreja

El hecho de que tener a una gata embarazada siempre es motivo de alegría, sobretodo si los pequeños han podido ser colocados en buenos hogares antes de nacer (algo que, por cierto, se debería de conseguir para evitar problemas a posteriori). Pero a veces las cosas no salen como esperamos.

Puede que tenga un buen parto, pero si no se siente del todo a gusto podría suceder lo peor. Así que si alguna vez te has preguntado por qué las gatas se comen a sus gatitos recién nacidos, a continuación te voy a hablar de este extraño comportamiento.

Estrés

Es una de las causas más comunes. Los humanos que adoramos a los gatos, especialmente los niños, cuando vemos a una camada de gatitos queremos tocarlos, cuidarlos, estar con ellos… Y eso es justo lo que NO quiere la gata. Ella desea estar tranquila, en su cama, y ocuparse de su prole ella sola. Está preparada para eso. No necesita a los humanos, ni tampoco a otros peludos para hacer de madre.

Por este motivo, es muy importante proporcionarle un refugio seguro, como una habitación en la que no vaya gente, explicarle a la familia que deben de respetar a la gata y a sus pequeños, y sobretodo mantener, si los hubiera, a otros animales alejados de ella.

Crías que nacen débiles

Cuando una hembra, de cualquier raza, se come a su cría enferma o débil lo hace por un buen motivo: en la naturaleza no sobreviviría y, por lo tanto, no va a querer gastar energía en cuidarla. Es duro, pero… es así. La gata, aunque viva en el mejor hogar del mundo, sigue su instinto.

Y es que, si bien los humanos podemos salvar las vidas de los peluditos que están mal, nuestra querida peluda no lo sabe. Por eso, es aconsejable estar pendientes del parto, por si hubiera alguna cría que naciera mal.

mama gata aparta gatito

Falta de instinto materno

A veces lo que ocurre es que, simplemente, la gata no tiene interés en cuidar de sus crías. Puede ocurrir si es una madre primeriza, si está a punto de tener el celo de nuevo, o si se ha sentido estresada durante el embarazo y/o parto por ejemplo.

Por eso, para salvar al mayor número de gatitos hay que observar el comportamiento que tiene con ellos. Si vemos que están en peligro, los separaremos de la madre y nos haremos cargo nosotros de ellos (en este artículo te explicamos cómo).

No reconoce a sus crías

Ocurre en gatas que han necesitado una cesárea por ejemplo. Y es que durante un parto natural el cuerpo libera oxitocina, que es una hormona que hace que enseguida sienta cariño por sus pequeños y quiera protegerlos; pero claro, tras una operación esto no siempre pasa, por lo que puede ocurrir que vea a sus gatitos pero no los reconozca.

Por este motivo, y para reducir el riesgo de que se los coma, hay que evitar en lo posible manipularlos ya que el olor humano elimina el de la gata, lo cual hace que tenga más dificultades para reconocerlos como suyos.

Mastitis felina

La mastitis es una enfermedad que afecta a las glándulas de las mamas de una gran variedad de animales mamíferos. Causa mucho dolor cuando tratan de mamar, tanto que puede llevar a la madre a rechazar a sus crías e incluso a acabar con ellas para no sentirlo.

Si no se trata es mortal, de ahí que sea muy, muy importante llevarla al veterinario lo antes posible.

Se siente amenazada

Es posible que la mamá gata se sienta amenazada por otros animales, incluidas las mascotas con las que la madre gata antes se sentía cómoda, pero que ahora que tiene bebés, ya no se siente tan segura. También puede sentir que las personas que hay alrededor son una amenaza.

mama gata con su cria

Una vez que los gatitos alcanzan la edad del destete, normalmente es el momento en que se le puede presentar a otras mascotas y personas. Es necesario hacerlo gradualmente para no poner en peligro a los gatitos. Pero antes de que estén preparados para el destete no es buen momento para presentárselos porque si la madre se siente amenazada podría acabar con la vida de sus bebés.

Comportamientos normales pero que son señales de alerta

Existen algunos comportamientos en las madres gata que aunque son normales, son señales de que algo no va bien y que la madre podría acabar con la vida de sus gatitos por estrés o inseguridad. En este sentido, será necesario prestar atención a su comportamiento para evitar que esto ocurra.

Mueve demasiado a los gatitos

La madre gata puede mover a sus gatitos con frecuencia. Esto puede ser una señal de que no se siente segura donde está ubicada. Si te das cuenta de que se siente insegura, será mejor proporcionarle un lugar donde se siente cobijada, protegida con sus gatitos y sin que nadie le moleste.

Rechaza a los gatitos

Algunas madres gata pueden rechazar a su camada o a alguno de sus gatitos. Algunos factores que hace que esto ocurra puede ser que los humanos estén tocando demasiado a los gatitos o que tengan algún defecto de nacimiento. En este sentido, será necesario limitar la interacción con los gatitos hasta que tengan por lo menos cuatro semanas de vida (a no ser que sus vidas corran peligro por algún motivo).

Ignora a sus gatitos

También puede ocurrir que una madre gata ignore a sus gatitos, y esto no es lo mismo que rechazarlos. Quizá se siente sobre ellos, que no les permita alimentarse… esto puede ser una respuesta para el entorno. En este sentido será necesario limitar la interacción humana con los gatitos y la gata y observar cómo evoluciona su comportamiento.

mama gata y sus crias pequeñas

La gata es agresiva

La agresión puede aparecer por diversas razones, aunque la más habitual es porque la gata se siente amenazada de alguna manera. La gata podría gruñir o atacar a otros animales o personas que se acerquen a sus gatitos para protegerles, si ve que no es posible protegerles o siente que la amenaza es demasiado real, entonces podría comerse a su camada. Por eso es tan importante permitir que la gata se sienta segura todo el tiempo. Observa a la gata desde la distancia solo interfiere si sus bebés requieren atención de emergencia.

Qué hacer si la madre se come a sus gatitos

Puede ser bastante aterrador ver como una madre se come a sus gatitos, pero es esencial que mantengas la calma. Evita reaccionar de manera exagerada ya que eso solo agravará la situación.  En lugar de rechazar a la gata, comprende por qué lo ha hecho en primer lugar. Normalmente la gata tiene una razón para hacerlo, aunque no quieras verlo.

Comprender lo que está pasando con la madre y los gatitos es el primer paso para tratar el problema. Si te das cuenta que alguno de los gatitos está más débil tendrás que abaratarlo de la camada para evitar que la madre se lo coma. Tendrás que alimentarle y mantenerle seguro todo el tiempo. Recuerda que, si tienes que separar al gatito de su madre, serás responsable del bebé gato hasta que sea capaz de comer por sí solo.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad, pero, sobre todo, que no veas a tu gata con malos ojos ni la rechaces. Piensa que ella solo actúa por instinto, nada más. Averigua por qué se come a las crías, y así podrás evitar que vuelva a suceder. De todas formas, déjame recordarte que si no puedes hacerte cargo de los pequeños, y para tratar de reducir la superpoblación de gatos, lo ideal es castrarla.


2 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   yariel dijo

    mi gata mato a sus cuatro gatitos hoy miercoles 18’3’2020 cuandome levante a darle alimento a su madre vi cuatro cabezas de gatitos bajo mis pies y no creyendomelo aun corri hacia lahavitacion de mi patio alejada de la casa y solo pude ver cuatro cuerpos irreconocibles a lo que eran antes. la verdad es que creo que es mi culpa fue todo mi culpa porque estaba muy cansado y me dormi en la moche y se me olvido darle su comida y creo que por eso los mato si lo se soy pesimo cuidando mascotas no importa que sean,cuanto las cuide,o cuanto amor les de siempre terminan igual.

    1.    Monica Sanchez dijo

      Hola Yariel.

      No te atormentes. Déjale el plato lleno de comida siempre, y listo. Así no tienes que estar tan pendiente.

      Ánimo.